Deportes

06-10-2023 00:28 - Copa Libertadores

Con un Romero gigante una vez más, Boca venció a Palmeiras por penales en Brasil y es finalista

Tras el 0-0 en la Bombonera, el equipo de Almirón igualó 1-1 en Brasil y ganó desde los doce pasos por 4-2 para acceder a la definición continental ante Fluminense. El arquero Xeneize fue la gran figura (con dos penales contenidos), en un choque que Boca tuvo que aguantar, sobre todo la ùltima media hora, por la expulsión de Marcos Rojo.

Por Pablo Giuliano corresponsal en Brasil
Por Pablo Giuliano, corresponsal en Brasil
06-10-2023 | 00:28
El festejo de todos los jugadores de Boca por el pase a la final Foto Cris Sille Enviada Especial
El festejo de todos los jugadores de Boca por el pase a la final / Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Boca alcanzó este jueves  su duodécima final de Copa Libertadores al vencer por penales a Palmeiras en el Allianz Arena, de San Pablo, por 4 a 2, luego de igualar 1 a 1 en los 90 minutos regulares tras la paridad sin goles de la ida en la Bombonera, con los dos primeros disparos de los brasileños contenidos por Sergio Romero, y afrontará el 4 de noviembre próximo el partido decisivo ante el carioca Fluminense en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

La postura de Boca fue similar a la que encaró con los mismos 11 protagonistas en el partido de ida en la Bombonera, aunque en aquella oportunidad, el jueves pasado, tuvo la pelota por más tiempo que esta noche en el primer tiempo, pero desde lo actitudinal su fisonomía fue la misma: ir a buscar la victoria de movida nomás.

La diferencia, simplemente o no menor, según se mire, fue que los dirigidos por Jorge Almirón apreciaron más el contraataque como el argumento a mano que le ofrecía la iniciativa de Palmeiras sobre su piso sintético y mojado por la intensa lluvia que cayó durante toda la jornada sobre el Allianz Parque.

Y esa estrategia "xeneize" empezó rápidamente a dar buenas sensaciones porque adelante la dupla uruguaya Miguel Merentiel-Edinson Cavani estaba encendida, el "Colorado" Valentín Barco hacía de las suyas por izquierda (esto es hasta pararse con ambos pies sobre la pelota para desconcertar a sus marcadores), y cuando hacía falta la pausa aparecía Cristian Medina "a lo Riquelme", guardándose la pelota y promoviendo los aplausos del propio Román desde uno de los palcos del imponente estadio paulista, mientras los 2.500 hinchas boquenses hacían lo propio desde una bandeja "pintada" de azul y oro.

Romero figura excluyente en el partido y tambin en los penales Foto Cris Sille Enviada Especial
Romero figura excluyente en el partido y también en los penales / Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Y cuando se jugaba exactamente la mitad de esa primera etapa llegó una contra por izquierda encarada por Merentiel, que sacó "a pasear" al capitán de Palmeiras, el paraguayo ex Lanús, Gustavo Gómez, que muy cerca estuvo de ser jugador de Boca, y entregó una asistencia impecable para que Cavani se sacara la "mufa" de arrastrada y convirtiera su segundo gol con la camiseta auriazul (el primero fue a Platense de cabeza) chocando contra el palo izquierdo del arco local, igual al que falló en la ida en la Bombonera y tanto le reprocharon.

Pero lo positivo de Boca fue que siguió en sus "trece" después de esa conquista y siguió con su perspectiva de ser protagonista dejándole la pelota a su rival, mientras Gómez salía a buscarlo a Merentiel a cualquier lado y siempre perdía, al punto que en ese afán por querer y no poder controlar al ex Defensa y Justicia, cuyo pase pertenece justamente a Palmeiras (está a préstamo), terminó prematuramente amonestado.

Cavani se trepa a Romero en el festejo Foto Cris Sille Enviada Especial
Cavani se trepa a Romero en el festejo / Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Así con ese mejor sabor de boca se consumió el primer tiempo para Boca, mientras Palmeiras era todo impotencia y la mejor prueba de ello es que terminó esos primeros 45 minutos con tres amonestados contra ninguno de sui rival.

Pero la segunda etapa iba a llegar con una historia diferente, porque Palmeiras, con el ingreso del chico Endrick, de 17 años, una verdadera joya que ya compró Real Madrid a cambio de 72.000.000 de euros, para tratar de hacer extrañar menos al lesionado goleador Dudú, empezó a horadar las últimas fortalezas defensivas boquenses.

El paraguayo Valdez meti su penal Foto Cris Sille Enviada Especial
El paraguayo Valdez metió su penal / Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Y esto provocó que Palmeiras merodeara cada vez con más asiduidad el área defendida por un Sergio Romero que amagaba con convertirse en figura si el 1-0 se sostenía, hasta que a los 20 minutos y como supo suceder en otras ocasiones, luego de ganarse una primera tarjeta amarilla por levantar demasiado la pierna, Marcos Rojo se llevó la segunda y consecuente roja por una barrida cerca de su área.

Almirón reaccionó inmediatamente sacando a Valentín Barco, uno de sus mejores hombres, para que ingresara Nicolás Valentini, sosteniendo esa línea de cinco armada un ratito antes cuando Bruno Valdéz relevó a Merentiel.

Y antes de que pasaran 10 minutos de esa expulsión apareció otro uruguayo, pero en este caso el de Palmeiras, Joaquín Piqueréz, el lateral izquierdo que remató desde lejos y por bajo entre las piernas de varios jugadores, lo que tapó la visión de "Chiquito" Romero, que por ello tardó en reaccionar y cuando lo hizo, si bien pudo manotear el balón con su mano diestra, no logró impedir que llegara a la red.

Almirón decidió entonces reforzar el fondo con piernas frescas e hizo ingresar a Marcelo Saracchi por un cansado Frank Fabra, pero en la misma ventana, que era la última de que disponía, quiso hacer entrar también a Jorman Campuzano, pero demoró la gestión y perdió esa posibilidad.

El cuarto de hora final volvió a poner a Palmeiras otra vez de cara al arco de Romero, que más allá de esa acción del gol, volvió a responder con excelencia para sostener la paridad hasta los penales, algo que cerca estuvo de impedir también Cavani cuando de frente al arquero Weverton se resbaló y su remate defectuoso pudo ser controlado por el arquero brasileño.

La celebracin de Boca en el gol de Cavani durante el partido Foto Cris Sille Enviada Especial
La celebración de Boca en el gol de Cavani durante el partido/ Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Pero a la hora de los 12 pasos todo es grande para "Chiquito", que hasta pareció que al recibir el empate de Palmeiras en vez de amargarse ya se entusiasmó con la definición por penales que estaba por llegar, y en la que otra vez fue alta figura al contener los dos primeros disparos de los brasileños.

La paradoja fue que Weverton, al que le habían convertido los 24 penales anteriores que le ejecutaron, terminó atajándole el primero nada menos que al propio Cavani.

Rojo fue expulsado y Boca lo tuvo que aguantar Foto Cris Sille Enviada Especial
Rojo fue expulsado y Boca lo tuvo que aguantar / Foto: Cris Sille - Enviada Especial.

Y todo fue entonces azul y amarillo en el Allianz Arena, donde a pesar de no ganar ningún partido desde los octavos de final en adelante (empató todos y los sacó adelante por penales), está en la duodécima final de Libertadores y es el que más lo hizo en la historia del certamen (ganó seis), de "las manos" de un "Chiquito" Romero que lleva atajados 12 de los 23 penales que le patearon desde que está en Boca. Como para no confiar entonces en los empates.

También te puede interesar