Policiales

04-07-2023 18:37 - Pidieron la absolución

Para la defensa, los policías que mataron a Lucas cumplieron "con su deber"

Los abogados Fernando Soto y Martín Sarubbi aseguraron que los efectivos "no hubo delito" y "han obrado en el cumplimiento del deber, en legítima defensa y sin ningún dolo previo de comprender un homicidio".

Telam SE
04-07-2023 | 18:37
Lucas fue asesinado por policas en 2021
Lucas fue asesinado por policías en 2021.

“Entiendo que la acusación debe tener precisión, pero no establece una descripción clara del momento de los disparos. Nieva, López e Isassi no estaban merodeando por una presa para cazar, estaban ahí por un mandato preciso, de un fiscal de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (Ufeide), que les pedían tareas de investigación discretas en un lugar determinado”, señaló.

El letrado mencionó que la investigación a la cual estaban abocados los tres policías era para determinar la actividad en una barbaría ubicada sobre la calle Luna al 1500, en la cual se comercializaba marihuana, y que, en la recorrida, los miembros de la brigada vieron salir a los cuatro jóvenes “y no a un contingente de chicos vestidos con ropa deportiva”, que de ser así, “no los hubieran seguido”.

“El procedimiento fue porque estaban en el marco de una investigación judicial en dos expedientes. Porque salieron ellos nada más, se subieron al vehículo y tenían la razonable sospecha que podían estar vinculado al tráfico de estupefacientes”, expresó.

Soto, que ejerce la codefensa junto a Martín Sarubbi, manifestó que Isassi, Nieva y López “querían identificarlos y evaluar si estaban vinculados al procedimiento”, y reconoció que “hubo deficiencias en la identificación en el vehículo”.

“Ellos (los policías) ejercieron una reacción de defensa. Y estaban respondiendo a una agresión que ponía en riesgo su integridad física y su vida. López, estando facultado para disparar al auto, lo hizo al piso. Nieva e Isassi dispararon como pudieron al momento de ser embestidos, pero estaban dentro de la ley 5688/16 (Sistema Integral de Seguridad Pública)”, indicó Soto.

Sobre el disparo de Nieva dijo que no hay una pericia que indique dónde realizó el disparo, y que, presuntamente, el proyectil que salió del arma de Isassi ingresó por un ventilete de la Volkswagen Suran y fue uno de los que impactó en el cuerpo de Lucas, pero que los análisis de la Policía Federal Argentina no lograron determinar desde qué posición tiró ni la dirección del disparo.

Foto Daniel Dabove
Foto: Daniel Dabove.

Con respecto al tiro de López, dijo que fue “un rebote” que impactó en el guardabarro de la Suran y que disparó “en legítima defensa de terceros”, es decir, de sus dos compañeros.

“Existen dos pericias, hechas por la misma división. El primer informe dice la que la trayectoria del proyectil del encamisado H, impacta de adelante hacia atrás, de afuera hacia adentro. Es la presuntamente disparada por Nieva. En la segunda pericia dice que no se pudo establecer la trayectoria. Una semana de diferencia en cada pericia, una del 14 de diciembre y la otra del 20 de diciembre de 2021”, sostuvo.

En el inicio de su alocución, Soto pidió las nulidades en el procedimiento del secuestro del denominado encamisado H, que fue incautado en la sala del shock room del hospital Penna, donde fue atendido Lucas, y de los agravantes por placer y odio racial.

“Ellos ejercieron legítima defensa. Isassi y Nieva pensaban que estaban habilitados defenderse en el cumplimiento del deber. Los disparos de López fueron por rebote, ejerce legítima defensa por terceros, no puso en riesgo las vidas, por lo que no puede haber tentativa de homicidio, no hubo delito”, sostuvo Soto, quien añadió que “no existe el concurso premeditado de dos o más personas, es decir, que no hubo un plan”.

También solicitó que no se tenga en cuenta al momento del veredicto los dichos del principal Héctor Cuevas (50), quien señaló ante el TOC que Isassi fue a buscar la réplica de arma de fuego hallada en el auto de los adolescentes, al considerar que "no puede incluirse en este proceso porque afecta el principio de incongruencia".

El juicio por el crimen de Lucas González continuará el próximo jueves con el último alegato por parte de las defensas del oficial Sebastián Jorge Baidón (28), otro de los 11 agentes imputados por el encubrimiento, a cargo de la letrada Valeria Corbacho y Fernando Lirman.

En la última jornada del debate oral realizada la semana pasada expusieron los defensores de los policías de mayor jerarquía involucrados en el encubrimiento del hecho y las omisiones de torturas de los adolescentes.

Las defensas del comisario inspector Daniel Alberto Santana (53); de los comisarios Fabián Alberto Du Santos (52) y Juan Horacio Romero (51), y del subcomisario Roberto Orlando Inca (47), negaron las participaciones en el hecho y solicitaron sus absoluciones.

Antes ya habían alegado los abogados del comisario Rodolfo Alejandro Ozán (54), el subcomisario Ramón Jesús Chocobar (48), el principal Héctor Claudio Cuevas (50), y de los oficiales Daniel Rubén Espinosa (33), Ángel Darío Arévalos (34) y Jonathan Rubén Martínez (33), quienes pidieron también sus absoluciones.

En la misma audiencia, y a partir de las exposiciones de dos de esas defensas, los jueces Ana Dieta de Herrero, Daniel Navarro y Marcelo Bartumeu Romero ordenaron extraer testimonios y remitirlos a un juzgado de instrucción para que investigue la actuación que tuvo en el caso el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard.


