Policiales

02-10-2023 17:09 - Banfield

Mataron a un comisario de la Policía bonaerense en un asalto y hay un detenido

El hecho habría ocurrido luego de que varios delincuentes a bordo de sus motos intentaron robarle al oficial Gustavo Romero, que se encontraba vestido de civil y al que le dispararon en el tórax, la espalda y la cabeza.

Telam SE
02-10-2023 | 17:09
Gustavo Romero el polica asesinado
Gustavo Romero, el policía asesinado.

Un comisario de la Policía bonaerense fue asesinado de cuatro tiros por delincuentes que intentaron robarle la moto en la localidad de Banfield, partido de Lomas de Zamora, y por el crimen hay un aprehendido, informaron este lunes fuentes policiales y judiciales.

El episodio tuvo lugar en la noche del pasado domingo, alrededor de las 20.55, cuando el comisario Gustavo Romero (43), quien se desempeñaba en la delegación La Plata de la División Crimen Organizado, aguardaba vestido de civil y a bordo de su moto Kawasaki blanca a que su esposa saliera de trabajar en una farmacia ubicada en la esquina de las calles Hipólito Irigoyen y Vieytes, de Banfield, en la zona sur del conurbano bonaerense.


El hecho

En esas circunstancias, varios delincuentes armados que se desplazaban a bordo de cuatro motocicletas intentaron robarle la suya, por lo que el comisario se resistió con su arma reglamentaria y, en medio de un tiroteo, fue atacado a balazos, detallaron los voceros.

Luego, los asaltantes, que de acuerdo a lo que pudo observarse en las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona eran al menos siete, huyeron del lugar sin robar la moto de Romero, aseguraron testigos del hecho.

La secuencia, de apenas 25 segundos, quedó registrada en una cámara de seguridad de la zona, en cuyas imágenes observó cómo cinco delincuentes regresan sobre el policía y se dan rápidamente a la fuga tras el ataque, que comandó uno de ellos.

En el tiroteo, el comisario recibió cuatro disparos -dos en el tórax, uno en su espalda y el restante en la cabeza-, por lo que debió ser trasladado de urgencia al hospital Gandulfo, donde finalmente falleció.

La víctima era hermano del inspector de la Policía Federal Argentina (PFA) Diego Romero (35), quien también fue asesinado a balazos en un enfrentamiento con delincuentes ocurrido el 16 de diciembre de 2012 en Lanús.

Fuentes policiales señalaron que intervinieron en el lugar del hecho agentes de la comisaría 2da. de Banfield, quienes encontraron al menos 6 vainas servidas en la vía pública, aunque no el arma del comisario, que se cree fue robada por los asaltantes.

El hecho ocurri luego de que varios delincuentes a bordo de sus motos intentaron robarle al oficial Gustavo Romero Foto Captura de Street View
El hecho ocurrió luego de que varios delincuentes a bordo de sus motos intentaron robarle al oficial Gustavo Romero. Foto: Captura de Street View

En tanto, voceros judiciales indicaron a Télam que en la nche del pasado domingo un hombre identificado como Gustavo Alejandro Martins (25) fue aprehendido por el hecho, mientras que los pesquisas trabajaban en la mañana de este lunes para hallar al resto de los sospechosos.

El sospechoso fue localizado tras una serie de allanamientos de urgencia realizados en la zona por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Lomas de Zamora.

"Me mandé una macana, maté al policía, sino lo mataba, me mataba a mí", fue lo que le confesó Martins a su pareja, detallaron los voceros consultados.

Si bien dicha declaración no tiene validez judicial, se espera que Martins, quien posee antecedentes penales, sea indagado mañana por los fiscales Gerardo Loureyro y Lorenzo Latorre, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, quienes lo imputaron, en principio, de "homicidio en ocasión de robo".

Por otra parte, los fiscales aguardan para las próximas horas los resultados de la autopsia al cuerpo del comisario asesinado, al tiempo que los detectives de la fuerza continuaban esta tarde con las diligencias en procura de identificar al resto de los delincuentes.

En la mañana de este lunes, una vecina de la zona que se identificó como Mónica relató a la prensa detalles del hecho y afirmó que su hija vio agonizar el comisario antes de que fuera trasladado al hospital Gandulfo.

"Era temprano, no eran ni las nueve de la noche. Es una avenida muy transitada con mucha luz. Ni siquiera escuchamos las motos escapando, escuchamos los tiros nada más. Escuché dos disparos que pensé que eran fuegos artificiales y se sentía el quilombo de la calle. Mi hija vio la sangre y cómo lo subían al muchacho a la ambulancia que ya estaba inconsciente. No se si llegó al Gandulfo con vida", contó la mujer.

En tanto, los restos del comisario asesinado serán velados a partir de las 17 en la Cochería Casa Canossa, ubicada en Tucumán a 1174, de la localidad bonaerense de Lanús, y el próximo martes al mediodía serán inhumados en el Panteón Policial del Cementerio Municipal de Avellaneda.

Las fuentes policiales y judiciales agregaron que Romero es el décimo efectivo de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va del año en distintos hechos cometidos en todo el país.

El jueves pasado por la noche ocurrió un hecho similar en la localidad bonaerense de Pablo Nogués, en el que dos delincuentes intentaron robarle la moto a un subteniente de la Policía bonaerense que se encontraba de civil.

