Opinión

20-04-2023 11:43 - "diplomacia militar"

El insistente Comando Sur de Estados Unidos

La generala Laura Richardson y su rol en la llamada "diplomacia militar" de los EEUU para la región. De su reunión con el ministro Jorge Taiana a las operaciones mediáticas que desmintió hasta la embajada estadounidense en la Argentina.

Por Jorge Luis Bernetti
Por Jorge Luis Bernetti
20-04-2023 | 11:43
Foto TW Jorge Taiana
Foto: TW Jorge Taiana
Si la denominada “diplomacia militar” de los Estados Unidos en América Latina busca algo – ello sin duda es así – no está claro cómo el Pentágono utiliza su última arma en la materia que es la propia comandante del Comando Sur del Ejército de la potencia militar más potente del planeta. La generala Laura Richardson, con el propio hecho del género al que pertenece y su importante cargo, con su visita en su anterior y reciente visita al país cuando entrevistó a la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus declaraciones un tanto ansiosas acerca de la protección de los recursos naturales como el litio y el petróleo en América Latina, ha ganado un amplio campo de conocimiento en el país.

Cabe preguntarse, sin embargo, que ganó con su presencia. Hubo una operación periodística en relación a la supuesta reunión que la militar norteamericana habrían pedido nuevamente a la vicepresidente y la supuesta negativa de esta a recibirla. Todo ello fue desmentido por la líder argentina y por la embajada de la avenida del Libertador (un nombre paradójico para este domicilio).

El ministerio de Defensa procedió a ejecutar lo que le sale fácil al ministro Jorge Taiana. Con su oficio de antiguo canciller, recibió imperturbable a la jefa militar. Es difícil saber de que se habló, ninguna de las partes brindó una visión específica del diálogo celebrado en el piso 11 del edificio situado en Azopardo 250 de Buenos Aires.

El ministro escuchó, al parecer, manifestaciones ya conocidas y ningún pedido específico e implacable volvió a manifestar las acciones claves de su cartera: el desarrollo del FONDEF (Fondo para la Defensa, para equipamiento) y la jerarquización de los salarios del personal castrense.

La “diplomacia castrense” la utiliza, cada uno en su nivel, los Estados Unidos y la Argentina. Mientras que Buenos Aires trató durante toda la pandemia sostener vínculos cooperativos con los militares de Brasil, los jefes del Ejército más poderosos del mundo insistieron en América Latina en reiterar sus cuitas acerca del “peligro amarillo”, lo que no se refería a partido político alguno sino al accionar pujante de Biejing, en el mundo y, particularmente en la región.

La general Richardson viajaba por lo que entiende como su “patio trasero”, mientras el presidente brasileño Lula da Silva disparaba públicamente, en tierra de Xi Lin Ping, como se preguntaba cada noche como era que dos países cualquieras en el mundo no podían comerciar sino por medio del dólar norteamericano. Paralelamente, el canciller ruso Lavrov recorría también la región para fortalecer los vínculos de su país protagonista de una guerra que conmueve las economías del mundo.

Por su parte, el interlocutor de Richardson, había visitado Brasil en esos días para dialogar con su colega de Defensa y participar de la gran feria militar de Río de Janeiro y visitar el astillero de Itaguaí, donde se construye bajo auspicio francés (del Naval Group) un submarino convencional, que constituye una de las alternativas para superar el vacío de esa arma que sufre la Armada desde la catástrofe del ARA-San Juan.

También Defensa sigue considerando su decisión de comprar eventualmente un equipamiento de aviones de caza, bajo tres opciones: la del JF-17 chino F-16 de los Estados Unidos.

Pero temas más nacionales ocuparon la atención del titular de la Defensa en las últimas horas: la firma de acuerdos entre Desarrollo Social y la Municipalidad de Rosario en relación con el papel del arma de Ingenieros del Ejército en la urbanización de barrios marginalizados de la ciudad santafesina, apuntando a fortalecer acciones relativas a enfrentar el desafío del crimen narco organizado.

Por otra parte, el titular de Defensa concurría el jueves al acto en La Plata donde se iniciarían los trámites para el dragado del canal Magdalena, una vía decisiva para la interconexión entre el mar Austral argentino y la cuenca fluvial de los ríos Paraná y Paraguay, todo un dato geopolítico para la soberanía nacional. Todo ello quedó afuera del registro del Comando Sur en esta circunstancia.

Es probable que, dada la compleja situación financiera nacional y las próximas elecciones, no haya nueva visita de la general Richardson por el año en curso, no vaya a ser que pueda ser mal entendida su presencia como un intento de presión.

También te puede interesar