Política

19-02-2023 13:27 - se calientan las precandidaturas

El triunfo de la UCR en La Pampa tensó la interna en Juntos por el Cambio

La elección pampeana, con el triunfo del Martín Berhongaray por más de 13 puntos sobre el candidato del PRO, aceleró los tiempos de definiciones y dio más aspiraciones a dirigentes radicales como Martín Lousteau, Gerardo Morales o Alfredo Cornejo. 

Por Javier Peverelli
Por Javier Peverelli
19-02-2023 | 13:27
La victoria de Berhongaray alent a radicales de otros distritos
La victoria de Berhongaray alentó a radicales de otros distritos.

El triunfo de la Unión Cívica Radical (UCR) en La Pampa en las primeras elecciones del 2023 envalentonó al centenario partido, lo que dejó a la alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC) al borde de la ruptura en Mendoza y provocó que diferentes referentes del PRO comenzaran a oficializar sus precandidaturas.

Luego de que el radical Martín Berhongaray venciera por más de 13 puntos al candidato del PRO Martín Maquieyra y se proclamara el candidato a gobernador de La Pampa por JxC, volvieron a escalar las tensiones por las precandidaturas de la coalición en distintas partes del país.

Berhongaray festejó su victoria -en unos comicios que tuvieron una magra participación de cerca del 15% del padrón- junto a los legisladores radicales Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti, que fueron a celebrar a la capital pampeana llevando también las felicitaciones del presidente de la UCR, Gerardo Morales, y del diputado Facundo Manes.

Pero además, el ganador recibió también el saludo del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien mantiene una alianza con Lousteau en Capital Federal -es uno de los precandidatos a sucederlo- y pretende expandir un acuerdo similar en distintas partes del país, en contrapunto con el armado electoral que persigue la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Días después de esta primera contienda, la alianza entre el radicalismo y el partido fundado por Mauricio Macri alcanzó su máxima tensión en Mendoza, luego de que el senador radical Alfredo Cornejo formalizara su precandidatura a la gobernación, lo que no solo causó el malestar del líder del partido amarillo de esa provincia, Omar De Marchi, sino que también provocó una fuerte discusión entre Larreta y Bullrich.

"Cornejo y De Marchi van a poder competir en las PASO para ver quién es el mejor candidato. Lo que no puede pasar es romper la coalición. Eso atenta contra las posibilidades de JxC y pone la individualidad encima de la necesidad colectiva. No está dentro de los cálculos de nuestra coalición romper", afirmó Bullrich en declaraciones a la radio mendocina Nihuil.

Las peleas en Mendoza, Río Negro, Neuquén, Córdoba y Tucumán


En las PASO que se realizarán en Mendoza el 11 de junio, ambos dirigentes podrán competir por la candidatura, a no ser que De Marchi -el delfín de Larreta en esa provincia- decida ir por fuera de JxC.

Para evitar ese escenario de ruptura, Bullrich -que apoya a Cornejo- afirmó que el próximo lunes se evaluará la intervención o no del PRO mendocino.

El desenlace en la provincia cuyana podría ser similar a lo sucedido en Neuquén y Río Negro, donde la coalición opositora se quebró.

En Río Negro la fractura llegó después que la UCR definiera un pacto con Juntos Somos Río Negro (JSRN), la fuerza que encabeza el senador Alberto Weretilneck, mientras, en Neuquén, el exvicegobernador Rolando Figueroa recibió la bendición de Macri para ser el candidato del PRO en una boleta aparte, provocando también una ruptura de JxC porque la UCR y la Coalición Cívica (CC) irán con la fórmula del diputado Pablo Cervi y el empresario Jorge Taylor.

En Tucumán, en cambio, a fines de la semana próxima será presentada la precandidatura del actual intendente de San Miguel, Germán Alfaro (PRO), que sí comparte la venia de Larreta y Bullrich, pero no habrá PASO de JxC porque no hubo acuerdo con el diputado Roberto Sánchez (UCR), el elegido de Gerardo Morales.

