Internacional

24-05-2023 14:32 - DESIGUALDAD EXTREMA

Hay 50 millones de personas en el mundo que viven bajo formas de "esclavitud moderna"

El Índice Global de Esclavitud incluye al "trabajo forzado, el matrimonio forzado, la servidumbre por deuda y la explotación sexual", como así también a la "venta y la explotación de niños". En solo cinco años, desde 2016, la cifra aumentó en 10 millones. 

Telam SE
24-05-2023 | 14:32
Aunque el trabajo forzado es ms comn en los pases pobres hay relaciones profundas con la demanda de los ms ricos subraya el informe Foto Archivo
Aunque el trabajo forzado es más común en los países pobres, hay relaciones "profundas" con la demanda de los más ricos, subraya el informe / Foto: Archivo

La cantidad de personas que en el mundo viven bajo las distintas formas de "esclavitud moderna" aumentó en 10 millones en un período de apenas cinco años, según advirtió una nueva edición del denominado Índice Global de Esclavitud (Global Slavery Index) elaborado por la organización internacional de derechos humanos Walk Free, con base en Australia.

Corea del Norte, Eritrea y Mauritania son los países más afectados por la esclavitud moderna, según este trabajo, que reportó un agravamiento de la situación en el mundo desde su último informe, hace cinco años.

El estudio calcula en 50 millones el número de personas que -según datos de 2021- viven "en situaciones de esclavitud moderna", lo que implica que 10 millones más de personas viven bajo esas condiciones en relación a los registros anteriores, de 2016.

Esta cifra incluye 28 millones de personas en situaciones de trabajo forzado y 22 millones casados por la fuerza, precisa el Global Slavery Index, referente en la materia.

El Índice Global de Esclavitud incluye en la esclavitud moderna al "trabajo forzado, el matrimonio forzado, la servidumbre por deuda y la explotación sexual", como así también a la "venta y la explotación de niños".



Entre los factores que explican el agravamiento de estos flagelos, figuran los "conflictos armados que aumentan y son más complejos", y el impacto de la pandemia de coronavirus.

"La esclavitud moderna es una manifestación de desigualdad extrema que se impregna en todos los aspectos de nuestra sociedad: está tejido en nuestras vestimentas, y presente al encender nuestros aparatos electrónicos y al sazonar nuestra alimentación", alertó la directora de la Walk Free, Grace Forrest.

En este sentido, agregó: "La esclavitud moderna es la antítesis del desarrollo sustentable. Sin embargo, en 2022, sigue apuntalando nuestra economía mundial. Es un problema creado por el hombre, relacionado tanto con la esclavitud histórica como con la persistente desigualdad estructural. En una época de crisis acumuladas, es clave contar con una auténtica voluntad política para acabar con estos abusos de los derechos humanos."

Los países que integran la lista

El índice dado a conocer este miércoles refiere que Corea del Norte registra la tasa más elevada de esclavitud moderna, con 104,6 personas en esa situación por cada 1.000 habitantes. Luego siguen Eritrea (90,3) y Mauritania (32), convertido en 1981 en el último país en declarar ilegal la esclavitud hereditaria.

Muchos de los países más involucrados se encuentran en regiones "volátiles", en situación de conflicto o inestabilidad política, o que tienen una importante población "vulnerable", como refugiados o trabajadores migrantes, recogió la agencia de noticias AFP.

Entre los 10 países más afectados también figuran Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, donde la "kafala", tutela sin filiación, limita los derechos de los trabajadores migrantes.

En ese grupo se encuentran también Turquía, "que acoge millones de refugiados sirios", así como Tayikistán, Rusia y Afganistán.


Aunque el trabajo forzado es más común en los países pobres, hay relaciones "profundas" con la demanda de los más ricos, subraya el informe, según el cual dos terceras partes de los casos de trabajo forzado están relacionados con cadenas de suministro internacionales.

El trabajo indica, además, que los países del G20 importan actualmente 468.000 millones de dólares de mercancías que pueden haber sido producidas gracias al trabajo forzado, frente a los 354.000 millones de dólares calculados en el anterior índice.

Los productos electrónicos encabezan la lista, seguidos por las prendas de vestir, el aceite de palma y los paneles solares.

Global Slavery Index advierte, por otro lado, que "los impactos adversos del cambio climático magnifican otros factores de desplazamiento, como la pérdida de los medios de vida, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la falta de acceso al agua y otros recursos".

"Esto empuja a las personas a migrar y expone a estas poblaciones vulnerables a la esclavitud", agrega.

También te puede interesar