Policiales

16-08-2023 18:36 - el caso del empresario descuartizado

Apresaron a Pilepich, uno de los dos prófugos del crimen de Pérez Algaba

Maximiliano Pilepich, exsocio y ex amigo de la víctima, fue arrestado en una casa de Paso del Rey, partido de Moreno. Actualmente solo queda un sospechoso prófugo, Nahuel Vargas.

Telam SE
16-08-2023 | 18:36
La detencin de Pilepich
La detención de Pilepich.

Maximiliano Pilepich, el principal acusado del homicidio del empresario Fernando Pérez Algaba, y quien se encontraba prófugo desde el pasado lunes, fue detenido este miércoles en una vivienda de la localidad bonaerense de Paso del Rey, partido de Moreno, informaron a Télam fuentes judiciales.

El arresto, que se concretó en una vivienda ubicada en la calle La Santa María al 2.000 de la mencionada localidad del oeste del conurbano, estuvo a cargo de efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora y del Departamento de Homicidios de la policía bonaerense.

"No se resistió en ningún momento, estaba descansando en una cama, sin remera y fue sorprendido por los efectivos policiales", dijo a Télam una fuente de la investigación que participó del operativo en un barrio residencial con casas con parques arbolados y calles de tierra.

El domicilio pertenece a una amiga de Pilepich que, a su vez, era la encargada de vender los terrenos en el emprendimiento privado "Renacer", en el partido de General Rodríguez, el mismo lugar en el que "Lechuga" Pérez Algaba (41) fue visto por última vez el 18 de julio pasado.

Fuentes de la investigación revelaron a Télam que en ese domicilio de Paso del Rey los policías ubicaron la camioneta Ford EcoSport que solía emplear el ahora detenido y que ahora quedó secuestrada, y no se hallaron armas de fuego.

El nuevo detenido será indagado el jueves por el fiscal Marcelo Domínguez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 5 de Lomas de Zamora, quien le imputará al igual que al resto de los detenidos el delito de "homicidio cuádruplemente agravado por el uso de arma, por alevosía, por codicia y por el concurso premeditado de dos o más personas".

El comerciante, que permaneció casi tres días prófugo y cuya captura internacional había sido solicitada por la Justicia, se convirtió así en el sexto detenido en el marco de la causa, en la que aún resta localizar al prófugo Nahuel Vargas, la otra persona que vio a la víctima en el predio "Renacer".

Maximiliano Pilepich durante su detencin
Maximiliano Pilepich, durante su detención.

En tanto, un comisario de la Policía de la Ciudad a quien un fiscal pidió investigar por su presunta participación en el crimen, fue pasado a disponibilidad en la fuerza y este miércoles se presentó ante la Justicia junto a un abogado, por lo que fue notificado de las actuaciones y llamado a indagatoria para el jueves a las 8.30.

Si bien no quedó detenido, fuentes judiciales dijeron a Télam que el fiscal Domínguez le imputará el jueves también el "homicidio cuádruplemente agravado".

Se trata del comisario Horacio Córdoba, cuya detención había sido solicitada el 9 de agosto por el fiscal, aunque no fue concedida por el juez de Garantías 4 de ese distrito, Sebastián Monelos, al entender que "la prueba colectada -de momento- no permite superar el umbral de convicción necesaria como para colocar a Córdoba dentro del posible plan criminal trazado en carácter de coautor".

No obstante, al haber sido imputado en la causa por la fiscalía, el policía se presentó esta mañana ante los investigadores junto a su abogado Roberto Casorla Yalet y allí se lo notificó y se lo citó para mañana.

De acuerdo al pedido de arresto realizado por el fiscal Domínguez -al que Télam tuvo acceso-, el comisario, quien se desempeñaba en el área de comunicaciones de la Policía de la Ciudad, tenía vínculos comerciales con el principal acusado y ahora detenido, Pilepich.

Indagarán al comisario acusado de integrar la banda que mató a Pérez Algaba

El comisario de la Policía de la Ciudad, Mariano Horacio Córdoba, quien en las últimas horas fue desplazado de la fuerza, será indagado este jueves como sospechoso de integrar la banda que asesinó al empresario Fernando Pérez Algaba, luego de haberse presentado hoy con un abogado ante los investigadores tras haber sido mencionado en el expediente como la persona que le entregó un teléfono a Maximiliano Pilepich, uno de los principales sospechosos del caso que fue detenido hoy.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que la indagatoria se llevará a cabo mañana a las 8.30 en los Tribunales de Lomas de Zamora y estará a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de ese distrito, quien le imputará el mismo delito que al resto de los acusados: "homicidio cuádruplemente agravado por el uso de arma, por alevosía, por codicia y por el concurso premeditado de dos o más personas".

"Se presentó hoy junto a un abogado, se lo notificó sobre la imputación y se lo citó para mañana", dijo a esta agencia una calificada fuente judicial.

El fiscal ya había solicitado la detención del comisario Córdoba en su requisitoria del 9 de agosto pasado, el mismo día en el que pidió las aprehensiones de otros siete involucrados en el crimen, entre ellos Nahuel Vargas que es el único que permanece prófugo.

