Cultura

20-07-2023 13:44 - Agencia Paco Urondo

La escritura como forma de vida

El nuevo libro "Aurora Venturini" de la poeta y periodista Inés Busquets constituye un valioso perfil de la escritora platense. Fue publicado este año por ediciones Entre Ríos.  

Telam SE
20-07-2023 | 13:44
Telam SE


Por Analía Ávila

"Quien quiera saber de mi vida, que lea mi obra", sentenció Aurora Ángela Venturini y el gesto de la poeta, narradora y periodista Inés Busquets fue tomar este desafío y redoblar la apuesta. Su último libro, “Aurora Venturini”, publicado este año por ediciones Entre Ríos, no es una biografía clásica sino que se trata de un valioso perfil; es la mirada poética y también rigurosa de Inés indagando en la vasta obra de la escritora platense, con una investigación que reunió a diversas fuentes bibliográficas, audiovisuales y también testimonios de quienes conocieron a Aurora en distintas etapas de su vida.

“Aurora Venturini”  fue presentado en mayo pasado en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Participaron en la charla la autora, la editora Andrea Urman, la ilustradora María Luque y el poeta Martín Rimbretaud.
Dante y Beatriz.

La cita de “La Divina Comedia” que abre el libro anticipa la presencia de Dante que sobrevuela gran parte del relato. En un juego de espejos y dobles, Inés y Aurora comparten ser poetas y narradoras, ambas escribieron perfiles biográficos, son platenses y peronistas. "Camino las calles de La Plata como Beatriz a orillas del Leteo, no recuerdo sólo busco huellas", expresa Inés en la introducción. Y agrega: "Sin querer voy en círculos como Dante". Venturini tomó el pseudónimo  “Beatriz Portinari” influenciada por su abuelo Juan Bautista que le leía en voz alta a Dante en italiano.

"Aurora Venturini cual Dante Alighieri escribe toda su vida en la obra", narra Busquets y traza paralelismos: Aurora y Dante escribieron atravesados por el simbolismo y lo críptico. Ambos ejercieron la política y sufrieron el exilio, la tortura y la censura, atravesaron su propio infierno y lo relataron. Los dos amaron una sola vez y para siempre.

En la presentación del libro Inés comentó: “Aurora vivía en una casa (en el libro lo cuento) que tenía en la manzana dos ingresos, para ir al colegio que también quedaba cerca, daba la vuelta. Fue inevitable para mí hacer el recorrido que hacía Aurora para ir y volver de la escuela. Ella quiso hacer de su vida una obra y muy impactada por ‘La Divina comedia’, llegó al límite de querer conocer el infierno, certificar que había estado internada, que había estado en su propio infierno”.

La Plata, ciudad maldita



La ciudad de La Plata donde nació Venturini en 1921 es un eje fundamental en su escritura, Aurora dijo que todo lo que sucede en sus obras transcurre allí. Cuenta Busquets que según los mitos fundantes, es una ciudad maldita pensada por una logia masónica. Esto se ve en las calles, los planos, la simetría y los símbolos que la representan: el compás, la escalera, la escuadra, el círculo, la estrella y sobre todo los números de sus calles. "La ciudad maldita procrea a la poeta maldita", expresa Inés en otro juego de dobles.

El bosque platense es muy mencionado en su obra. “Fue su lugar: de retiro cuando sentía angustia o necesitaba dispersarse, la usina de inspiración y el escondite para encontrarse con su amor, el único, el inconcluso, el postergado”, revela Busquets.
Venturini creía en las energías negativas, le interesaban el esoterismo, lo satánico y lo fantasmagórico. Escribía a mano porque decía que las computadoras estaban malditas y su secretaria se encargaba de pasar sus obras.

Un perfil de Aurora



Inés retrata a "la mujer Modigliani", como gustaba llamarse Aurora, con estas pinceladas: flaca, desgarbada, de mirada penetrante. Odiaba y amaba en extremo. Promotora de la escritura de los jóvenes. Era del Club Estudiantes de La Plata, le gustaba el tango y pasear por el bosque platense donde en su adolescencia se encontraba con su primer amor. Fue traductora y docente. Católica y peronista.

