Sociedad

02-03-2023 12:07 - Continúan las tareas de enfriamiento

Controlaron el incendio que provocó el corte masivo de electricidad

Las brigadas de bomberos voluntarios continúan las tareas de enfriamiento de los focos de calor. Continúa el humo por los troncos y las malezas que había, pero no hay peligro de propagación.

Telam SE
02-03-2023 | 12:07
El incendio fue controlado por los bomberos voluntarios Foto prensa
El incendio fue controlado por los bomberos voluntarios. / Foto: prensa

El incendio de un campo de Pilar que produjo un corte masivo de electricidad en gran parte del país se encuentra controlado y sin peligro de propagación, aunque las brigadas de bomberos continúan las tareas de enfriamiento de los focos de calor, informaron las autoridades locales.


"En este momento estamos haciendo un enfriamiento por tierra. Continúa el humo por los troncos y las malezas que había, pero no hay peligro de propagación", aseguró el jefe de Bomberos Voluntarios de Pilar, Martín Lucero, acerca del operativo desplegado en el campo incendiado.

"En este momento estamos haciendo un enfriamiento por tierra. Continúa el humo por los troncos y las malezas que había, pero no hay peligro de propagación"

Si bien el foco se encuentra "controlado", permanecen en el lugar dos móviles de bomberos voluntarios y helicópteros de la provincia de Buenos Aires, que continuarán "durante el día con la guardia de cenizas, dada la complejidad del miércoles y las temperaturas de este jueves", indicó el bombero en declaraciones a medios de prensa. 

"Es una zona con un alto nivel de complejidad por las líneas de media y alta tensión, barrios cercanos, y a eso le sumamos el calor extremo que hizo ayer y la crisis hídrica. Es una situación de muy alto riesgo", sostuvo, por su parte, Fabián García, director provincial de Defensa Civil.

Foto prensa
Foto: prensa

Durante la mañana de este jueves, los helicópteros de PBA continuaban los vuelos "de reconocimiento de los puntos de calor que todavía hay" y colaborando en los trabajos de enfriamiento en zonas que "es muy complicado llegar por tierra", dijo.

"Tuvimos que hacer todo este movimiento (de recursos) probablemente por una persona que quiso quemar un montículo de basura o para limpiar un terreno", apuntó García.

En esa línea, instó a los vecinos de la zona a "no prender fuegos" en estos días de altas temperaturas y "que si tienen que realizar por alguna razón una quema, se dirijan al cuartel de bomberos de la localidad y den aviso, para trabajar coordinadamente".

"El miércoles cerca de las 15:20 recibimos un llamado de emergencia, acudieron las primeras dos unidades y de ahí en más estuvimos trabajando hasta altas horas de la noche con la colaboración de siete cuarteles vecinos y el apoyo del ministerio de seguridad provincial", detalló el bombero respecto del operativo desplegado ayer.

Acudieron al lugar cuatro de los nueve helicópteros de la provincia de Buenos Aires, que pudieron trabajar "menos de una hora porque las situaciones eran muy riesgosas", dada la complejidad del fuego y la temperatura.

El incendio, iniciado el miércoles poco después de las 15, perturbó una línea de alta tensión de 500 kw que une Campana con General Rodríguez, lo que produjo un corte masivo de electricidad en gran parte del país desde las 15:59, tras varias fallas en el sistema interconectado.

Las llamas afectaron la red de toda la provincia de Buenos Aires, el área Centro del país, Cuyo y el Noroeste, que recuperaron sus servicios progresivamente entre las 19 y las 20, mientras que las provincias del Litoral y del Noreste no fueron afectadas, según información oficial.

Semáforos que no funcionan

Al menos 15 cruces de calles y avenidas porteñas, entre ellas la 9 de Julio, se encuentran todavía con los semáforos fuera de servicio como consecuencia del masivo apagón registrado en gran parte del país, lo que ocasiona inconvenientes en el tránsito en esas zonas, informaron desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas.

De los aproximadamente 4.000 cruces semaforizados que integran el sistema de control de tránsito de la Ciudad, quedan unas 14 intersecciones con semáforos apagados.