Mataron a un comisario de la Polica bonaerense en un asalto y hay un detenido Foto Archivo
Mataron a un comisario de la Policía bonaerense en un asalto y hay un detenido. Foto: Archivo

En aquella secuencia, ocurrida en el cruce de la calle Costa Rica y la colectora del Ramal Pilar de la autopista Panamericana de dicha localidad del partido de Malvinas Argentinas, dos "motochorros" armados interceptaron al policía, que alcanzó a sacar su arma reglamentaria y mató a uno de los ladrones.

El asaltante herido falleció en el lugar como consecuencia de al menos cuatro impactos de bala, y se halló a su lado una pistola calibre 9 milímetros con la numeración limada.

Otro crimen fue cometido el 10 de junio en un barrio de la capital de la provincia de Tucumán, donde Víctor Emanuel Lazarte (22), un agente que acababa de ingresar a la fuerza de seguridad provincial, fue interceptado por cuatro ladrones que se desplazaban en dos motos.

El joven se identificó como policía a pesar de que no llevaba consigo su arma reglamentaria, mientras que uno de los ladrones extrajo un arma y le disparó al cuello y al tórax.

Finalmente, fueron detenidas por tal hecho cinco personas luego de una serie de operativos realizados en la zona sur de San Miguel de Tucumán.

En 25 segundos, los asesinos del comisario lo vieron, lo siguieron y lo mataron de cuatro tiros

Los delincuentes que asesinaron anoche de cuatro disparos a un comisario de la policía bonaerense en la localidad bonaerense de Banfield, partido de Lomas de Zamora, observaron a la víctima mientras circulaban en sus motos y regresaron sobre su marcha para abordarla con intenciones de robarle la suya en un ataque a tiros que duró 25 segundos.

El hecho fue registrado por una cámara de seguridad de la zona, donde se observa en un primer momento a al menos cinco sospechosos a bordo de tres motocicletas que circulan por la avenida Hipólito Irigoyen y Vieytes, de Banfield, en la zona sur del conurbano bonaerense.

En las imágenes se observa como una pareja de "motochorros", ambos con cascos negros, da media vuelta sobre la vereda y va hacia donde se encontraba el comisario Gustavo Romero (42), quien estaba a bordo de su moto Kawasaki blanca esperando a que su esposa saliera de trabajar.

En ese momento, quien iba de acompañante, que vestía una campera azul con mangas oscuras, bajó del rodado y fue hacia el policía.

Atrás del sospechoso se ve cómo llegaron tres delincuentes más, a bordo de dos motocicletas de baja cilindrada.

Si bien las imágenes no captan el momento del disparo, se observa al primer delincuente salir rápido de escena y a un cómplice retroceder sobre sus pasos.

Según fuentes policiales y judiciales, el comisario Romero sacó su arma reglamentaria y se produjo un intercambio de al menos seis disparos con los delincuentes.

La escena, que dura apenas 25 segundos, finaliza cuando los delincuentes logran darse a la fuga, presuntamente con la pistola del policía.

A pocos metros había una cuarta motocicleta con dos ocupantes, que se investiga si también estuvo involucrada en el hecho.

Romero fue trasladado al Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde falleció a raíz de las lesiones sufridas por dos disparos en la zona del tórax, uno en la cabeza y otro en la espalda.

Por el crimen hubo un joven aprehendido, identificado por la policía como Gustavo Alejandro Martins (25), mientras que el resto de la banda es intensamente buscada.

Al comisario asesinado en Banfield le habían matado a un hermano policía en un asalto en 2012

Gustavo Romero, el comisario bonaerense asesinado de cuatro tiros por delincuentes que intentaron robarle la moto en la localidad de Banfield, partido de Lomas de Zamora, era hermano menor de un inspector de la Policía Federal Argentina (PFA) a quien también mataron durante un asalto cometido en 2012 en Lanús.

Se trata del inspector Diego Romero, quien tenía 35 años cuando fue asesinado por asaltantes cuando quiso evitar el robo a un supermercado.

Gustavo, tres años menor que Diego, se desempeñaba como comisario en la delegación La Plata de la División Crimen Organizado de la Policía bonaerense y en 2017 recordó a su hermano asesinado en un posteo en su red social Facebook.

“Hoy hace cinco años que mataron a mi hermano”, escribió en uno de los comentarios de su publicación, que fue acompañada de una foto del agente federal.

El homicidio de Diego Romero ocurrió el 16 de diciembre de 2012 cuando tres delincuentes armados ingresaron a robar al supermercado VEA de la localidad de Remedios de Escalada, partido de Lanús.

En esas circunstancias, el inspector, que se desempeñaba en la comisaría 46ta. porteña, se encontraba de civil junto a su familia en la línea de cajas y, al observar el asalto, se identificó como policía, por lo que comenzó un breve tiroteo.

El efectivo alcanzó a herir de muerte a dos de los asaltantes, pero un tercero lo asesinó de tres balazos, uno en el abdomen, otro en un hombro y un tercero en una pierna.

Los restos de Romero fueron inhumados en el Panteón Policial del Cementerio de la Chacarita, en una ceremonia en la que participó el entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni –actual ministro de Seguridad bonaerense-, y las principales autoridades de la PFA.

Newsletter

También te puede interesar