Política

07-03-2023 21:13 - Congreso

Cimadevilla dijo que Macri quería que la Unidad AMIA fuera una "unidad de encubrimiento"

El exsenador y exmiembro del Consejo de la Magistratura hizo estas afirmaciones al exponer en la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, en el marco del proceso de enjuiciamiento a los cuatro miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Telam SE
07-03-2023 | 21:13
Para el exsenador el accionar de algunos miembros del Poder Judicial siembra dudas contra toda la Justicia
Para el exsenador, el accionar de algunos miembros del Poder Judicial "siembra dudas contra toda la Justicia"

El exsenador radical Mario Cimadevilla afirmó que "los jueces han tenido y tienen una actitud gremial" y buscan defender "sus privilegios" y denunció que el Gobierno de Mauricio Macri "pretendía que funcionara como una unidad de encubrimiento" la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA que él presidió, para "encubrir a algunos amigos de ellos imputados en la causa".

Cimadevilla hizo estas afirmaciones al exponer en la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, en el marco del proceso de enjuiciamiento a los cuatro miembros de la Corte Suprema de Justicia, y en declaraciones periodísticas.

También aseguró que en el Consejo de la Magistratura, entre 2008 y 2009, "se eliminó todo tipo de control efectivo en el manejo presupuestario" de ese organismo.

El extitular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA brindó su testimonio ante la comisión a propuesta de la Coalición Cívica (CC), que tiene un pedido de enjuiciamiento contra el juez Ricardo Lorenzetti y muchas de las preguntas fueron realizadas por la diputada Paula Oliveto.

Cimadevilla apuntó al expresidente Macri y al exministro de Justicia Germán Garavano: dijo que "querían encubrir a algunos amigos de ellos que estaban imputados en la causa" y que presionaron a la fiscal Mariana Stilman, hoy diputada nacional de la CC.

Elisa Carrió, líder de la CC, expresó su "reconocimiento" a Stilman "por su extraordinaria participación y entereza como querellante en la causa AMIA" y su "más enérgico repudio al exministro Garavano, que acosó moral y funcionalmente a la hoy diputada nacional" para que "no acusara a algunos imputados amigos de todo el poder".

"Esto motivó nuestro pedido de juicio político y denuncia penal cuando éramos gobierno. Cimadevilla tiene la razón histórica de lo que sucedió", dijo Carrió.

Cimadevilla señaló: "A mi juicio, hoy no hay en el Consejo de la Magistratura el equilibrio que ha proclamado la Constitución en su momento. Además muchas veces no defienden el buen funcionamiento de la Justicia, sino sus privilegios".

"No se olviden que pasamos de un control estrictamente político a un control corporativo de los jueces, es decir, hoy las corporaciones tienen más poder que el poder político", agregó.

Cimadevilla dijo que en el Poder Judicial "conviven dos administraciones, la de la Corte, a través de la Secretaría General de Administración, que limitaba los recursos, estructura y personal de ese tribunal, y la del Consejo de la Magistratura que era, no sé cómo será ahora, a través de la oficina de Administración y Financiera del Consejo, que se encarga de los recursos materiales y humanos de tribunales inferiores, es decir, la Justicia Nacional de la Capital Federal y la Justicia Federal de todo el territorio del país".

Señaló que "durante la vigencia del Consejo grande con la primera ley, se generaron antecedentes presupuestarios que determinaron la forma en que se iban a distribuir los recursos del Poder Judicial".

Agregó que "en el año 2008-2009 se inicia un proceso de debilitamiento", a su juicio, "del control de la utilización de los recursos".

También cuestionó en duros términos al expresidente Mauricio Macri y al exministro de Justicia Germán Garavano, al detallar los motivos que originaron su renuncia al cargo de la Secretaría de la causa AMIA.

Cimavedilla señaló que eran parte querellante donde se investigaba el encubrimiento del exjuez Juan José Galeano y los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, y el extitular de la DAIA Ruben Beraja, y que durante el desarrollo del juicio "eran hostigados por el Ministerio de Justicia y jamás dio instrucciones al equipo de abogados".

En ese sentido, agregó que pertenecían "a una unidad de investigación" pero que era "una unidad de encubrimiento lo que quería armar el presidente (Mauricio) Macri, como el exministro Garavano".

En forma previa hizo declaraciones a radio AM530, donde explicó que sus "diferencias" con Garavano "fueron muy grandes" y recordó: "Teníamos la intención de esclarecer los hechos y el Gobierno de Macri pretendía que funcionara como una unidad de encubrimiento y no de investigación".

En este sentido, aseguró que Garavano "era un impedimento a la investigación" y afirmó que "presionó a la fiscal Mariana Stilman".

"Querían encubrir a algunos amigos de ellos que estaban imputados en la causa", señaló.

También se refirió a los chats filtrados sobre el viaje de magistrados y empresarios a Lago Escondido y en sentido dijo que esos mensajes "dan certezas de la relación entre miembros del Poder Judicial, como el juez (Julián) Ercolini, el fiscal (Juan Bautista) Mahiques y compañía, con el poder político y empresarial".

Para el exsenador, el accionar de algunos miembros del Poder Judicial "siembra dudas contra toda la Justicia" y expresó que "lamentablemente hay jueces que atentan contra el sistema judicial".

"Pueden saberse todos los Códigos de memoria, pero para ser juristas hay que tener integridad moral, y no la tienen, porque hasta ahora no ha presentado la renuncia" tras la difusión de los chats, aseveró.

También te puede interesar