Internacional

14-11-2022 12:22 - Principales ejes del encuentro

El G20 se reúne en Indonesia: claves de una cumbre atravesada por la guerra en Ucrania

Bajo el lema "Recuperarse juntos, recuperarse más fuertes", los dirigentes discutirán sobre la arquitectura sanitaria global, la seguridad alimentaria y energética y las transformaciones digitales, según la agenda.

Por Camil Straschnoy enviado especial
Por Camil Straschnoy, enviado especial
14-11-2022 | 12:22
Cumbre del G20 en Indonesia Foto AFP
Cumbre del G20 en Indonesia. Foto: AFP

Líderes políticos y diplomáticos del G20 se reunirán el próximo martes y el miércoles en Bali, Indonesia, en una cumbre que tendrá a la guerra en Ucrania como eje transversal y divisorio, y la gran ausencia del presidente ruso, Vladimir Putin.

Las discrepancias geopolíticas, que serán notorias también en la reunión bilateral que mantuvieron este lunes el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, anticipan las dificultades para lograr un comunicado final consensuado.

Bajo el lema "Recuperarse juntos, recuperarse más fuertes", en alusión al golpe que provocó la pandemia de Covid-19 en el mundo, los dirigentes discutirán sobre la arquitectura sanitaria global, la seguridad alimentaria y energética y las transformaciones digitales, según la agenda.

¿Qué es el G20 y qué relevancia tiene?

El grupo reúne a 19 países con un gran peso en la economía global. Sus miembros, al que se suma la Unión Europea, representan alrededor del 90% del PBI mundial, el 80% del comercio y dos tercios de la población del planeta. También representan alrededor del 60% de todas las tierras agrícolas y cerca del 80% del comercio mundial de productos agrícolas.


¿Qué países y organismos integran el grupo?

Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea son los integrantes del G20.

España participa como invitado permanente y hay unas 14 organizaciones internacionales que también asisten, entre ellas Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud.

En cada edición, además, el país anfitrión invita a otros jefes de Estado, como es el caso este año de los presidentes de Senegal, Camboya, Países Bajos, Ruanda y Surinam, entre otros.

También fue invitado a asistir personalmente el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski, pero decidió participar por videoconferencia, tal como hizo en otros foros internacionales desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.


¿Quiénes serán los ausentes?

El gran ausente es Putin, que a último momento confirmó que no viajará a Indonesia por cuestiones de "agenda", según lo indicó el Kremlin, y su país estará representado por el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

Tampoco estará presente el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, en sintonía con sus escasas apariciones públicas desde que perdió las elecciones frente a Luiz Inácio Lula da Silva, por lo que la representación del país estará a cargo del canciller Carlos França.

El otro jefe de Estado que no está en Bali es el mexicano Andrés Manuel López Obrador, en una decisión vinculada a su actitud reacia de participar en este tipo de foros internacionales, por lo que su lugar será ocupado por el canciller Marcelo Ebrard.


¿Cómo es la postura de los países respecto a la guerra en Ucrania?

El conflicto en Ucrania desatado por la invasión rusa inevitablemente dominará gran parte de los debates, así como también algunas de sus consecuencias, como la profundización de la crisis alimentaria, la escalada de la inflación y la seguridad energética.

Los principales aliados de Kiev en la cumbre, Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea y Canadá, presionarán para que el documento final incluya una condena a la invasión, pero la posibilidad de un consenso grupal es nula ante el voto de Rusia y de otras naciones que exhibieron una posición neutral, especialmente China e India.

Turquía e Indonesia, por su parte, se erigieron como mediadores en el conflicto. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, fue junto a la ONU quien intermedió para lograr el acuerdo que permitió exportar los granos que por el conflicto quedaron bloqueados en los puertos ucranianos.

En tanto, el mandatario indonesio, Joko Widodo, como anfitrión de la cumbre, se reunió con Putin y Zelenski e invitó a ambos personalmente a que acudan a Bali para acercar posiciones.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández y su par de Francia, Emmanuel Macron, indicaron que vienen trabajando “para lograr una mesa de diálogo entre Rusia y Ucrania”, según indicó el mandatario argentino en París.


¿La guerra en Ucrania forma parte de la agenda?

El conflicto no está oficialmente en la agenda, pero sus consecuencias son difíciles de obviar: suba de precios de los alimentos, encarecimiento de la energía, ralentización de la recuperación económica tras la Covid-19 y temores de recesión.

Es un tema que atraviesa transversalmente los debates, pese a los esfuerzos de Indonesia para centrar la reunión en cuestiones de cooperación económica o cambio climático.


¿Quién será el próximo país en organizar el G20?

Las cumbres se realizan al menos una vez por año desde 2008, con una sede que va rotando entre los países miembro. Este año le tocó a Indonesia y a partir del 1 de diciembre la presidencia será asumida por India, que ya anunció que la reunión entre líderes será el 9 y 10 de septiembre en Nueva Delhi.

