Economía

28-12-2022 07:00 - agenda energética

Año de récords para Vaca Muerta, la búsqueda del autoabastecimiento y el ordenamiento de subsidios

A la mejora en la producción del yacimiento de gas y petróleo se suma el inicio de obras del gasoducto Néstor Kirchner en busca de incrementar la oferta. Este año también, el Gobierno logró avanzar en su plan de Tarifas Justas y Responsables.

Por Ignacio Ortiz
Por Ignacio Ortiz
28-12-2022 | 07:00
Ilustracin Pablo Blasberg
Ilustración: Pablo Blasberg.

La agenda energética tuvo este 2022 la consolidación de Vaca Muerta como vector de desarrollo con récords de producción de gas y petróleo, apuntaló el camino del autoabastecimiento y de la exportación con el inicio de construcción del Gasoducto Néstor Kirchner, y encaró un ordenamiento de subsidios millonarios con la implementación de la segmentación tarifaria.

Así, el sector energético atraviesa un momento histórico de desarrollo ante oportunidades que constituyen un punto de inflexión para definir una nueva matriz económica y productiva del país junto con las ramas de los alimentos, los minerales y la economía del conocimiento.

A lo largo del año, Vaca Muerta demostró su dinamismo con una mejora sensible de costos y de productividad, a pesar de las limitaciones de transporte, y se alcanzaron importantes récords en la producción de petróleo y gas.

El sector energético atraviesa un momento histórico de desarrollo ante oportunidades que constituyen un punto de inflexión para definir una nueva matriz económica y productiva del país.

En agosto de este año, la producción de gas no convencional fue la más alta de la historia, representando el 56% del total, en tanto que en octubre la producción de shale oil representó un incremento interanual del 40%, mientras que la de petróleo fue la más alta desde 2009, alcanzando 619 mil barriles por día.

Pero ese desempeño de las principales operadoras en la Cuenca Neuquina podría haber resultado muy superior de contar con la infraestructura de transporte requerido en gas y petróleo, desafío que este año comenzó a abordarse desde frentes simultáneos.

En octubre comenz la construccin del gasoducto que permitir transportar ms gas Foto Pablo Gonzlez
En octubre comenzó la construcción del gasoducto que permitirá transportar más gas / Foto: Pablo González.


La construcción del gasoducto Néstor Kirchner

El más simbólico y significativo de ellos, es el inicio de construcción -a principios de octubre pasado- de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner que, desde la localidad neuquina de Tratayén hasta la de Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires, incrementará en 21 millones de metros cúbicos la capacidad a partir del 20 de junio.

La obra de 573 kilómetros de caños está en pleno desarrollo y su concreción permitirá contar con un 30% para los centros de consumo con un ahorro de USD 2.200 millones en importaciones y subsidios y profundizar la posibilidad de exportación a partir de los excedentes de gas natural. 

La puesta en marcha del gasoducto requerirá del compromiso de los productores, y así se reflejó en el lanzamiento del Plan GAS.AR 4 y 5, con un horizonte hasta el 2028, que permitirá un ahorro de divisas de alrededor de US$ 27.000 millones, al tiempo que generará ahorros de subsidios por más de US$ 18.000 millones, ambos para el periodo 2023-2028.

La obra de 573 kilómetros de caños está en pleno desarrollo y su concreción permitirá contar con un 30% para los centros de consumo con un ahorro de USD 2.200 millones en importaciones y subsidios.

La producción de crudo no convencional también afrontaba, ante la veloz tendencia incremental de producción, un cuello de botella que obligó a acelerar los proyectos de ampliación y construcción de nuevos oleoductos.

Se encaró, así, la decisión de ampliar el Oleoducto del Valle (Oldelval) con una inversión de poco más de US$ 1.000 millones para más que duplicar su capacidad actual desde Vaca Muerta a Bahía Blanca, y se encaró la rehabilitación del Oleoducto Trasandino (Otasa) que desde el primer trimestre de 2023 permitirá la exportación hacia Chile y los mercados del Pacífico.

Pero la magnitud del desafío exportador también alentó a YPF a anunciar el denominado Oleoducto Vaca Muerta Sur, que con una inversión de US$ 1.200 millones permitirá tender un ducto de 700 kilómetros desde la formación no convencional hasta el puerto rionegrino de Punta Colorada, donde se construirá la terminal exportadora más grande del país.

