Internacional

08-08-2023 12:26 - En España

Se agudiza la crisis del partido Vox por la renuncia del jefe de su bancada en el Congreso

En una rueda de prensa en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, de 52 años, dijo que dejaba su banca y la política por motivos "personales y familiares", pero que continuará afiliado a la formación que lidera Santiago Abascal.

Telam SE
08-08-2023 | 12:26
La renuncia de Ivn Espinosa de los Monteros llega das despus de que Vox anunciara que apoyar la investidura como presidente del Gobierno del lder del derechista Partido Popular PP sin exigir a cambio controlar ministerios Foto AFP
La renuncia de Iván Espinosa de los Monteros llega días después de que Vox anunciara que apoyará la investidura como presidente del Gobierno del líder del derechista Partido Popular (PP) sin exigir a cambio controlar ministerios / Foto: AFP.

El jefe de la bancada del partido extrema derecha español Vox en el Congreso de los Diputados renunció a su escaño y abandonó la política, lo que profundiza una crisis en la agrupación luego de una debacle electoral que ha afectado las chances de la derecha de retomar el poder.

La renuncia de Iván Espinosa de los Monteros llega días después de que Vox anunciara que apoyará la investidura como presidente del Gobierno del líder del derechista Partido Popular (PP) sin exigir a cambio controlar ministerios, algo que reclamaba anteriormente.

El PP fue el más votado en las elecciones generales de julio pasado, pero el presidente del Gobierno en funciones, el socialista Pedro Sánchez, aliado con otras fuerzas, quedó en mejor posición para retener el cargo cuando el rey proponga un candidato a los diputados.

En una rueda de prensa en el Congreso, Espinosa de los Monteros, de 52 años, dijo que dejaba su banca y la política por motivos "personales y familiares", pero que continuará afiliado a la formación que lidera Santiago Abascal.

Durante su comparecencia sin preguntas, Espinosa de los Monteros dio las gracias a su familia, a los votantes de Vox, a simpatizantes, afiliados y voluntarios, al personal del Congreso y al grupo parlamentario, a los cargos orgánicos de su partido y, en especial, a Abascal.

"Sin él, esta aventura habría sido imposible", subrayó, antes de señalar que tiene la "esperanza" de verlo "más pronto que tarde" como presidente del Gobierno.

Vox perdió 19 escaños en los comicios del 23 de julio, aunque siguió siendo la tercera fuerza política del Congreso, con 33 bancas.

El Gobierno en funciones de Sánchez dijo que la renuncia evidenciaba una "crisis importante" tanto en Vox como el PP y la vinculó a la decisión del partido de extrema derecha de renunciar a integrar un eventual Gobierno liderado por el secretario general del PP, Alberto Núñez Feijóo.

"Creo que en este momento hay una crisis importante no solamente en Vox, sino también en el Partido Popular", dijo la ministra de Hacienda y Función Pública en funciones, María Jesús Montero, del partido socialista PSOE de Sánchez.

"Creo que en este momento hay una crisis importante no solamente en Vox, sino también en el Partido Popular"María Jesús Montero

Montero dijo que aunque no le gustaba "especular", interpretaba que "el señor Espinosa de los Monteros no está compartiendo el que efectivamente Vox se retire de formar parte ahora o en el futuro de un gobierno con el Partido Popular".

La ministra en funciones reiteró la postura del Gobierno saliente de que Núñez Feijóo intenta "confundir" a la ciudadanía sobre sus posibilidades de ser investido presidente cuando no cuenta con los apoyos necesarios en el Congreso.

Exdiputados de Vox reaccionaron a la renuncia de Espinosa de los Monteros criticando la deriva de la formación de Abascal.

"Este partido del que muchos hacían una caricatura que, como toda caricatura era injusta e hiperbólica, ha decidido parecerse a ella y no al épico retrato que algunos, con Espinosa de los Monteros de maestro, iban pintando", dijo el exdiputado Rubén Manso.

Vox será "será el primer partido de la derecha no convencional que fracasará en Europa", agregó en un artículo publicado en el diario digital español VozPópuli.

Aunque el PP fue el más votado en los comicios, Sánchez, en el poder desde 2018, se encuentra técnicamente más cerca de volver a ser investido una vez que se instale el nuevo Congreso, la semana próxima, con el apoyo de partidos independentistas de Cataluña, País Vasco y Galicia.

Feijóo insiste en que, por haber ganado su partido, debería ser investido presidente, pese a que, según la forma de Gobierno parlamentaria de España, gobierna el partido o la alianza que reúne una mayoría en el Congreso, independientemente del resultado de los comicios.

Complica los planes de Feijóo el rechazo que generan en España las políticas euroescépticas y antifeministas de Vox, y la posibilidad de la llegada al Gobierno de la ultraderecha por primera vez desde el fin de los casi 40 años de dictadura de Francisco Franco, en 1975.

Feijóo intentó alejarse de Vox antes de las elecciones, pero la cercanía se hizo evidente, en plena campaña para las generales, con negociaciones y pactos para gobernar comunidades autónomas de España cuyas autoridades se renovaron en comicios regionales en mayo.

El domingo pasado, días después de trascender una reunión secreta entre Abascal y Feijóo, Vox dijo estar dispuesto a apoyar la investidura del líder del PP sin exigir entrar en el Gobierno.

Vox dijo que había dado el giro para evitar un nuevo Ejecutivo del PSOE de Sánchez aliado con partidos independentistas a los que calificó de "enemigos de España".

Feijóo calificó de "avance" la nueva postura de Vox para apoyar su investidura sin exigir entrar en un eventual Gobierno y manifestó que buscará "un acuerdo amplio y constitucional" para poder gobernar en solitario, pese a no contar aún con el apoyo necesario.

También te puede interesar