Internacional

08-08-2023 15:50 - desplome de cotizaciones bancarias

Meloni dispuso un impuesto de 40% a las ganancias extraordinarias de los bancos

La decisión alcanza a las entidades que hayan ganado en 2023 un 6% más que el año anterior, y los que en 2022 hayan tenido una ganancia de más de 3% frente al ejercicio precedente. Reacción "negativa" de los bancos en medio de bajas en la bolsa local.

Por Corresponsal
Por Corresponsal
08-08-2023 | 15:50
Foto Twitter
Foto: Twitter.

Las cotizaciones de las acciones de los bancos italianos registraron este martes un desplome, tras el decreto-ley dispuesto por la primera ministra, Giorgia Meloni, que grava en un 40% a las ganancias extraordinarias de los bancos que hayan ganado 6% o más durante el año pasado.

En la Bolsa de Milán, el papel de la Banca Mediolanum cerró hoy con un descenso de 5,96%, Unicredit retrocedió 5,94%; Intesa San Paolo. -8,67%; Banca Monte dei Paschi di Siena, -10,8%; BPM, -9,09%; FinecoBank, -9,91%; y BPER, -10,94%.

En base a cálculos de analistas, estas acciones en su conjunto perdieron más de US$ 11.000 millones en capitalización de mercado.

Según el texto de la norma dado a conocer este martes por el Gobierno y que fue aprobado en la noche del lunes en la reunión del Consejo de Ministros, los bancos que hayan ganado en 2023 un 6% más que el año anterior, y los que en 2022 hayan tenido una ganancia de más de 3% frente al ejercicio precedente, pagarán una tasa del 40% sobre la diferencia obtenida de manera extraordinaria.

El monto del impuesto, en cualquier caso, no podrá superar una proporción igual al 25% del valor de los activos del banco.

La medida, explicó el vicepremier Matteo Salvini, es "una norma de equidad social que se dedicará a una ayuda para los préstamos de compra de la primera vivienda y a una rebaja de impuestos" para personas y empresas.

"Se aplica entonces un impuesto del 40% a las ganancias multimillonarias de los bancos", planteó Salvini

Los bancos de la Eurozona registraron un fuerte incremento de sus ganancias a partir de la suba de tasas de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE).

En otros países como Gran Bretaña hubo campañas en los últimos meses para aplicar un impuesto similar al dispuesto por Meloni, mientras que el gobierno de Pedro Sánchez, en España, aplicó el año pasado un impuesto temporal de 4,8% sobre el margen de intereses y comisiones netas de las entidades.

“Uno solo tiene que mirar en los ingresos de los bancos de la primera mitad del 2023, fruto también de las subas de tasas del BCE, para darse cuenta que no estamos hablando de unos pocos millones sino de miles de millones”, afirmó Salvini.


El funcionario, cabeza de la fuerza derechista Lega Nord, afirmó que las subas de tasas implicaron un mayor costo del dinero “para familias y empresas” pero que no hubo una contraprestación igual para “los consumidores que tienen depósitos en cuentas corrientes”.

Precisamente, lo que hará el impuesto es gravar el 40% del margen de interés neto, que es la diferencia entre lo que le paga a los ahorristas y lo que ingresa en concepto de intereses de créditos.

“Hemos dicho por meses que el BCE estaba equivocado en subir las tasas y esto es una consecuencia inevitable”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Tajani al diario Corriere della Sera.

Repercusiones

El impuesto ayudará también a las finanzas de Italia: en la Eurozona desde el año próximo, se reimplementará la normativa que obliga a tener un déficit máximo del 3% del PBI. Se calcula que Italia tendrá un rojo del 3,9% este año, y un 3,3% el próximo.

En el último año, el principal banco del país, Intesa San Paolo, registró un aumento del 80% en su beneficio neto a US$ 4.620 millones, mientras que su rival Unicredit registró un beneficio semestral de US$ 4.840 millones, precisó la agencia AFP.

Según calcularon analistas de Citigroup, en una nota difundida por la agencia Bloomberg, el impuesto –que se pagará por única vez- equivaldrá al 19% de las ganancias netas de los bancos de este año.

El gobierno estima que le permitirá ingresar US$ 2.200 millones a sus arcas

"Consideramos que este impuesto es esencialmente negativo para los bancos tanto por el impacto en el capital y las ganancias como en el costo de capital de las acciones bancarias", comentaron los analistas del banco estadounidense.

En contraposición, un analista del banco suizo Julius Baer, indicó a la agencia ANSA que las firmas “han tenido un año sólido hasta ahora dado que los márgenes de interés netos están aumentando gracias a las tasas más altas”.

“Uno de los problemas con los bancos es que le están dando más dinero a sus accionistas, lo cual incomoda dada la ayuda que obtuvieron en el masado. Los gobiernos quieren evitar que ese capital extra vaya distribuido solo a los accionistas”, opinó Stephanie Niven de la firma de inversión londinense Ninety One.

También te puede interesar