Latinoamérica

25-01-2023 23:14 - Perú

Renunció la ministra de Producción por discrepancias con la presidenta Boluarte

Además de Sandra Belaúnde, otros dos ministros encargados de las carteras de Trabajo y Mujer dejaron el gobierno este mes.

Telam SE
25-01-2023 | 23:14
Sandra Belande ex ministra de produccin de Per Foto TW
Sandra Belaúnde, ex ministra de producción de Perú / Foto: TW.

La ministra de Producción de Perú, Sandra Belaúnde, anunció este miércoles su renuncia al gobierno de la presidenta Dina Boluarte, con quien tuvo fuertes cruces recientes, tras apenas dos meses de gestión, informó el diario local La República.

La decisión se tomó luego de las manifestaciones antigubernamentales de los últimos días, y en particular las que ocurrieron este martes en la capital, Lima, y en muchas otras regiones del convulsionado país desde el derrocamiento del presidente de izquierda Pedro Castillo.

Belaúnde había asumido su cargo el 10 de diciembre pasado tras la toma de posesión de Boluarte como mandataria, y solo permaneció en el cargo algo más de dos meses.

Según el periódico limeño, que cita a fuentes cercanas a la renunciante, Belaúnde ya estaba evaluando la opción de abandonar el cargo.

Belaúnde reprochó que el gobierno se negara a abordar los verdaderos problemas de fondo que desencadenaron la revuelta popular que ya dejó más de medio centenar de muertos y que busca el alejamiento de Boluarte y elecciones anticipadas.

Además de Belaúnde, otros dos ministros encargados de las carteras de Trabajo y Mujer dejaron el gobierno este mes.

Escasez de alimentos y combustible en varias regiones de Perú por las protestas

Varias regiones de Perú comenzaron a sufrir escasez y drásticos aumentos de precios de alimentos y combustibles debido a los bloqueos de rutas que forman parte de las protestas que se realizan en el país desde hace casi 50 días, informaron fuentes oficiales y sindicales.

En los departamentos sureños Arequipa, Cusco, Puno y Tacna se registraba desabastecimiento de gas licuado de petróleo (GLP), principal combustible para vehículos y uso doméstico en el país.

“Ya me informaron que el GLP se acabó en Arequipa”, dijo el dirigente del sindicato de taxistas Alexander Cornejo a la radio RPP.

Arequipa es la segunda mayor ciudad del país y trabajan en ella unos 7.000 taxistas.

Asimismo, en el departamento amazónico Madre de Dios, fronterizo con Bolivia y Brasil, se reportó escasez tanto de combustibles como de alimentos básicos.

El gobernador regional de Madre de Dios, Luis Otsuka, advirtió que si las vías seguían bloqueadas comenzaría a buscar alimentos y combustibles de Bolivia y Brasil, y reclamó al gobierno central “un decreto de urgencia que permita la importación de estos productos”.

“Advertimos que continúan las colas en grifos (estaciones de servicio) a la espera de venta de gasolina”, informó la Defensoría del Pueblo.

El organismo agregó que a mediodía continuaba “bloqueada la carretera Interoceánica Sur en diferentes tramos, situación que impide el arribo de camiones cisterna con combustible y gas”.

Por otra parte, habitantes de las ciudades de Juliaca y Puno, ambas en el departamento Puno, a más de 1.350 kilómetros al sur de Lima y escenarios de las protestas más violentas, afirmaron que se triplicaron los precios de productos como papas y tomates.

“Se han incrementos los precios de la verduras, las frutas, todo ha subido, me parece que deberían pasar los vehículos que nos abastecen”, dijo la ciudadana puneña Jacqueline Flores, según la agencia de noticias AFP.

Hoy persistían 85 piquetes que bloqueaban la circulación en rutas en nueve de los 25 departamentos regionales, informó el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

En ese contexto, cientos de camiones se encontraban varados principalmente en las regiones de Ica y Puno.

El Ministerio de Desarrollo Agrario advirtió que si se cierra la Carretera Central, el desabastecimiento llegará a Lima, ya que por esa vía llega a la capital 60% del suministro de papa.

Por otra parte, el Ministerio de Economía dijo ayer que las protestas en diferentes regiones ya causaron pérdidas al país por una suma equivalente a 535 millones de dólares.

En tanto, más de dos millones y medio de empleos, sobre todo en los sectores de minería, turismo y agroexportación, están en riesgo debido a las protestas, según la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep).

Perú registró en 2022 una inflación anual de 8,46%, la más alta en 26 años, y, por el impacto de las protestas, su economía crecería este año por debajo del 2% estimado por el Ministerio de Economía, según la firma de análisis económico Moody’s Analytics.

Newsletter

También te puede interesar