El traspaso simbólico al primer ministro de India, Narendra Modi, será el cierre de la cumbre, más allá de las conferencias de prensa posteriores que realizarán algunos líderes.

La crisis alimentaria, una de las prioridades del G20

Los países que forman el G20 acordaron de cara al comunicado final la necesidad de aumentar la capacidad productiva de alimentos, promover la equidad en el comercio de bienes agrícolas e incentivar la innovación de los campesinos, adelantó a Télam el representante del Gobierno de Indonesia encargado de negociar los acuerdos con los ministros del área.

El titular del Grupo de Trabajo de Agricultura del G20, Kasdi Subagyono, indicó que “la alimentación es un derecho humano” y explicó que esa premisa guio los trabajos con los responsables de los países que participan de los debates en Bali, en los que la crisis alimentaria es una de las prioridades de la agenda.

“Elaboramos un comunicado en el que todo el mundo está de acuerdo. En primer lugar, hablamos de cómo aumentar la capacidad de producción y la resistencia del sistema alimentario, así como también su sostenibilidad”, expresó el funcionario indonesio.

“En segundo lugar, tratar de promover la equidad, la transparencia y la no discriminación en el comercio de productos agrícolas. Y en tercer lugar, incentivar la agroempresa campesina”, añadió.

“Todos los participantes están completamente de acuerdo con estos puntos, aunque no hay consenso sobre agregar un párrafo que habla de la tensión geopolítica”, dijo Subagyono, en referencia a la distancia entre los países sobre la invasión rusa a Ucrania y sus consecuencias, en este caso sobre el comercio mundial de alimentos.

Antes del conflicto, Rusia y Ucrania producían en conjunto un tercio del trigo mundial, mientras que Kiev a su vez es un gran exportador de otros cereales y Moscú de fertilizantes.

Parte de esta carga fue desbloqueada con un acuerdo firmado en julio para abrir la ruta comercial por el mar Negro, aunque el pacto, firmado con la mediación de Turquía y la ONU, vence el 19 de noviembre y todavía no hay certezas que sea prorrogado.

La guerra impactó en los precios de los alimentos y de los fertilizantes y esto genera un aumento del costo de producción, mientras que el precio de las ventas no se incrementó significativamente. Esto significa más dificultades para el agricultor”, explicó Subagyono.

“Así que se debatió en el Grupo de Trabajo en no restringir la exportación de alimentos y todos estuvieron de acuerdo”, manifestó.

“La alimentación es un derecho humano. Eso significa que no deben existir fronteras para restringir su distribución”, añadió.

Sobre el impacto de la guerra en el mercado alimentario de Indonesia, el funcionario reconoció el golpe por el faltante de fertilizantes, así como también la interrupción en la importación de trigo ucraniano, que antes de la guerra era de tres millones de toneladas anuales.

Sin embargo, lo contrapuso con la producción local de arroz, producto básico de los platos indonesios, que alcanzó más de 10 millones de toneladas, más de lo que consume el mercado local.

“Tenemos un excedente de arroz y se siguieron las órdenes que instruyó el presidente (Joko) Widodo de utilizar parte de ese excedente para ayudar a otros países que lo necesitan”, recalcó.

Recluido tras su derrota electoral, Bolsonaro tampoco irá a la cumbre del G20

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sin agenda pública desde su derrota electoral a manos de Luiz Inácio Lula da Silva, no concurrirá a la cumbre del G20 de Bali, Indonesia, informó este lunes el gobierno.

La delegación brasileña en la reunión de líderes de las principales economías mundiales "está liderada por el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Franca", indicó la Cancillería de Brasil, sin más detalles, informó la agencia de noticias AFP.

Esta es la primera vez desde que llegó al poder en 2019 que Bolsonaro se ausenta del evento del bloque que representa más del 80% del PIB mundial y del 75% del comercio internacional.

Tras su derrota en el balotaje presidencial el 30 de octubre ante el líder de izquierda, el ultraderechista y excapitán del ejército, de 67 años, prácticamente se retiró de la vida pública, incluyendo las redes sociales.

En contraste, Lula se ha reunido con su equipo de transición después de unos días de descanso, y hoy viajó a la cumbre sobre el clima COP27 que se desarrolla en Egipto, en su primera aparición internacional luego de su resonante triunfo.

El veterano político, que ya gobernó dos veces Brasil (2003-2010), es esperado con gran interés por sus promesas de reposicionar a Brasil para salvar la Amazonía, objeto de una deforestación rampante bajo la gestión de Bolsonaro.

Ante las ausencias de Bolsonaro y del presidente mexicano, Andrés López Obrador, el argentino Alberto Fernández será el único mandatario latinoamericano en la cumbre del G20.

Newsletter

También te puede interesar