Sociedad

28-11-2023 19:44 - Más de 50 días secuestradas

La emoción de los familiares y amigos tras la liberación de las cuatro rehenes argentinas

Ofelia Roitman, Gabriela y Mia Leimberg y Clara Marman son las cuatro ciudadanas argentinas que fueron liberadas este martes por Hamas. En cambio Luis Har, pareja de Clara, todavía permanece secuestrado en la Franja de Gaza.

Telam SE
28-11-2023 | 19:44
Telam SE

Familiares y amigos de las cuatro argentinas liberadas estge martes en la Franja de Gaza por el movimiento islamista palestino Hamas manifestaron una "gran emoción" y "felicidad", y destacaron el trabajo para hacer posible la libertad de los rehenes con el objetivo de continuar las tareas "hasta que vuelva el último" secuestrado.

"Es una emoción muy grande. Clara es una gran amiga, nuestra compañera del kibutz Nir Yitzhak que fue uno de los más afectados y desde un primer momento tratamos de hacer todo los posible para lograr su libertad", dijo Moshé Rozén en diálogo con Télam desde Israel.

Entre los liberados este martes están, además de Clara Marman, Ofelia Roitman, Gabriela Leimberg y su hija Mia Leimberg en una de las dos últimas liberaciones de personas secuestradas previstas con la extensión de la tregua o pausa humanitaria negociada entre Israel y Hamas, gracias a la intermediación de Qatar. La pareja de Clara, Luis Har, aún permanece secuestrado en Gaza.

Clara fue secuestrada minutos antes de que se produjera el intento de captura de Moshe Rozen y su esposa, Diana, quienes es ese momento a pesar de estar heridos decidieron escapar a riesgo de ser "ultimados" por sus secuestradores.

Clara, Gabriela y su hija son vecinas del kibutz Nir Yitzhak "uno de los más afectados" por los ataques perpetrados por Hamas ese fatídico 7 de octubre.

"A mí me trataron de secuestrar junto con mi esposa minutos después del secuestro de Clara. Hay registros fotográficos, pero no lo sabíamos. Percibimos que trataron de sacarnos por donde se llevaron a Clara, un lugar próximo a su casa, a través de una la valla de separación entre las viviendas del kibutz y los campos cultivados", relató Rozén a Télam.

Luego relató que conoce a Clara hace muchísimos años, "incluso antes de que llegue a Israel ya cultivamos una hermosa amistad. Tuvo a su cargo la educación desde el jardín de infantes de nuestros dos hijos y sostuvo una conexión permanente con la mayoría de la población".

"La recuperación va a ser muy difícil" luego de los secuestros y la "invasión masiva y los secuestros", dijo.

"Queríamos verla caminar y sonreír"


El periodista de TyC Sports, Hernán Feler, sobrino de Ofelia Roitman, contó en declaraciones al canal donde trabaja que su "papá está feliz. Mi tía es la hermana más grande. Para mi mamá es su hermana adoptiva. Estamos felices. Queríamos verla caminar y sonreír".

"Teníamos indicios de muchas cosas, pero hasta que uno no ve, no cree. Es un primer paso importante, ahora vienen un montón de otras cosas. Hay que tener calma y tranquilidad. Esto ha sido un ataque terrorista, esto no tiene que ver con la vida o lucha de territorio. Es el desprecio por la vida que tiene el grupo Hamas", detalló Feler.



Además, reveló que tenía la información de la liberación de su tía "desde ayer a la noche. Me costó muchísimo poder dormir. Es muy fuerte todo lo que se está viviendo".

Un día antes de la liberación de Ofelia, Feler posteó en su cuenta de X: "Que sea hoy! Y sino, seguiremos esperando hasta cuando sea necesario, aunque el alma diga por favor basta. Te esperamos TÍA OFELIA DE TODOS".

Ofelia, de 77 años, llegó con su esposo Héctor al kibutz Nir Oz, en 1985. Su marido se salvó de ser secuestrado porque estaba internado por una operación de cadera, así que ella estaba sola en su hogar cuando los integrantes de Hamas invadieron territorio israelí. No fue la primera vez que debió correr a guarecerse de ataques sorpresivos, pero en esta ocasión todo fue distinto.

El refugio en cada vivienda es para que la familia pueda resguardarse de bombardeos, pero no está preparado para contener un ingreso violento, de hecho, las puertas son de fácil apertura porque no disponen de trabas de seguridad.

Ese fue el motivo por el que muchos habitantes de los kibutzim del sur de Israel fueron secuestrados o asesinados fácilmente, víctimas de la violencia del ataque del Hamas.

Ofelia se comunicó con su hijo por WhatsApp y le hizo saber que escuchaba ruidos muy cerca, pero que no eran -en esta ocasión- de misiles lanzados desde Gaza, sino un bullicio de personas.

Su hijo le pidió que sólo enviara mensajes de texto y no audios, y si bien el mensaje llegó a destino nunca fue leído porque en su teléfono lo veía con una sola tilde de color gris: los terroristas la habían secuestrado.

"Los noticieros mostraban que el kibutz de mi tía había sido arrasado, y está totalmente devastado", aseveró Feler, quien sostuvo el reclamo de la liberación de su tía y de todos los secuestrados a través de los relatos de los partidos transmitidos por la señal TyC Sports y la realización de dos videos de los que participaron personalidades de la cultura, el deporte, el periodismo y el espectáculo como Ricardo Darín, Martín Palermo, Roberto Moldavsky, Guillermo Novellis (del grupo La Mosca), Magdalena Aicega, Carlos Retegui o Julio Lamas, entre otros.

También te puede interesar