Sociedad

04-12-2023 18:33 - recuerda a una víctima de femicidio en Austria

El colectivo Ni Una Menos tiene una plaza con su nombre en Viena

Natalia Hurst, una soprano argentina instalada en Austria, creó la filial local de la ola violeta. Ella impulsó y logró que se aprobara un proyecto para que un espacio público ayude a concientizar sobre la violencia de género en la ciudad de Viena. 

Por Eva Marabotto
Por Eva Marabotto
04-12-2023 | 18:33
El colectivo Ni Una Menos frente al cartel que indica el nombre de la plaza Foto gentileza Natalia Hurst
El colectivo Ni Una Menos frente al cartel que indica el nombre de la plaza. (Foto: gentileza Natalia Hurst).

Desde la semana pasada una plaza del barrio Alsergrund de la ciudad de Viena, en Austria, se llama “Ni Una Menos”, así, en español, con su correspondiente traducción al alemán. Fue un proyecto aprobado en marzo en el 9no Distrito para contar con un lugar central de conmemoración contra los feminicidios. 

La inauguración forma parte de los 16 días de activismo que planeó la filial austríaca del movimiento contra la violencia contra la mujer que nació en la Argentina y se extendió por todo el mundo

“Para este año, en el que el tema, felizmente, está instalado en las calles de Viena, planeamos tres actividades: un encuentro para hacer un collage con un protosindicato de chicas niñeras que se está armando y tiende a agrupar a quienes trabajan de eso en Austria que son mayormente latinoamericanas. También hubo una performance y un stand en la biblioteca local”, cuenta la soprano argentina Natalia Hurst, una de las motorizadoras de la llegada de la ola violeta al país donde está radicada desde 2001.

La campaña comenzó el 25 de noviembre, Día de la No Violencia contra la Mujer y terminará el 10 de diciembre, pero el plato fuerte fue la imposición del nombre del movimiento feminista a un espacio público de la ciudad.



“La propuesta surgió de dos concejalas, Neslihan Turan Berger (Partido Verde) y Momo Kreuz (Damma Wos) y nosotros la apoyamos y juntamos 500 firmas que la avalasen para que la ciudad la tomase. Después fuimos a defenderla cuando se debatió y finalmente en marzo fue aprobada”, cuenta Hurst, quien comparte el colectivo que se define como “un grupo activista feminista decolonial, independiente políticamante y sin ánimo de lucro”.

“Nos financiamos a través de nuestras actividades, conferencias y talleres. Elegimos no ser cómplices de la cultura del abuso que impera en nuestra sociedad: Asumir responsabilidades, informarnos, repensar, crear conciencia y alternativas”, cuentan en su manifiesto.

El movimiento que naci en nuestro pas en 2015 ya marc huellas en Austria Foto gentileza Natalia Hurst
El movimiento que nació en nuestro país en 2015 ya marcó huellas en Austria. (Foto: gentileza Natalia Hurst).

La imposición del nombre a la plaza se da en un año en el que Austria registró 26 femicidios. El lugar elegido queda frente al quiosco de la estación de metro donde Ashraf A., de 47 años, golpeó a su ex pareja Nadine W. el 5 de marzo de 2021. Luego la ató, la roció con gasolina, le prendió fuego y cerró el puesto para que no pudiese escaparse. Nadine estuvo hospitalizada un mes pero llegó con el 75 por ciento de su cuerpo quemado y los médicos no pudieron salvarla.

En primera instancia la idea era ponerle el nombre de Nadine a la plaza, pero su familia se opuso y. por eso, se llama Ni una Menos en español. "Es un espacio conmemorativo para #Nadine y para todas las demás víctimas de femicidio en esta ciudad”, explica Hurst, quien estuvo en el acto de imposición de nombre con una tiara de rosas rojas en la cabeza.

“Debemos hacer visible la violencia extrema e invisible contra las mujeres para pedir al gobierno que actúe y a la comunidad que muestre su solidaridad. También intentamos ser un puente entre las víctimas de la violencia -especialmente en la comunidad hispanohablante- y las instituciones de apoyo y los refugios para mujeres”. argumentan desde el manifiesto del grupo que logró plantar bandera en el lugar donde Wolfgang Amadeus Mozart compuso gran parte de su música. 

En espaol y en alemn Foto gentileza Natalia Hurst
En español y en alemán. (Foto: gentileza Natalia Hurst).

La filial vienesa


“En 2017 a una convocatoria que hice se sumaron tres argentinas más y adaptamos el texto de Ni UNa Menos Argentina  para leer en la marcha del 8M. Luego aparecieron compañeras de Colombia, México, Perú, Brasil y España”, cuenta Hurst desde Viena con un teclado que no tiene la letra “ñ”. “Desde entonces por el grupo pasó gente de 15 países al menos. Sobre todo es punto de encuentro para mujeres migrantes latinoamericanas que tejieron comunidad allí. Es inspiración y motor de diferentes iniciativas autogestivas feministas, ya sea desde el activismo, el trabajo social, la performance, la música o las artes plásticas, el trabajo de documentalistas e investigaciones académicas”, agrega.



NI Una Menos Austria dio origen a una decena de estas iniciativas que actualmente siguen creciendo en Viena. De esta manera se fueron construyendo puentes con grupos austríacos y de otras nacionalidades, también con organizaciones feministas locales de larga trayectoria como LEFÖ y las Casas Autónomas para Víctimas de Violencia en Austria (AÖF), quienes hoy llevan el registro "oficial" de femicidios.

En el 2023 NUM/Austria cuenta con integrantes de Portugal, Venezuela, Turquía, Serbia, Argentina, Austria, Guatemala y Chile. Desde el inicio y hasta el presente se llevan las acciones de forma interdisciplinaria y artivista.

Ni Una Menos una lucha sin fronteras Foto gentileza Natalia Hurst
Ni Una Menos, una lucha sin fronteras. (Foto: gentileza Natalia Hurst).

En el 2019 se realizó junto con la organización Chile Despertó /Viena un llamado abierto a realizar la performance de Las Tesis "Un violador en tu camino" que reunió a 80 mujeres en la Plaza de los Derechos Humanos de esta ciudad.

A partir del 2020, en plena pandemia, se creó la alianza de nuevos colectivos feministas Claim The Space que posibilita extender estos conceptos fuera de la comunidad migrante dentro del activismo local, promoviendo las marchas luego de cada femicidio, cada vez más numerosas, generando una asamblea permanente de acción contra la violencia patriarcal.

También te puede interesar