Sociedad

31-08-2023 17:45 - Sudáfrica

Al menos 74 muertos, entre ellos 12 niños, por el incendio de un edificio en Johannesburgo

Algunas de las víctimas quedaron irreconocibles por las quemaduras, en lo que podría ser uno de los incendios más mortales del mundo en los últimos años. Por el momento se desconocen las causas del siniestro.

Telam SE
31-08-2023 | 17:45
Haba al menos siete nios entre los muertos por el fuego y la vctima ms joven tena menos de dos aos Foto AFP
Había al menos siete niños entre los muertos por el fuego, y la víctima más joven tenía menos de dos años. Foto: AFP.

Al menos 74 personas, entre ellas 12 niños, murieron en un incendio que arrasó un edificio de cinco plantas en el centro de Johannesburgo, según un nuevo reporte difundido hoy por las autoridades sudafricanas.

El incendio dejó, además, 61 heridos, que fueron trasladados al hospital, indicaron las autoridades.

Thembalethu Mpahlaza, jefe de los servicios forenses de la provincia de Gauteng, donde se encuentran Johannesburgo y la capital, Pretoria, indicó que se habían encontrado 74 cuerpos, incluyendo 24 de sexo femenino, 40 masculinos y 10 que están "tan quemados" que es imposible "reconocerlos".

"También tenemos 12 niños en esta tragedia", indicó en rueda de prensa, según la agencia AFP.

El edificio afectado se ubica en una zona empobrecida de lo que solía ser el distrito empresarial de la capital económica de Sudáfrica, y había sido ocupado como residencia informal, indicó Mulaudzi.

Por el momento se desconocen las causas del siniestro, que se declaró por la noche.

Mgcini Tshwaku, miembro del comité municipal de la ciudad a cargo de la seguridad pública, señaló como probable causa el uso de velas para iluminar el interior del edificio.

"Dentro del edificio había un portón (de seguridad) que estaba cerrado, así que la gente no pudo salir", explicó Tshwaku y agregó que "muchos cuerpos quemados fueron hallados amontonados en ese portón".

Apuntó que "mucha gente pudo haber quedado atrapada en el interior cuando comenzó el incendio" y señaló que había indigentes viviendo en el edificio.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, lamentó este jueves una "inmensa tragedia para las familias, cuyos parientes murieron en unas condiciones terribles".

"Nuestros corazones están con todos los afectados por este desastre", añadió.
 

Un periodista de AFP presente en el lugar del incendio dijo que los servicios de emergencia retiraban cuerpos calcinados del edificio y los tendían bajo mantas y sábanas en la calle.

La tragedia contada por los sobrevivientes

"Doy gracias por estar vivo, muchos de nosotros corrimos, intentando encontrar la salida de emergencia y, al final, mucha gente murió a causa de la inhalación de humo", dijo Kenny Bupe, un sobreviviente que se encontraba en el inmueble visitando a un amigo.

El hombre, de 28 años, explicó que formaba parte de un grupo que logró forzar una puerta de emergencia y escapar para ponerse a salvo, mientras que otros "saltaron" desde las ventanas para intentar salvarse.

Varios testigos dieron cuenta de padres que lanzaron a sus bebés por la ventana esperando poder salvarlos.

"Había gente agarrando a los bebés y también colchones en el suelo para ellos", explicó Mac Katlego (25 años), que vive al otro lado de la calle.

El incendio, el más grave reportado en Sudáfrica, fue controlado y las búsquedas estaban próximas a concluir.

Camiones de bomberos y ambulancias estacionaron frente al edificio rojo y blanco con ventanas quemadas acordonado por la policía, mientras una multitud de curiosos se amontonaba.

El personal de ambulancias asistió a los sobrevivientes, muchos de ellos en shock o visiblemente en muy mal estado, mientras que dos mujeres se consolaban llorando en una calle próxima.

"Es un día triste para la ciudad de Johannesburgo. En más de 20 años de servicio nunca vi algo como esto", expresó Mulaudzi.

Un vecino del edificio, Noma Mahlalela, de 41 años, se refirió a una "escena de caos" este jueves temprano, con "cuerpos por el suelo por todas partes", y afirmó que la mayoría de las personas que residían en la finca eran extranjeros.

La ocupación ilegal de edificios en desuso es común en el centro de Johannesburgo, donde muchos inmuebles son controlados por grupos criminales que cobran arriendo a los ocupantes.

En junio, un incendio arrasó un edificio en esa misma ciudad, provocando la muerte de dos niños de menos de 10 años que habían quedado atrapados en un departamento.

También te puede interesar