Los cruces afectados en distintos barrios porteños se encuentran en Juan de Garay y Bernardo De Irigoyen; Donato y Neuquén; Aranguren y Rojas; Asamblea y Hortiguera; Francisco Beiró y Bermúdez; Castañares y Picheuta; Directorio y Escalada; Nazca y Elpidio Gonzales; Rivadavia y Biedma; Rivadavia y Dante; Rivadavia y Lope De Vega y Rivadavia y Virgilio; en la avenida 9 de Julio y Estados Unidos y en la avenida 9 de Julio y Chile, donde el tránsito se encuentra asistido por agentes de tránsito.

En el resto de los cruces se esperaba la llegada de personal de tránsito para encauzar la circulación vehicular.

Desde la Ciudad informaron que personal técnico se encuentra trabajando para poner en servicio la señalización y estimaron que en el transcurso de la mañana todos los semáforos afectados estarán funcionado.

El sistema de transmisión está restablecido y sólo quedan problemas en distribución

El subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, aseguró que el sistema eléctrico "está restablecido" en el área de transmisión de alta tensión.

Además, el funcionario indicó que si bien subsisten cortes del servicio "en algunos barrios o lugares", se tratan de problemas de distribución que requieren de "una reparación manual" a cargo de una cuadrilla.

"Ya no se trata de apretar un botón, sino que es un problema local, tiene que ir la distribuidora y repararlo", aclaró Yanotti, quien precisó que aún hay un número "bastante significativo" estimados en "unos 40.000 usuarios" sin el servicio de energía eléctrica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En declaraciones a las radios La Red y Urbana Play, el funcionario consideró que "en el transcurso de la mañana" esos inconvenientes se solucionarán, aunque advirtió que "todos los días hay gente sin servicio, siempre pasa eso" y que "como cualquier otro día, va a haber lugares puntuales que pueden tener fallas en baja tensión", al margen del incidente de ayer.

Yanotti puntualizó que "está confirmado" que el inconveniente en la línea Campana-General Rodríguez se originó en un incendio y que "hoy la tecnología permite saber con mucha precisión en qué lugar fue la falla".

"Entonces, va el personal de Transener, ve el incendio, se lo controla y se levanta el corto circuito. No tenemos dudas de que el incendio fue el causante del apagón", aseveró el funcionario.

En cuanto a si el incendio fue intencional o accidental, señaló que no se tienen "elementos concluyentes, pero lo más probable es que se trate de una quema de pastizales", y sostuvo que en ese caso se trataría de una acción "bastante irresponsable" dada la proximidad de los cables.

"La Justicia está peritando la zona y nos dirá qué pasó", sostuvo Yanotti, quien elogió la "muy acertada decisión del ministro (Sergio) Massa de hacer la denuncia".

En ese sentido, admitió que "quizás no fue voluntad o intención de ir contra el sistema eléctrico" con la quema de pastos, "pero el daño fue muy grande".

Yanotti precisó que la empresa Transener tiene la responsabilidad de mantener "limpio" el terreno debajo de la línea de alta tensión "con una franja de seguridad de quince metros a cada lado", aunque advirtió las dificultades de hacerlo ya que "son cables que recorren miles de kilómetros, hasta que llegan a los centros de demanda".

Asimismo, aclaró que "no se quemó el cable, se recalentó, y cuando siente ese calor, los sensores de la línea lo sacan de servicio para protegerla".

"Tuvimos que enfriar la zona y volver a configurar el sistema, que funcionó bien, por eso en tres horas se pudo recomponer", destacó el funcionario.

En cuanto a la posibilidad de un sabotaje, señaló que "por suerte no hay muchos antecedentes" y que el último caso que recordaba "fue el año pasado, cuando con una amoladora se cortaron los tensores que sujetaban una torre de alta tensión".

Del mismo modo expresó que espera que no haya habido intenciones políticas, el mismo día en que el presidente Alberto Fernández habló ante la Asamblea Legislativa.

"Esperamos que no, porque el daño es muy grande y no se lo provocan al presidente sino a millones de argentinos", finalizó Yanotti.

Newsletter

También te puede interesar