Los alegatos de la defensa de Lucas

Al alegar en el juicio, el fiscal Guillermo Pérez de la Fuente, al igual que el abogado querellante Gregorio Dalbón, solicitó que los policías sean condenados a prisión perpetua como coautores del delito de "homicidio agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, por odio racial y por placer, en concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad, y falsedad ideológica" en perjuicio de Lucas y la tentativa de homicidio y privación ilegítima de la libertad de Joaquín Zúñiga (19), Julián Salas (19) y Niven Huanca (19).

Alegan los defensores de los tres policías de la Ciudad acusados del homicidio de Lucas González

VER VIDEO




Tras los alegatos de los defensores técnicos, el juicio continuará el jueves con los argumentos de las defensas del oficial Sebastián Jorge Baidón (28), otro de los 11 agentes imputados por el encubrimiento, a cargo de la letrada Valeria Corbacho y Fernando Lirman.


El verdedicto

Por otra parte, se espera que los jueces den a conocer el veredicto entre el 11 y 13 de julio, luego de las últimas palabras de los catorce imputados.

Según adelantó una fuente judicial, el veredicto se desarrollará en la sala principal de los tribunales federales de Comodoro Py, donde se realizaron las dos primeras audiencias del juicio.

Los hechos

Lucas y sus amigos fueron atacados a balazos el 17 de noviembre de 2021 cuando salieron de entrenar del club Barracas Central y regresaban a sus casas a bordo de un Volkswagen Suran.

Lucas Gonzlez sala de entrenar en el club Barracas Central al momento de ser asesinado
Lucas González salía de entrenar en el club Barracas Central al momento de ser asesinado.

En Iriarte y Vélez Sarsfield, los jóvenes fueron interceptados por un Nissan Tiida en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad que les hicieron señas para detenerse.

Como no tenían identificación policial, los chicos pensaron que podían ser ladrones e intentaron escapar, momento en que los efectivos les dispararon y un balazo impactó en la cabeza de Lucas, quien murió al día siguiente en el hospital El Cruce de Florencio Varela.


Confirman la prisión preventiva del último policía de la Ciudad detenido por el caso Lucas

El último oficial de la Policía de la Ciudad que fue detenido el pasado 4 de junio acusado de haber participado en el encubrimiento del crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado en 2021 en el barrio de Barracas y por cuyo crimen están siendo juzgados 14 efectivos de la misma fuerza, continuará con prisión preventiva, tras un fallo de la Cámara de Apelaciones que consideró si le otorgan la excarcelación existen riesgos "de presión a querellantes y testigos", informaron fuentes judiciales

Se trata de Facundo Matías Torres (25), quien continuará en prisión por decisión de la sala 4 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional que rechazó un recurso de su defensa contra el fallo de primera instancia que le había denegado la excarcelación.

Para los camaristas Hernán López e Ignacio Rodríguez Varela, “no pueden pasarse por alto las graves características de los episodios que se le atribuyen en el legajo” dado que “como integrante de la Policía de la Ciudad habría participado de la privación ilegítima de la libertad de menores de edad y alterado rastros y pruebas” del homicidio de Lucas, “en tanto se intentó aparentar un enfrentamiento armado con las víctimas, para lo cual, entre otras acciones, se habría introducido maliciosamente un arma de utilería en el rodado que éstas ocupaban”.

“Además, es dable presumir la existencia de riesgo de presión a los querellantes y testigos, así como también a sus familiares, tal como lo señala la jueza de grado. Más aún si se pondera la relación de poder, recursos y condiciones que deriva de que los imputados integren una fuerza de seguridad”, indicaron.

El mes pasado, la jueza en lo Criminal y Correccional 7, Vanesa Peluffo, dictó el procesamiento con prisión preventiva para Torres, al considerarlo autor de los delitos de "falsedad ideológica,privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley, encubrimiento agravado por la condición de funcionario público y por ser el delito precedente especialmente grave, e imposición de torturas"; y se le trabó un embargo de 1.200.000 pesos.

La detención de este último efectivo se registró mientras se desarrolla el tramo final del juicio oral por el crimen de Lucas y la tentativa de homicidio de sus tres amigos, que tiene a 14 efectivos de la Policía de la Ciudad como imputados.

Para procesar al oficial Torres, la magistrada tuvo en cuenta "la existencia de peligros procesales que justifican razonablemente decretar la prisión preventiva" y se refirió especialmente al de entorpecimiento de la investigación.

Torres fue involucrado en la causa el jueves 1 de junio por el principal de la Comuna 4D Héctor Claudio Cuevas (50), detenido y sometido a juicio por el encubrimiento del crimen de Lucas, quien al pedir declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 lo señaló como uno de los policías que ayudó a plantar el arma en el auto en el que iban los chicos con el fin de simular un enfrentamiento con supuestos delincuentes.

De acuerdo a la declaración de Cuevas, ese día Torres arribó a la escena del crimen en una moto y colaboró con el oficial Gabriel Alejandro Isassi (41) en la maniobra de encubrimiento.

Siempre según su relato, Isassi fue quien "tira el arma" en la parte trasera del vehículo, luego de que otro de los policías enjuiciados, el subcomisario Roberto Orlando Inca (47), le dijera "anda a poner eso".

En su descargo ante el fiscal Leonel Gómez Barbella, Torres había asegurado que el día del homicidio se dirigió a la comisaría Vecinal 4D junto a Isassi pero que no fue a retirar un arma de plástico para plantar en la escena del hecho porque no se lo "permite la moralidad".

También te puede interesar