Telam SE


Los números del sector

Así, se estima que el sector energético podrá en el mediano plazo pasar de una balanza negativa de US$ 5.500 millones como se espera para este año, a un saldo positivo entre US$ 4.000 y US$ 8.000 millones en el 2026.

En términos de trabajo, este sector emplea a casi 100 mil personas, y, a julio de este año, llevaba creados 3.500 puestos de trabajo con 13 meses de crecimiento ininterrumpido, pero sobre todo se esta convirtiendo en un factor de competitividad para el resto de las ramas industriales que pueden contar con un abastecimiento creciente a costo muy inferior del internacional.

A esto se podrá sumar el desarrollo de ambiciosas iniciativas, como la producción de Gas Natural Licuado (GNL) para exportar a todo el mundo y la apuesta más lejana al llamado vector energético del futuro: el hidrógeno, tecnologías que permitirán el desarrollo de proveedores locales, empresas de servicios y empresas relacionadas con la economía del conocimiento.

Se estima que el sector energético podrá en el mediano plazo pasar de una balanza negativa de US$ 5.500 millones como se espera para este año, a un saldo positivo entre US$ 4.000 y US$ 8.000 millones en el 2026.

En el primero de los casos, el anunciado acuerdo YPF- Petronas permitirá avanzar en estudios para una inversión de U$S 10 mil millones en la construcción de una planta productora de GNL en Bahía Blanca, y permitirá consolidar al país como uno de los principales exportadores de gas del mundo.

El impacto en la soberanía energética de este proyecto se evidencia en apenas un dato: la Argentina este invierno requirió  importar 35 barcos de GNL y, cuando esta planta esté en su capacidad máxima, podrá exportar 460 barcos anuales, lo que significará un cambio trascendental de balanza energética.

En agosto de este ao la produccin de gas no convencional fue la ms alta de la historia Foto Pablo Gonzlez
En agosto de este año, la producción de gas no convencional fue la más alta de la historia / Foto: Pablo González.


Readecuación de subsidios

Este año también, el Gobierno logró avanzar en su plan de Tarifas Justas y Responsables: una readecuación de subsidios, que tiene como objetivo generar un importante ahorro fiscal para ordenar las cuentas públicas a la vez que garantiza que los sectores de menos ingresos continúen con el acompañamiento del Estado.

Hoy, ese programa que dividió a los usuarios beneficiados por los subsidios en tres segmentos transita por la segunda etapa de quita de beneficios a quienes pueden afrontarlo, y se trabaja en los esquemas de traslado de costos de la energía a los usuarios como también en las tarifas de transporte y distribución.

Antes de que finalice el año, el Ministerio de Economía que conduce Sergio Massa y la cartera energética de Flavia Royon pretenden avanzar en la presentación al Congreso de los proyectos de ley de GNL e Hidrógeno para asegurar las condiciones a las millonarias inversiones de ambos segmentos.

También en las próximas semanas se estará avanzando junto con las provincias en el plan de ahorro y eficiencia energética, como también en el de transición energética.

Para la actual gestión, la sustentabilidad del sistema tiene que estar basado en la seguridad energética, el costo, el desarrollo tecnoindustrial y con un horizonte de descarbonización.

Este ao tambin el Gobierno logr avanzar en su plan de Tarifas Justas y Responsables una readecuacin de subsidios Foto archivo
Este año también, el Gobierno logró avanzar en su plan de Tarifas Justas y Responsables: una readecuación de subsidios / Foto archivo.

En ese marco, las energías renovables tendrán la posibilidad de seguir incorporándose al sistema, que ya se encuentran con un master plan de transporte eléctrico definido con todas las provincias y en búsqueda de financiamiento internacional.

El marco de la transición energética global requiere una definición de camino propio como país que asegure la adquisición de energía limpia, asequible y sostenible, para dar respuesta a la problemática medioambiental.

Finalmente, la exploración offshore del Mar Argentino se vio atravesada este año por una disputa legal a partir del amparo dictado por la Justicia de Mar del Plata en febrero y que la Cámara Federal finalmente desestimó a comienzos de este mes, al habilitar las actividades de prospección sísmica de los bloques 100, 108 y 114, a unos 300 kilómetros de la costa bonaerense.

