Policiales

14-04-2023 20:05 - narcobandas

Comenzó el juicio por el homicidio del jefe de sicarios de Alvarado, por el que acusan a "Los Monos"

El fiscal pidió al tribunal una pena de 25 años para Rodrigo Benítez, a quien considera autor material del crimen, y de 22 para Jonatan Brezik, a quien le endilga la instigación del asesinato.

Telam SE
14-04-2023 | 20:05
Esteban Alvarado Foto Telam
Esteban Alvarado// Foto Telam

Un fiscal pidió que se condene a penas de 22 y 25 años a los dos acusados de haber asesinado a Rodrigo Sánchez (44), jefe de sicarios del capo narco Esteban Alvarado, quien fue baleado en marzo de 2020 en la ciudad de Rosario como parte de una supuesta venganza por otro intento de homicidio anterior, informaron fuentes judiciales.

Las dos personas que llegaron a juicio están relacionadas con la narcobanda rosarina “Los Monos”, rival de la organización liderada por Alvarado, y para los fiscales del caso el crimen de Sánchez constituyó una venganza por un intento de homicidio ocurrido cuatro días antes.

En su alegato de apertura, el fiscal Matías Edery enmarcó el asesinato de Rodrigo Sánchez, ocurrido el 19 de marzo de 2020 en la zona oeste de Rosario, como un capítulo de las disputas entre la banda de la familia Cantero, “Los Monos”, y la guiada por Alvarado.

Los dos acusados de la planificación y ejecución del homicidio de Sánchez, considerado como jefe de sicarios de Alvarado, son Jonatan Brezik y Rodrigo Benítez.

El fiscal pidió al tribunal integrado por los jueces Patricia Bilotta, Gonzalo López Quintana y Pablo Pinto, una pena de 25 años para Benítez, a quien considera autor material del crimen, y de 22 para Brezik, a quien le endilga la instigación del asesinato.

Brezik, que estaba preso en la cárcel de Resistencia, Chaco, cuando ocurrió el homicidio, es “hermano de crianza” del jefe de “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, quien cumple ocho condenas por más de 100 años en una prisión federal.

La investigación

Según la investigación, el 19 de marzo de 2020 Sánchez conducía una camioneta Toyota Hilux por calle Wilde alrededor de las 13, cuando a la altura de calle San Lorenzo fue interceptado por un Renault Logan del que bajaron dos personas y lo acribillaron a tiros.

Las armas utilizadas fueron una pistola 9 milímetros y otra .45, de acuerdo a los datos de la causa, y el vehículo empleado en el crimen, que fue abandonado a pocas cuadras, era un remis robado unos días antes por un hombre llamado Héctor Brezik, hermano de Jonatan.

Voceros judiciales informaron que Héctor fue condenado el 30 de marzo pasado a 5 años y 4 meses de prisión por los delitos de robo calificado y participación secundaria en el homicidio de Sánchez, y que la sustracción del remis fue encargada por su hermano desde la cárcel de Resistencia.

De acuerdo a la investigación, Sánchez era una persona de confianza de Alvarado, a quien le proveía los elementos que la banda necesitaba y reclutaba personas para cometer ilícitos.

Visitaba en forma asidua a Alvarado en la cárcel, donde entonces cumplía prisión preventiva en una causa en la que luego fue condenado a perpetua, y había ido a verlo dos semanas antes de que lo mataran.

La hipótesis del fiscal

La teoría del caso expuesta por el fiscal en la primera audiencia del juicio consiste en que el asesinato de Sánchez, supuestamente cometido por personas ligadas a “Los Monos”, fue una venganza por el intento de homicidio de una mujer llamada Mariana Ortigala, baleada a la salida de su casa de la localidad de Roldán unos días antes.

Ortigala fue miembro de la banda de Alvarado y tras alejarse de él se vinculó a “Los Monos”, como una forma de buscar protección de su antiguo jefe, según la teoría de la Fiscalía.

La mujer, hermana de otro ladero de Alvarado, declaró como arrepentida en el juicio que derivó en la condena a perpetua del jefe narco, en junio del año pasado.

Las defensas

Por su parte, la defensa de Benítez alegó hoy que no hay pruebas suficientes para condenarlo y solicitó al tribunal su absolución.

Mientras que la defensa de Brezik sostuvo que si bien participó en el robo del auto, no sabía con qué fin sería utilizado.

A su entender, la razón por la cual lo vincularon a la causa es la relación que lo une desde hace años con “Guille” Cantero, motivo por el que su participación en el homicidio “no va a poder probarse”, indicó.

También te puede interesar