Fuentes aseguraron a Télam que el candidato tucumano de la coalición "será elegido desde Buenos Aires a último momento", dependiendo de cuál tenga "mayores chances de ganar" frente al oficialismo provincial.

En Córdoba, la disputa está entre el senador Luis Juez (Frente Cívico) y el diputado Rodrigo de Loredo (UCR), siendo éste último el único que recibió el aval de dirigentes de peso como Morales y Lousteau, mientras que ni Larreta ni Bullrich decidieron definirse públicamente por ninguno.

El panorama en CABA


Ante este escenario de incertidumbre en distintas provincias, el alcalde porteño decidió pisar el acelerador en su campaña presidencial y, según trascendió, hará en marzo un nuevo acto con proyección nacional.

A mediados de diciembre pasado, Larreta había congregado en Costa Salguero a más de 2.000 referentes opositores que respaldan su postulación, entre intendentes, ministros y gobernadores afines al sector de las "palomas" del PRO.

Pero el jefe de Gobierno porteño no es el único precandidato de JxC que comenzó a agitar su precandidatura. Morales aprovechó la onda expansiva del triunfo radical en La Pampa para ratificar su aspiración al sillón de Rivadavia y advertirle a la cúpula de la coalición que "el interior también existe" y que allí "también hay candidatos". "El radicalismo le aporta federalismo a JxC", apuntó esta semana Morales en declaraciones a IP Noticias.

Más allá de revitalizar su partido al interior del frente opositor, el dirigente radical también deslizó que "es posible" que un intendente de su color partidario acompañe en "fórmulas cruzadas" al diputado del PRO Diego Santilli, quien esta semana lanzó oficialmente su precandidatura a gobernador bonaerense.

Con una llamativa campaña en redes sociales, que contó con placas rojas que simularon el icónico estilo del canal Crónica TV, Santilli se sumó a los dirigentes del PRO que comienzan a acelerar sus presentaciones.

Entre los que ya expresaron su intención de competir en Buenos Aires por JxC están Cristian Ritondo, Néstor Grindetti, Javier Iguacel y Joaquín de la Torre, del PRO; y Maximiliano Abad y Martín Tetaz de la UCR.

Mientras Santilli encarna el larretismo en territorio bonaerense, Bullrich respalda a De la Torre, el senador provincial que cenó con Eduardo Bolsonaro (hijo del expresidente brasileño Jair Bolsonaro) en Puerto Madero y fue uno de los pocos dirigentes políticos del país que se pronunció a favor de la frustrada reelección del expresidente brasileño.

Y si bien es Bullrich quien lidera a los "halcones" -el ala dura del PRO-, fue Santilli quien coqueteó con el diputado de Avanza Libertad José Luis Espert, al afirmar que comparte ciertos "puntos de concordancia".

Además de Santilli, otro de los laderos de Larreta que se mostró en la arena pública esta semana es el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien ratificó su aspiración al Gobierno porteño y aseguró tener "algo diferente para proponerle a la sociedad".

"Argentina tiene un talento individual respetado por todo el mundo, pero tiene una dificultad enorme de construir consensos y equipos de cooperación. En ese plano tengo mucho para aportar", dijo Quirós en una entrevista al canal América TV.

Al advertir que la estrategia de Larreta es "superadora en términos de lograr un cambio verdaderamente profundo y construir las bases de un desarrollo a largo plazo", Quirós volvió a colocarse en la palestra de posibles sucesores para la Jefatura de Gobierno, en unas PASO en las que ya están alistados la ministra de Educación, Soledad Acuña, el ministro de Gobierno, Jorge Macri, y el vicepresidente de la Legislatura, Emmanuel Ferrario, por el PRO; los legisladores Ricardo López Murphy y Roberto García Moritán, por Republicanos Unidos, y Lousteau por la UCR.

También te puede interesar