Finalmente la exploracin offshore del Mar Argentino se vio atravesada este ao por una disputa legal Foto archivo
Finalmente, la exploración offshore del Mar Argentino se vio atravesada este año por una disputa legal / Foto archivo.

Argentina abrirá la primera planta de baterías de litio de Latinoamérica: funcionará desde 2023

Por Juliana Ricaldoni

La primera Planta Nacional de Desarrollo Tecnológico de Celdas y Baterías de Litio, creada por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e Y-TEC, la empresa de tecnología de YPF y el CONICET, con el apoyo del del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, comenzará a funcionar en el primer trimestre de 2023.

Así lo confirmó a Télam Javier Díaz, el secretario de Vinculación e Innovación Tecnológica de esa casa de estudios, quien explicó que en la actualidad se trabaja en la instalación de un total de 115 toneladas de equipamiento tecnológico proveniente de China para poner en marcha la UniLiB, donde se fabricarán celdas y baterías de litio y se desarrollarán sistemas de almacenamiento de energía más eficientes, limpios y ligeros.

La planta se encuentra ubicada en predio del Polo Productivo Tecnológico "Jorge Alberto Sabato", que la UNLP posee en diagonal 113 entre 64 y 66, en La Plata.

La obra civil del edificio que albergará la planta estuvo a cargo de la propia Universidad y su construcción finalizó meses atrás, mientras que la adquisición del equipamiento tecnológico estuvo a cargo de Y-TEC, con apoyo del Ministerio de Ciencia.

En el edificio, que cuenta con una superficie de 1650 m2, actualmente se trabaja en la instalación y montaje de más de 70 máquinas provenientes de China, que incluyen mixers, hornos, cicladores, cutting/stack, deshumidificadores y dos prensas.

Una vez culminada esta instancia, se iniciará un período de pruebas y UniLib estará lista para comenzar a operar.

"Se están instalando las máquinas. Es un montaje especial porque equipos funcionan con temperaturas y humedad muy controladas, por lo que se están armando las salas secas con controles para ello", explicó Díaz a esta agencia y señaló que, tras ese paso, entre la segunda quincena de febrero y la primera de marzo "vendrán técnicos de China a hacer las pruebas".

Subrayó que ante esos profesionales se realizarán "tres turnos consecutivos para producir entre 300 y 500 celdas" e indicó que si ello sale bien, "ya después podremos poner la planta en funcionamiento y empezaremos a producir".

Así, destacó la importancia de "poner en valor todo el conocimiento y los recursos humanos que tenemos en el país, con los que se puede diseñar, montar, capacitar profesionales y operarios para tener esta primera planta en el país" y remarcó que se le dará "valor agregado al litio para no sólo exportarlo como materia prima sino hacer una cadena industrial a partir de eso".

"Es algo que genera empleo de calidad. El litio multiplica su valor por 100 al estar industrializado", completó.

La creación de la primera Planta de Celdas y Baterías de Litio comenzó a gestarse hace más de dos años por iniciativa de la Presidencia de la UNLP, por entonces encabezada por el actual vicepresidente Fernando Tauber, el Ministerio de Ciencia y la empresa Y-TEC. En aquella época se firmó el primer memorándum de entendimiento para la creación de UniLiB.

En ese sentido, Tauber dijo a Télam: "Nuestra Universidad es parte de un hecho histórico. La agenda científica tecnológica de la UNLP está a la vanguardia del desarrollo nacional y de la agenda social de nuestro país" y añadió: "esto es una clara muestra del modelo de Universidad reformista que queremos: involucrada y comprometida con la actividad académica, el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la producción industrial".

En tanto, el presidente de la UNLP, Martín López Armengol, subrayó que "se trata de un acontecimiento sumamente trascendente para nuestra Universidad porque la ubica a la cabeza del proceso de cambio de paradigma respecto a la utilización de nuestros recursos naturales".

"Tener en nuestra ciudad una fábrica nacional de celdas y baterías de litio no es sólo un hecho vinculado a la actividad productiva, tiene que ver con un aporte de la propia UNLP a una política de Estado en materia energética que debe ser central de aquí en adelante", dijo.

