Economía

10-02-2024 14:03 - en marzo

Presentarán un proyecto de Transición Energética para "bajar costos y crear empleo"

Será puesto a disposición del Gobierno y las fuerzas políticas con representación parlamentaria por un conjunto de entidades del sector. Busca acelerar las inversiones para cumplir con los compromisos internacionales al 2030. De no ocurrir, aseguran, el país corre el riesgo de enfrentarse a barreras paraarancelarias.

Por Marcelo Btiz
Por Marcelo Bátiz
10-02-2024 | 14:03
La iniciativa es liderada por Cader pero va a ser presentada en marzo por el sector privado de la energa en general Foto archivo
"La iniciativa es liderada por Cader, pero va a ser presentada en marzo por el sector privado de la energía en general" / Foto archivo.

Un conjunto de entidades del sector privado presentará en marzo un proyecto de ley de Transición Energética que pondrán a disposición del Gobierno y las fuerzas políticas con representación parlamentaria, a fin de acelerar las inversiones para cumplir con los compromisos internacionales al 2030, bajar los costos de la economía en general a partir de la limpieza de la matriz e impulsar la creación de nuevos puestos de trabajo.

El anuncio fue formulado a Télam por Marcelo Álvarez, representante del Comité Solar de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader), líder de una iniciativa de la que también participaron integrantes de las asociaciones de distribución, generación y transporte y especialistas del área energética de la Unión Industrial Argentina (UIA) y las entidades agropecuarias.

Álvarez alertó que si el país no encara la transición energética, corre el riesgo de enfrentarse a barreras paraarancelarias con un impacto similar al que representó en el siglo XX la aftosa en el sector ganadero.

Telam SE

- ¿En qué consiste el proyecto de ley de Transición Energética?
- La iniciativa es liderada por Cader, pero va a ser presentada en marzo por el sector privado de la energía en general. Invitamos a todas las instituciones que están trabajando en la redacción (Adeera, Ateera, Ageera, Cammesa, distintos ministerios del gobierno relacionados, universidades, las instituciones del campo, la UIA). Está la demanda, la oferta de los transportistas, los distribuidores, todo el sector de la energía reunido. Cader inició la convocatoria con la convicción de alcanzar el proceso de las cinco "D" (Descarbonización, Descentralización, Digitalización, Diversificación y Democratización). Hace falta financiamiento externo y la única forma que Argentina, en la coyuntura actual, acelere el proceso bajando tasas y periodos más largos de repago, es con financiamiento climático.

La transformación del país en el momento político en el que está requiere inversión externa, que la economía por sí misma no está produciendo y para eso, tanto en infraestructura de transporte y distribución como mayor generación, hace falta una hoja de ruta.

La intención es presentarle al Gobierno -no solamente el Poder Ejecutivo, sino también el Legislativo- un proyecto que no sea sesgado de una posición partidaria u otra, sino que represente el pensamiento del sector privado, de cuál podría ser una matriz energética y eléctrica aspiracional 2040-2050, pero con fuerte foco en los próximos cuatro años y cómo crear empleo y bajar costos a partir de la limpieza de la matriz.


- ¿En qué situación está la Argentina, teniendo en cuenta los desafíos para el 2030 y el 2050?
- Argentina todavía está muy por debajo de su potencial. Si bien tiene 0,7% de las emisiones globales de gases termo activos, tiene 60% más de emisiones per cápita que la región. Y, como todo el resto de los países, va a enfrentar un escenario del comercio internacional con dos barreras paraarancelarias que van a tener la función que tuvo la aftosa en el siglo XX: la huella de carbono y la intensidad energética. La huella de carbono marca cuánto carbono emití para producir determinado producto y la intensidad energética es cuán eficiente es mi cadena energética para poder producir ese producto. Esos dos indicadores en Argentina están peor que la media mundial y tiene que mejorar para no perder competitividad.

Un captulo del proyecto son las energas renovables Foto archivo
Un capítulo del proyecto son las energías renovables / Foto archivo.

- ¿Cómo se compone el proyecto de ley?
- El esquema del documento lo dividimos en siete capítulos que podrían ser leyes independientes: Hidrógeno; Movilidad sustentable; Diversificación; Oil and gas; Renovables; Financiamiento e Infraestructura de redes. Buscamos tener un documento sólido que represente el pensamiento del sector privado y aprovechar una coyuntura en la que el Parlamento está fragmentado y solamente podrán impulsarse iniciativas que tengan consenso general.

