Sociedad

09-10-2023 17:50 - "triple homicidio simple con dolo eventual"

La fiscalía pidió 12 años para el imputado por la muerte del hijo de Storani y su madre

En la jornada de alegatos del juicio, mientras que el fiscal solicitó una pena de 12 años de prisión, la querella pidió un año más de condena para Pablo Torres Lacal, el piloto de la lancha. Además de Manuel Storani y su madre, María de los Ángeles Bruzzonne, en el hecho ocurrido en 2016 también murió un amigo del acusado.

Telam SE
09-10-2023 | 17:50
Foto Daniel Dabove
Foto: Daniel Dabove

El fiscal Diego Callegari pidió este lunes una pena de 12 años de prisión de cumplimiento efectivo y la querella 13 para Pablo Torres Lacal por el "triple homicidio simple con dolo eventual" de Manuel Storani, hijo del dirigente radical Federico Storani, la madre de éste, María de los Ángeles Bruzzone, además de un acompañante que viajaba con el acusado, por el choque de lanchas en el que fallecieron estas tres personass en el delta del partido bonaerense de Tigre.

La defensa, por su parte, solicitó la absolución del imputado.


Para Callegari, "está por demás acreditada la autoría penalmente responsable de Torres Lacal" y subrayó que "no existen dudas de que el 31 de marzo de 2016 Torres Lacal conducía la embarcación -Shark II- a máxima velocidad con movimientos ondulantes hacia ambos márgenes del canal Vinculacion".

Después de las palabras del fiscal, el abogado de la querella, Carlos Acosta, pidió 13 años de prisión para el imputado. Y luego del cuarto intermedio dispuesto por el tribunal, la defensa solicitó la absolución del acusado.

Previo al inicio de los alegatos, más de 50 familiares y amigos de Manuel se congregaron en las puertas del tribunal y leyeron un poema que escribió cuando tenía 10 años y que su maestra había calificado de excelente. Una de las frases de la poseía decía: "A veces me siento como un caballo en un corral. Y otras veces como un pez feliz en su coral".

Después de recitar todos en voz alta el poema, hicieron una suelta de dos globos plateados en forma de corazón, uno llevaba escrito el nombre de Manu y el otro de Ángeles, su madre.

Federico Storani destacó que el homenaje a su hijo y a la madre de éste "es también un deseo, una exhortación a que después de tanto tiempo haya justicia. Nada va a reparar el daño que se ha hecho, es irreparable, pero al menos mitigar el dolor y, además, sobre todo Justicia".

"Lo más importante fue la etapa que hasta aquí se desarrolló, que fue la probatoria, el juicio oral y público, y de la etapa probatoria me parece que ha quedado mucho más que acreditado -más de lo que incluso yo hubiese esperado- que el acusado por triple homicidio simple con dolo eventual actuó con temeridad, desaprensión y con desprecio a la vida, que pudo haberse representado lo que podía ocurrir si seguía con esa conducta, porque tuvo avisos previos y, aun así, continuó, por lo tanto la tipificación del dolo eventual es absolutamente clara. Esperamos entonces un fallo ejemplar", aseveró Storani a Télam.

Foto Daniel Dabove
Foto: Daniel Dabove

El abogado de la querella, Carlos Acosta, adhirió a la hipótesis planteada por el fiscal y reafirmó que la calificación de dolo eventual se encuentra "plenamente probada". Y agregó un dato del expediente desconocido hasta el momento, respecto a la historia clínica del imputado de años previos al hecho: "él mismo (por el imputado) refiere que toma 2 litros de vino por semana y que consume ocasionalmente cocaína y marihuana", señaló el abogado.

En este sentido, agregó que, si bien la prueba de alcoholemia del día del hecho dio negativa, una de las testigos que declaró bajo identidad reservada aseguró que allegados le habían comentado sobre el cambio en los tubos de la muestra de sangre de Torres Lacal.

A su turno, la defensa -compuesta por los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmieri- pidió la absolución del imputado. "Si hay algo indiscutible es que este caso no es dolo eventual", sostuvo Rusconi en su alegato de cierre, y remarcó que "no hay una sola prueba directa".

"El autor doloso, como domina el riesgo, genera riesgo a terceros, nunca a sí mismo", continuó, y mencionó que su defendido también sufrió daños.

Tras la exposición de dos horas de los alegatos de la defensa, fue el turno de las palabras finales del imputado. "Escuché cosas difíciles de encajar con lo que siento que es mi personalidad. No soy la persona que dicen que soy", aseguró Torres Lacal con la voz quebrada. "Perdón de nuevo, es muy difícil estar en este lugar", concluyó entre sollozos.

Luego, el presidente del tribunal, Alberto Ortolani, informó que no adelantarían la conclusión del tribunal y convocó a una nueva audiencia para conocer la sentencia el 17 de noviembre a las 13 horas. El imputado esperará la sentencia en libertad.

A la salida del tribunal, Télam dialogó con Storani, quien remarcó que "el acusado -en sus palabras finales- no hizo ni una sola alusión a las víctimas. No tiene real dimensión de la tragedia que ha producido".

"Espero que haya Justicia. Tengo una expectativa esperanzada", agregó Storani, y lamentó que para el 25 de octubre, fecha en la que su hijo cumpliría años aún no van a conocer el veredicto.

El día de a tragedia


El hecho por el que se juzga a Torres Lacal ocurrió el 31 de marzo de 2016 cuando Manuel Storani, de 14 años, viajaba junto a su madre, María de los Ángeles Bruzzone, y otras cuatro personas en una lancha que -cerca de las 23- fue violentamente embestida por otra conducida por el imputado "que venía a velocidad máxima y haciendo zigzag", según testigos.

De la investigación judicial también se desprende que, al momento del impacto, la visibilidad era prácticamente nula.

Como consecuencia del choque, murieron Francisco Gotti, que viajaba en la lancha conducida por Torres Lacal; Bruzzone mientras era trasladada al centro de salud de la zona, y Manuel, cuyo cuerpo fue encontrado en el Río Luján tres días después. El choque ocurrió en el Canal Vinculación, a unos 200 metros de la intersección con el Río Luján.

También te puede interesar