Una vez completada esta etapa, la planta tendrá una capacidad de producción anual -medida en energía almacenada- de 13 MWh, equivalente a 1000 baterías para almacenamiento estacionario de energías renovables o unas 50 para colectivos eléctricos.

La puesta en marcha de la fábrica demandó una inversión total de 7 millones de dólares: 5,5 millones corresponden a la obra civil, maquinaria y la producción de materiales de electrodos (MINCyT 1.5 MM, la Universidad Nacional de la Plata 2 MM, Y-TEC 2 MM).

Además, Y-TEC instaló en su sede la primera planta piloto del país para la producción de celdas y hoy es la única empresa con capacidad para probar nuevos materiales en celdas prototipo de litio en formato comercial.

En cuanto a recursos humanos, la provincia de Buenos Aires otorgó un subsidio especial para la capacitación del personal que trabajará en la fábrica. La Escuela de Oficios de la UNLP capacitó a una primera tanda de operarios para la fase inicial de puesta en marcha de la planta, quienes serán miembros de la carrera de personal de apoyo del Conicet

El proyecto es una apuesta estratégica para desagregar el paquete tecnológico respecto al diseño y la fabricación de las celdas y baterías, y generar las condiciones propicias para realizar transferencias tecnológicas a pymes empresas nacionales y provinciales interesadas en la fabricación de baterías de litio.

El litio, el metal más liviano de la Tabla Periódica, fue descubierto en 1817. Más de 200 años después logró transformarse en protagonista excluyente de la actual revolución tecnológica a partir de su utilidad para el desarrollo de baterías para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops, y dio un impulso vital a la aparición de vehículos híbridos y eléctricos.

Pero, hasta el momento, el negocio del litio en Argentina se limita a la exportación de dos productos: el carbonato de litio (equivale al 93% de las exportaciones) y el cloruro de litio. Más allá del proceso de obtención del carbonato de litio de la salmuera, no existe ningún producto industrializado después de este proceso.

A pesar de ser uno de los principales productores mundiales, nuestro país no contaba hasta ahora con una alternativa soberana para el aprovechamiento integral del recurso natural a través del desarrollo tecnológico de la industria nacional.

En el norte del territorio argentino se asienta una de las mayores reservas de litíferas del planeta, lo que ubica a nuestro país en el cuarto lugar entre los principales productores de litio a escala global. Conforma, junto a Chile y Bolivia el denominado Triángulo del Litio, en cuya geografía sobresalen el Salar de Hombre Muerto de nuestro país, el de Atacama, en Chile y el de Uyuni, en Bolivia.

Como si se tratara de un territorio especialmente bendecido por la naturaleza, los salares de estos tres países concentran el 85% de las reservas de litio de fácil extracción del planeta.

Con más de 870.000 hectáreas disponibles para explotación - según datos del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS)-, las reservas nacionales de litio se concentran en tres provincias: Catamarca (Salar de Hombre Muerto, Salar de Antofalla), Salta (Salar del Rincón) y Jujuy (Salar de Olaroz, Salar de Cauchari). Se estima que allí se esconde entre el 10 y 12 por ciento del total de las reservas del mundo. Un verdadero tesoro de oro blanco sumergido en las entrañas de la Puna Argentina, que puede transformarse en una millonaria fuente de ingresos.

Entre cálculos y proyectos, el futuro del oro blanco en nuestro país parece no encontrar su techo. Según estimaciones de distintos especialistas, se calcula que la capacidad extractiva a nivel local podría alcanzar pronto casi las 200 mil toneladas anuales, lo que equivale a quintuplicar la producción actual.

La demanda es impulsada no sólo por el fuerte incremento en la fabricación de baterías de la mano de las grandes automotrices, sino por su utilidad en la industria cerámica, del vidrio, en la elaboración de grasas y aceites resistentes al calor, polímeros, elaboración de medicamentos, en aleaciones livianas junto aluminio y cobre -especialmente para la industria aeronáutica.

También es valorado como combustible nuclear en reactores de fusión nuclear (fusión de núcleos livianos), tecnología que aún está en desarrollo.


También te puede interesar