La presentación de la hoja de ruta del sector es para darle la posibilidad a los distintos bloques del Parlamento a que se apropien de esa iniciativa y no sea botín de disputa entre un sector u otro de las bancadas. Creemos que tenemos una buena oportunidad, todos los legisladores acompañaron el espíritu y buena parte del contenido. Lo que nos decían en su momento -a fines del año pasado- es que era improbable que una ley que tocaba tantos intereses pueda ser tratada al mismo tiempo. Pero hoy, en otra coyuntura, puede ser que sea probable.

Nuestro escenario de máxima es la ley completa. El escenario intermedio, cada capítulo de la ley (podrían salir dos, tres o cuatro leyes en vez de una de transición). Y el escenario de mínima, poner en el centro de la discusión de la clase política la necesidad de una hoja de ruta energética que nos permita salir a buscar financiamiento apropiado tanto en tasa como en periodo de pago.


- ¿Confía en su aprobación, teniendo en cuenta los intereses en disputa?
- Los legisladores de distintos sectores, en privado, hablan laudatoriamente de la iniciativa y les gusta el contenido. Habrá que ver en la práctica la negociación en el Parlamento. Creemos que como genera empleo, baja costos y le permite al Ejecutivo de turno salir a buscar financiamiento más barato, debiera tener una oportunidad de éxito. No somos ingenuos, sabemos que hay mucho lobby, cuando uno quiere transformar una realidad afecta intereses que hoy se benefician con que la matriz sea más cara y que sea con la segmentación que tiene hoy basada en fósiles. El sector que se va a ver afectado seguramente va a dar batalla, pero creemos que hay una posibilidad de éxito.

Por qué la energía renovable, además de limpia y barata, es un recurso democratizador

La posibilidad de autogeneración, participación de usuarios residenciales y una mayor descentralización a partir de emprendimientos de menores dimensiones que las centrales térmicas, nucleares e hidroeléctricas, otorgan a las energías renovables un perfil más democratizador que el que puedan ofrecer las tradicionales.

Así lo sostuvo el representante del Comité Solar de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader), Marcelo Álvarez, quien a su vez resaltó la "buena predisposición" del equipo de funcionarios de la Secretaría de Energía, encabezados por Eduardo Rodríguez Chirillo.

En diálogo con Télam, Álvarez puso de relieve los beneficios que los proyectos de energías renovables (solar, eólica, biomasa y pequeños emprendimientos hidroeléctricos) aportan a la sociedad en general con "un sistema eléctrico más limpio, más barato y más democrático".

La condición de un recurso limpio está implícita en una modalidad de generación renovable que no se vale del uso de combustibles fósil y, por ende, no es contaminante, en tanto la significativa baja en los costos de producción e instalación también la ha convertido en una opción más económica que las tradicionales, al contrario de lo que ocurría hace pocos años.

Pero el directivo de Cader agregó como tercera característica el perfil democrático, en la medida que le permite a la sociedad "tener la energía más descentralizada, con autogeneración y mayor desarrollo de las economías regionales y mejor participación de los actores residenciales", algo que puede comprobarse, por ejemplo, con la instalación de paneles solares y pequeños aerogeneradores domiciliarios en muchos hogares europeos.

Asimismo, "cuando se ve generación distribuida con renovable en el mundo, se ve que además ese jugador es más eficiente en su consumo, porque empieza a ver en la factura que no solamente paga la electricidad que compra de la distribuidora, sino lo que él mismo inyecta", planteó.

Álvarez señaló que, en el nuevo paradigma energético, el usuario responsable "empieza a consumir fuera de los horarios pico, a diversificar y descentralizar, a hacer los electrodomésticos más eficientes, a fijarse en el etiquetado".

"Todo lo que mostró la generación distribuida alrededor del mundo es que ese actor se vuelve más eficiente y que toma decisiones activas en la matriz energética", ponderó.

De todos modos, advirtió que esa transición no está exenta de complicaciones, porque "cada vez que se transforma algo transversal, como la energía, van a verse afectado distintos jugadores".

Al respecto, señaló que "el sector que se va a ver más afectado con una necesidad de transformación (no desaparición, porque es gradual el proceso de sustitución), obviamente es el gas, pero no es el único", en un proceso en el que "se va a tener que trabajar con los gremios" y que "la construcción y el transporte van a demandar muchos cambios".

"Si se ve la oportunidad, se va a generar una sociedad más limpia, más inclusiva, con más empleo, pero toda transformación hace que crujan las estructuras y que algunas tengan que transformarse. Y obviamente los que tienen que transformarse a veces son más proclives a transformaciones y a veces son más resistentes", analizó.

Newsletter

También te puede interesar