Latinoamérica

25-01-2023 21:57 - Tras las críticas

Perú defendió ante la ONU su manejo de las protestas

El ministro de Justicia, José Andrés Tello condenó la violencia de los manifestantes e insistió en que las acciones para restaurar el orden público fueron en cumplimiento con las obligaciones constitucionales. En tanto el embajador peruano ante la ONU, Luis Chuquihuara Chil, dijo que el gobierno está comprometido en investigar cualquier abuso.

Telam SE
25-01-2023 | 21:57
El Gobierno ha respondido a las manifestaciones ampliando los contingentes militares en las provincias Foto AFP
El Gobierno ha respondido a las manifestaciones ampliando los contingentes militares en las provincias. /Foto: AFP.

Varios países expresaron este miércoles su preocupación en Ginebra, durante una reunión celebrada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ante la represión de las protestas en Perú contra el gobierno de la presidenta Dina Boluarte, cuyo ministro de Justicia defendió la respuesta de las autoridades, a la que calificó de "apropiada".

Perú vive una ola de protestas desde el 7 de diciembre pasado, cuando el Congreso destituyó a Pedro Castillo, horas después de que anunciara el cierre del Legislativo y el establecimiento de un Gobierno de excepción con supresión de garantías constitucionales, tras varios intentos de la oposición de removerlo de su cargo.

Durante las protestas murieron 46 personas en enfrentamientos, nueve por accidentes de tránsito y hechos vinculados a bloqueos y un policía por hechos de violencia en el contexto del conflicto, informó la Defensoría del Pueblo en su último reporte.

Boluarte, que fue vicepresidenta durante el gobierno de Castillo, pidió ayer una "tregua" para terminar las movilizaciones, coincidiendo con una gran protesta en Lima en la que hubo enfrentamientos que dejaron varios heridos.

Enfrentamientos en Plaza San Martn de Lima Foto AFP
Enfrentamientos en Plaza San Martín de Lima. Foto: AFP


La respuesta de Perú ante la ONU

Esta situación fue abordada durante la Revisión Periódica Universal en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, un proceso al cual los 193 países miembros deben someterse cada cuatro años.

"Estamos convencidos de que estamos actuando de una forma apropiada para defender la democracia y los derechos humanos", dijo ante el consejo en una alocución por video el ministro de Justicia, José Andrés Tello, informó la agencia de noticias AFP.

El ministro condenó la violencia de los manifestantes e insistió en que las acciones tomadas para restaurar el orden público fueron emprendidas en pleno cumplimiento con las obligaciones constitucionales e internacionales.

El embajador peruano ante la ONU en Ginebra, Luis Chuquihuara Chil, dijo que el gobierno está comprometido en investigar cualquier abuso.

Varios diplomáticos celebraron que el gobierno anunciara una investigación, pero señalaron su preocupación por la persistente violencia.

Varios representantes de la ONU manifestaron su preocupacin por la reaccin del gobierno de Boluarte a las protestas
Varios representantes de la ONU manifestaron su preocupación por la reacción del gobierno de Boluarte a las protestas.


La preocupación internacional

 La representante de Dinamarca, Astrid Ruge, expresó su preocupación "por el número de personas muertas y heridas como resultado de la respuesta de las fuerzas de seguridad a las protestas" e instó a Perú a "limitar el uso excesivo de la fuerza".

El embajador británico, Simon Manley, llamó a que haya una "respuesta proporcionada y legal a las protestas".

El representante argentino, Federico Villegas, urgió a Perú a que garantice el cumplimiento de los derechos humanos, especialmente el derecho a reunirse pacíficamente.

Las autoridades "tienen que evitar el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad y fuerzas militares durante manifestaciones pacíficas", dijo.

Los presidentes de Chile y Colombia, Gabriel Boric y Gustavo Petro, respectivamente, han criticado también la represión de las protestas en Perú.

Boluarte pide disculpas si ofendió a alguien al decir que "Puno no es Perú"

La presidenta peruana, Dina Boluarte, aseguró este miércoles que vela por la seguridad de todos los peruanos y que su criticada frase ´Puno no es Perú´ no fue "discriminatoria" hacia ese departamento del país donde arrecian las protestas en exigencia de su renuncia.

"La Presidencia de Perú reitera que debe velar por la seguridad y el bienestar de los 33 millones de peruanos y peruanas, en ese contexto, la frase 'Puno no es Perú' no fue una expresión discriminatoria ni soberbia", afirma el Twitter del Gobierno.

