Conosur

16-04-2023 10:11 - Para decir "ya basta" al conflicto armado

Lula propuso mediar en la guerra en Ucrania junto a China y Emiratos Árabes

El presidente brasileño, que estuvo tres días en Beijing y Abu Dhabi, habló con sus pares Mohammed ben Zayed al Nahyan y Xi Jinping sobre la creación de un grupo de países, parecido al G20 de economías avanzadas, para mediar en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Telam SE
16-04-2023 | 10:11
Foto prensa
Foto: prensa

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso una mediación conjunta con China y Emiratos Árabes Unidos (EAU) para decir "ya basta" a la guerra en Ucrania, antes de regresar a su país luego de visitar esos dos países asiáticos.

El mandatario brasileño, que estuvo tres días en Beijing y Abu Dhabi, afirmó que habló con los presidentes de EAU y China sobre la creación de un grupo de países, parecido al G20 de economías avanzadas, para mediar en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

A diferencia de las potencias occidentales, que, además, apoyan decididamente a Ucrania y le dan armas, ni China ni Brasil impusieron sanciones contra Rusia.

Ambos tratan de posicionarse como mediadores neutrales para poner fin a la guerra, desencadenada el 24 de febrero de 2022 por una muy anticipada invasión rusa.

Por su parte, Emiratos adoptó una posición de neutralidad en ese conflicto, aunque acogió a un importante número de empresarios rusos.

"Hablé con el jeque (de Emiratos, Mohammed ben Zayed al Nahyan) sobre la guerra. Hablé con (el presidente chino) Xi Jinping sobre la paz. Y creo que estamos encontrando un conjunto de personas que prefiere hablar de paz que de guerra. Creo que tendremos éxito", dijo Lula a periodistas en Abu Dhabi, antes de regresar a su país.

"Estamos encontrando un conjunto de personas que prefiere hablar de paz que de guerra. Creo que tendremos éxito"

El líder de izquierda, de 77 años, que en enero inició su inédita tercera Presidencia, también hizo hincapié en que "la decisión de la guerra fue tomada por dos países" y acusó a Estados Unidos y Europa de prolongar el conflicto.

"El presidente ruso, Vladimir Putin, no toma la iniciativa de parar, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, no toma la iniciativa de parar. Europa y Estados Unidos siguen contribuyendo a la continuidad de esa guerra. Tenemos que sentarlos en la mesa y decirles 'ya basta'", sentenció.

El diario brasileño Folha de Sao Paulo dijo que funcionarios de Estados Unidos con los que habló consideraron "indignantes" las declaraciones de Lula y que con ellas Brasil estaba renunciando a la pretensión de neutralidad.

Además del cariz diplomático, la gira de Lula a China y EAU permitió alcanzar acuerdos multimillonarios de inversión y comercio con ambos países.

"Todos saben que hice la propuesta de una especie de G20 para la paz. Cuando se produjo la crisis económica en 2008, creamos rápidamente el G20 para tratar de salvar la economía", señaló Lula a la salida de su hotel, informó la agencia de noticias AFP.

"Ahora es importante crear otro tipo de G20 para acabar con esta guerra y establecer la paz. Esta es mi intención y creo que conseguiremos tener un gran éxito", declaró.


Delicado equilibrio

Lula afirmó que habló de esta iniciativa con el presidente estadounidense, Joe Biden, el jefe de Gobierno alemán, el canciller federal Olaf Scholz, el presidente francés Emmanuel Macron y los mandatarios de algunos países sudamericanos.

El presidente brasileño, quien ya gobernó el país entre 2003 y 2010, también busca estrechar lazos con Washington, pese a que lo acusó de "incentivar la guerra".

Lula ha emprendido un delicado ejercicio de equilibrio entre Estados Unidos y China, dos potencias confrontadas por un número creciente de expedientes, entre ellos el de las tensiones entre Beijing y la isla de Taiwán.

Su gira se produce después de haber sido recibido por Biden en la Casa Blanca en febrero.

Lula también arremetió contra el dominio del dólar en el comercio mundial y abogó por una nueva moneda para las transacciones entre los países miembros del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Los pactos firmados con China alcanzan 50.000 millones de reales (10.180 millones de dólares) y los acuerdos con Emiratos 12.500 millones de reales (2.500 millones de dólares), apuntó el líder brasileño.

En Abu Dabi, los líderes de Brasil y Emiratos anunciaron que los acuerdos incluían uno para que la refinería de Mataripe, bajo control de Emiratos en el noreste brasileño, invierta hasta 2.500 millones de dólares en un proyecto de biodiésel.

También te puede interesar