Deportes

12-06-2023 14:38 - perfil

Berlusconi, un fanático del fútbol que ganó 29 títulos como presidente del Milan

En aquellas años "dorados" y plagados de títulos en el Milan compartían plantel jugadores de la talla de los italianos Franco Baresi y Paolo Maldini, y los neerlandeses Ruud Gullit, Frank Rijkaard y Marco Van Basten. 

Telam SE
12-06-2023 | 14:38
Telam SE

Silvio Berlusconi, fallecido este lunes a los 86 años, fue presidente del Milan AC entre 1986 y 2017, en la llamada "época dorada" del club italiano al frente del cual ganó 29 títulos en 31 años, y actualmente era el dueño del Monza, equipo que ascendió a la Serie A en 2022.

En los 31 años de Berlusconi como presidente, el Milan ganó dos Copas Intercontinentales (1989 y 1990); levantó cinco veces la Copa de la Liga de Campeones de Europa (88-89; 89-90; 92-94; 02-03; y 06-07), y obtuvo un Mundial de Clubes (2007) cuando venció a Boca Juniors en Japón por 4 a 2, aunque contra el "Xeneize" había perdido una final intercontinental en 2003.

Consiguió además dos Copas Intercontinentales (1989 y 1990); levantó cinco veces la Copa de la Liga de Campeones de Europa (88-89; 89-90; 92-94; 02-03; y 06-07); y ganó nueve veces la Liga italiana (87-88; 91-92; 92-93; 93-94;95-96;98-99;03-04, 2010-2011 y 2021-2022).

Durante su gestión, el club "rossonero" se adjudicó la Supercopa de Europa en cinco oportunidades (1989,1990, 1994,,2003 y 2007) y fue campeón de la Coppa Italia (2002-2003) con "Il Cavaliere" como mandamás.

En aquellas años "dorados" y plagados de títulos en el Milan compartían plantel jugadores de la talla de los italianos Franco Baresi y Paolo Maldini, y los neerlandeses Ruud Gullit, Frank Rijkaard y Marco Van Basten, entre otras figuras dirigidas por el histórico entrenador Arrigo Sacchi.



La era de gloria futbolística del Milan le ayudó a Silvio Berlusconi para pegar el "salto" hacia la política italiana en la que fue cuatro veces Primer Ministro de su país (1994-1995; 2001-2005, 2005-2006 y 2008-2011) y senador desde 2002 además de haber sido el fundador del partido Forza Italia en 1994.

Después de aquellos buenos tiempos futboleros, Berlusconi (quien siguió siendo "presidente de honor") decidió vender en 2017 el 99,93% del Milan a una empresa de capitales chinos, que pagó unos 740 millones de euros, según se supo entonces.

"Hace 30 años compré el Milan por amor. Lo vendo por un acto de amor aún más grande", declaraba Berlusconi al anunciar la venta del club que condujo por más de tres décadas.

Al conocerse su deceso, el Milan AC publicó un comunicado en su cuenta oficial de Twitter en el que expresa "el profundo entristecimiento del club por el fallecimiento del inolvidable Silvio Berlusconi", y comunicó a su familia, amigos y asociados sus "más profundas condolencias".

"Mañana soñaremos con nuevas ambiciones, crearemos nuevos desafíos y buscaremos nuevas victorias que están dentro nuestro, en todos los que compartimos esta aventura de unir nuestras vidas a un sueño llamado Milan. Gracias señor presidente!", agrega el texto del MIlan.

Telam SE

Berlusconi, considerado uno de los hombres "más ricos del mundo" con unos 6.600 millones de euros como fortuna según la revista Forbes, decidió -tras desligarse del Milan- seguir vinculado al fútbol, una de sus pasiones innegables, y compró en 2021 al modesto club Monza, ubicado en la ciudad homónima del norte italiano, a menos de 20 kilómetros de Milan.

A través de una empresa de su propiedad (Fininvest), comenzó a concretar su último sueño deportivo: ver al Monza en la Serie A del fútbol italiano.

Tras disputar un agónico "play-off" ante el Pisa, el nuevo equipo de Berlusconi que en 2018 jugaba en la Serie C, alcanzó el ascenso a la máxima categoría hace solo un año.

Terminada la reciente temporada -ganada por el Nápoli- el Monza finalizó en el 11er. lugar y continuará compitiendo en el 2023-2024 en la Serie A.

En la era Berlusconi al Monza arribaron jugadores de la experiencia del alemán Jerome Boateng y del italiano Mario Balotelli, entre otros, que con su experiencia y calidad ayudaron al crecimiento vertiginoso del club que con el ascenso entusiasmó a una ciudad más conocida por la Fórmula 1 que por el futbol.

Al igual que el Milan, el Monza hizo pública este lunes sus condolencias por la muerte de Berlusconi, en un texto que lleva la firma de Adriano Galiani, brazo derecho de Berlusconi en el club: "Se trata de un vacío que nunca podrá ser llenado; por siempre con nosotros. Gracias por todo, presidente".



Por su parte, el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, lo recordó como una persona "fundamental" para su carrera como futbolista y entrenador y expresó su "agradecimiento infinito" al dirigente.

"La tristeza de hoy no borra los momentos felices pasados juntos", escribió Ancelotti, ex jugador (1987-1992) y ex entrenador (2001-2009) del club "rossonero" en su cuenta de Twitter.

El actual DT de Real Madrid subrayó además: "Queda un infinito agradecimiento al presidente, pero sobre todo a un hombre irónico, leal, inteligente, sincero, fundamental en mi aventura como futbolista primero, y luego como entrenador", añadió, concluyendo con un "Gracias presidente".

El ex mediocampista y capitán del Milan, de 64 años, conquistó dos Ligas de Campeones como jugador (1989 y 1990) y dos ligas italianas con el Milan.

Tras regresar en 2001 como entrenador del equipo, en aquel entonces en plena crisis, sumó dos Ligas de Campeones al palmarés del Milan (2003 y 2007) y un tercer 'scudetto' (2004).

Sin dudas que la huella dejada por Berlusconi en el Milan, uno de los clubes más importantes de Europa, será difícil de igualar. Con luces y sombras, querido u odiado, el empresario se lleva gran parte de la historia contemporánea del futbol italiano.

También te puede interesar