"De haberse malinterpretado, nos disculpamos con las hermanas y hermanos de nuestra querida región altiplánica. Reiteramos nuestro llamamiento a la paz, el diálogo y la reconciliación", agregó la Presidencia.

El pedido de disculpas llega luego de que Boluarte hiciera unas declaraciones ante la prensa internacional en la que justificaba la falta de acuerdo con las protestas que están teniendo lugar en las principales provincias del sur, entre ellas Puno, donde se ha registrado el mayor número de fallecidos.

"¿Qué hacemos frente a las amenazas? ¿Dejamos que nos quemen vivos como quemaron a un policía en Puno?", se preguntó Boluarte, quien negó que el Gobierno sea responsable de la violencia y expresó la frase de la discordia "Puno no es Perú".

A siete semanas de su llegada al poder tras la destitución de Pedro Castillo, más de 50 personas murieron por protestas que exigen la salida de Boluarte, el cierre del Congreso y elecciones anticipadas.

A pesar de que los medios de comunicación han mostrado imágenes de la Policía y el Ejército reprimiendo indiscriminadamente las protestas, Boluarte insiste en el buen accionar de las fuerzas de seguridad.

Incluso ha acusado a los manifestantes de estar financiados por grupos criminales, algo que fue descartado por una comisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que visitó el país a comienzos del año.

Desde el inicio de esta semana, más organizaciones y colectivos de la sociedad civil peruana de las provincias del sur han estado viajando hasta Lima, la capital, para sumarse a las manifestaciones.

El Gobierno ha respondido ampliando los contingentes militares en estas provincias.

En Puno, por ejemplo, se suceden las protestas y huelgas contra Boluarte, quien renovó por otros 10 días el toque de queda que rige entre las 20.00 y las 4, según el diario peruano El Comercio.

Actualmente, la medida rige en los departamentos de Cuzco, Lima, Callao, Amazonas, La Libertad y Tacna, así como en Puno, donde se han suspendido los derechos de reunión, de inviolabilidad de domicilio, la libertad de tránsito, y la libertad y seguridad personales.

Perú protestó ante Chile por declaraciones de Boric sobre el accionar policial en protestas

La cancillería peruana informó este miécoles que expresó su rechazo al gobierno de Chile por recientes declaraciones del presidente de este país, Gabriel Boric, acerca del accionar de las fuerzas de seguridad ante la ola de protestas que vive Perú desde hace casi 50 días.

“El vicecanciller Ignacio Higueras transmitió hoy al embajador de Chile (Oscar Fuentes) el malestar que ha generado en el gobierno peruano la manera irrespetuosa en la que el presidente Gabriel Boric se refirió, en su intervención en la Celac, a la presidenta de la república, Dina Boluarte”, dijo la cancillería en un comunicado.

“Le indicó que el rumbo elegido por el gobierno constitucional de la presidenta Boluarte es el adelanto de elecciones generales para que los peruanos decidan sin injerencias y en paz el destino del Perú; el gobierno no cambiará el rumbo de la institucionalidad democrática”, agregó la nota, publicada en redes sociales.

Ayer, en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Buenos Aires, Boric postuló la necesidad de “cambiar de rumbo en Perú” debido al “saldo que ha dejado el camino de la represión” de las protestas antigubernamentales.

El mandatario chileno sostuvo que los disturbios ocurridos el último fin de semana en la sede de la Universidad San Marcos, en Lima, le recordaron “tristes escenas de los tiempos de las dictaduras”.

El lunes pasado, la cancillería peruana reportó que había transmitido a los embajadores de Bolivia y Colombia protestas similares por declaraciones de los presidentes Luis Arce y Gustavo Petro, quienes también cuestionaron la represión de las manifestaciones.

Perú vive una ola de protestas desde el 7 de diciembre pasado, cuando el Congreso destituyó al presidente Pedro Castillo horas después de que anunciara el cierre del Legislativo y el establecimiento de un gobierno de excepción con supresión de garantías constitucionales.

Durante esas manifestaciones murieron al menos 47 personas en enfrentamientos -incluido un policía- y otras nueve por accidentes de tránsito y hechos vinculados a bloqueos, informó la Defensoría del Pueblo en su último reporte.

Newsletter

También te puede interesar