Tres días después, el 12 de julio, el juez de Garantías 4 de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos, rechazó el pedido de detención del policía, al entender que "la prueba colectada -de momento- no permite superar el umbral de convicción necesaria como para colocar a Córdoba dentro del posible plan criminal trazado en carácter de coautor".

Sin embargo, en las últimas horas, el comisario se presentó ante el fiscal junto al abogado Roberto Casorla Yalet y allí fue notificado y llamado a declarar como imputado para mañana.

Casorla Yalet confirmó al canal A24 que la audiencia comenzará a las 8.30 y que su asistido responderá todas las preguntas que se le formulen ya que "es totalmente ajeno a esta situación".

"Córdoba es una persona que conozco hace más de veinte años, no necesito dar crédito sino simplemente demostrar lo que vine a demostrar en esta acusación concreta, donde el fiscal entiende, y se lo reiteró hoy a la mañana cuando nos hicimos presente, que es parte de esta estructura organizativa que terminó con la vida de Pérez Algaba", dijo el letrado.

Según Casorla Yalet, el comisario "es completamente ajeno a la situación" y aseguró que "él no solamente tiene su versión exculpatoria sino también tiene las pruebas para evacuar citas como se llama constitucionalmente después que uno declara de las pautas del 308, que es el Código de la provincia de Bueno Aires".

"Lo acusan porque supuestamente le entregó un teléfono, ese es un dato que va a ser esclarecido en el día de mañana en la audiencia", sostuvo.

Por último, el abogado indicó que al empresario Maximiliano Pilepich, detenido en las últimas horas, "lo conoce hace dos meses" y que en realidad "era muy amigo" del empresario asesinado "Lechuga" Pérez Algaba.



Y es en el marco de esa relación que el Ministerio Público cree que Córdoba le entregó a Pilepich un número de abonado telefónico con el que el acusado mantuvo diversas comunicaciones -incluso con el comisario- entre el 18 y 19 de julio pasado, días en los que se cree que Pérez Algaba fue asesinado de dos tiros por la espalda y luego descuartizado y arrojado a un arroyo de Ingeniero Budge dentro de una valija y un bolso.

Para el fiscal, el comisario, además de habilitarle la línea telefónica, instruyó a Pilepich en cómo emplear y manejar la cuestión tecnológica para evitar ser vinculado al hecho.

Si bien para el juez la prueba reunida indica que no se puede desconocer el vínculo entre ambos, no existen elementos suficientes por el momento para abonar la hipótesis fiscal que vincula al comisario con el cuádruple crimen del empresario, según indicó en la resolución en la que rechazó su pedido de arresto y avaló inicialmente el de otras cinco personas: Pilepich, Nahuel Vargas (prófugo), Matías Ezequiel Gil, Fernando Gastón Martín Carrizo y Luis Alberto Contreras, todos detenidos el pasado lunes.

La gestora y amiga de Lechuga Flavia Lorena Bomrad tambin detenida
La gestora y amiga de "Lechuga", Flavia Lorena Bomrad, también detenida.

El martes, el juez avaló el pedido de detención de la gestora y amiga de "Lechuga", Flavia Lorena Bomrad, actualmente presa y también acusada, como el resto, de homicidio cuádruplemente agravado por el uso de arma, por alevosía, por codicia y por el concurso premeditado de dos o más personas.

Domínguez afirmó que el móvil del crimen del empresario Pérez Algaba fue una deuda por 50.000 dólares y por 17 terrenos que el imputado Pilepich debía entregarle a la víctima, quien, con el fin de cobrarla, fue la tarde del 18 de julio hasta el predio "Renacer" de General Rodríguez a encontrarse con él.

Camino a ese campo, donde se cree pudo ser capturado y asesinado, "Lechuga" reconoció en un mensaje de audio que temía por su vida ante la posibilidad de ser baleado, según las pruebas aludidas por el fiscal.

El representante del Ministerio Público consideró que, más allá de sus negocios en común, entre Pilepich y Pérez Algaba existía "una relación de amores y odio, en la que se advierte y se puede afirmar la existencia de discusiones peleas y amenazas que se efectuaban entre ambos", e incluso hace mención a un antecedente en el que el ahora acusado "le había efectuado disparos de arma de fuego" hacia la víctima, aunque sin herirlo, en el mismo campo de General Rodríguez.

El crimen de Pérez Algaba

El empresario fue visto por última vez la tarde del 18 de julio cuando a bordo de una camioneta Range Rover blanca que le había prestado Pilepich se dirigió junto a Vargas al predio "Renacer" a cobrar esa deuda.

La desaparición del empresario fue denunciada al día siguiente por la dueña de un departamento que la víctima había alquilado de manera temporal en el partido de Ituzaingó, quien, al no tener noticias suyas, se presentó en una comisaría para radicar un pedido de averiguación de paradero.

Entre el 22 y 24 de ese mismo mes, los restos seccionados de Pérez Algaba fueron hallados en una valija roja y una mochila arrojados a un arroyo de General Rodríguez.

La primera detenida por el hecho fue Alma Nicol Chamorro, hermana del ahora apresado Contreras, a quien se le adjudica ser dueña de la valija donde apareció parte del cuerpo de "Lechuga" y que continúa tras las rejas.

También te puede interesar