Foto Prensa
Foto: Prensa

En la charla realizada en la Feria, Busquets se refirió a sus motivaciones para elegir el género que abordó: “El perfil, como me dijo una vez Fabián Casas, es mucho más liberador porque permite la subjetividad, la mirada. Esta no es Aurora, es mi mirada sobre Aurora. Como decía Roland Barthes toda biografía es una novela pero que no se atreve a decir su nombre, quiere decir que en todo es ficción, en lo autobiográfico también, cómo viene el recuerdo, cómo uno lo puede plasmar, es todo una ficción. Por eso elegí el perfil, para poder tener ese territorio de más libertad y poder hacer la Aurora nuestra de editorial Entre Ríos”.

Su obra y “Las primas”



Aurora tenía 85 años cuando ganó el Premio Nueva Novela de Página/12 con su obra “Las primas”. Este reconocimiento tardío la conmovió para siempre. La periodista Liliana Viola, a quien después designó como su albacea, fue quien la llamó para avisarle. “Al fin un jurado honesto”, dijo Venturini.

La escritora tiene más de 50 libros, entre poemarios, ensayos, perfiles y las nueve novelas que escribió a partir de sus 85 años. También hay prosa que todavía no se publicó. Busquets separa su vida en los períodos de su obra: la poesía y la prosa. Aurora nunca dejó de escribir. "La escritura como forma de vida, la vida como género literario", define Inés.

Consultada sobre qué libro recomendaría para empezar a leer a la escritora platense, Busquets opinó: “Después de leerla e investigarla creo que ‘Las primas’ porque es la novela más contundente, después al ir hacia atrás se descubre a otra Aurora en su poesía. Cada obra de ella tenía que ver con su vida, no dejó pasar un solo acontecimiento de su vida que no esté en una obra: puede verse una poesía adolescente, cuestiones familiares, después pasa a una prosa muy desenfadada que tiene que ver con su exilio, después de 1955”.

Peronismo



El peronismo es otro eje fundamental de la obra de Aurora. Busquets en el capítulo “Mester de amor” se centra en las figuras de Juan Domingo Perón, John William Cook y Eva Perón. También fueron importantes influencias los historiadores José María Rosa y Fermín Chávez, su segundo esposo. Si bien era ortodoxa, la figura de Néstor Kirchner la había subyugado.

En su libro Busquets profundiza en el vínculo que tuvieron Aurora y Evita. Resultado de esto fue el libro “Eva, Alfa y Omega”, donde Venturini en tono poético retrata a Eva en capítulos pequeños que funcionan como perfiles en distintos momentos de la vida de la abanderada de los humildes. 

Digresiones


Busquets hace breves intervenciones en forma paralela a la biografía, muestra los hilos de su propia escritura y reflexiona sobre la creación, su investigación y el acto de corregir; estos textos se van intercalando en el libro con apartados llamados "Digresiones". "Soy una niña jugando al detective", confiesa. Y también: "Bucear una vida también es lanzarse al vacío".

“Aurora se escribió para que nadie la escribiese”, señala Inés y agrega: “A Aurora hay que aprender a leerla”. También da cuenta de la imposibilidad de abarcar toda la obra y la vida de la poeta maldita.

En el final de la charla en la Feria del Libro, Inés reflexionó: “Es muy transformador meterse en la vida de otra persona, roza el aspecto psicológico de alguna manera y hay un autodescubrimiento también. Hay una especie de sincronía que creo va de la mano y tiene más que ver con lo místico, con lo mágico, no es consciente, esto se va dando. Creo que es lo que nos pasa a todos los que hacemos biografías o perfiles”.
 

Biografía


Inés Busquets nació en La Plata en 1979. Es periodista (UNLP), poeta y narradora. Escribe para la Agencia Paco Urondo. Publicó la biografía de una Madre de Plaza de Mayo, Quién cerrará mis ojos (Malisia, 2017); los poemarios: El baile invisible (Del Dock, 2019) y El lenguaje de las mariposas (Malisia, 2021); el perfil del poeta Ricardo Zelarayán, El flaco (Entre Ríos, 2021). Participó de antologías poéticas: Apología 4 (Letras del Sur, 2019), Traduciendo el insomnio (Enjambre, 2019).

También te puede interesar