Cultura

12-11-2022 20:02 - festival en madrid

Pron y Cabezón Cámara en el Eñe: la literatura, los márgenes y la pregunta por el mercado

El encuentro se extenderá hasta el 27 de noviembre en la capital española, con Argentina como país invitado. Los autores Patricio Pron y Gabriela Cabezón Cámara, conversaron sobre el mercado literario y la escritura como forma abierta. 

Por Emilia Racciati Enviada Especial
Por Emilia Racciati, Enviada Especial
12-11-2022 | 20:02
Gabriel Cabezn Cmara La escritura y cualquier forma de arte tienen algo de vida justa y buena Foto Prensa Festival
Gabriel Cabezón Cámara: "La escritura y cualquier forma de arte tienen algo de vida justa y buena" / Foto Prensa Festival

Los canales de circulación de la literatura en español, la pregunta por el mercado literario y la escritura como forma abierta se impusieron como temas centrales en la charla que mantuvieron este sábado Patricio Pron y Gabriela Cabezón Cámara en la Biblioteca Regional de Madrid bajo el disparador "Qué es una vida justa y buena", en el marco del Festival de Literatura Eñe que se extenderá hasta el 27 de noviembre en Madrid con el lema "Natural" y con Argentina como país invitado.

En una tarde lluviosa y ventosa, con manifestaciones en las calles de Madrid por el cambio climático, los autores argentinos conversaron con la moderación del periodista y escritor español Javier Serena en el salón de actos de la Biblioteca, que funciona sobre una exfábrica de cerveza ubicada en un barrio retirado del centro madrileño.

La cita era a las 18 pero a esa hora todavía Pron no había llegado, así que minutos más tarde Serena y Cabezón Cámara inauguraron la actividad coincidiendo en que el título del encuentro, "¿Qué implica una vida justa y buena?", imponía un desafío. Así, lo tomaron como puerta de entrada al encuentro.

"La escritura y cualquier forma de arte tienen algo de vida justa y buena", arriesgó la autora de "La aventuras de la China Iron", la novela que fue finalista en numerosos premios internacionales, como el Booker Prize, porque destacó que implican un alto grado de libertad y auguró que "una vida justa y buena sería que cada ser pueda tener tiempo de hacer algo así". En su caso, escribir como posibilidad de darle "un uso no arbitrario a la lengua".

Patricio Pron La literatura argentina es un lugar al que vuelvo por nuevos autores pero tambin por los del pasado Foto Prensa Festival
Patricio Pron: "La literatura argentina es un lugar al que vuelvo por nuevos autores pero también por los del pasado" / Foto Prensa Festival

Tal como este viernes en la librería La Mistral, Cámara compartió una charla con la librera argentina Andrea Stefanoni, Cabezón Cámara resaltó que viene de una familia proletaria, con padres que "apenas terminaron el primario" y que en el año en el que nació era posible comprar una casa con una hipoteca, adquirir libros en cuotas, algo que hoy no es posible en la Argentina.

Serena marcó que los personajes de la autora suelen estar en el margen de la sociedad, a los lados del sistema y la autora fue contundente al señalar: "Nací en la Argentina de finales de los 60, principios de los 70 donde la pobreza era de entre un 4 y un 8%, hoy tiene un 50. Yo viví esa caída, yo sentí el vértigo. Es mucha diferencia, gente. Vi como crecen los márgenes". Para la escritora, "esa distancia entre el centro y los márgenes te afecta. Es un hilo y puede caer cualquiera".

Demorado por los cortes de calle y la lluvia, a las 18.30 se sumó Pron, argentino pero casi local, ya que vive en esta ciudad desde 2008. Serena le planteó el interrogante de cómo ve la definición de literatura nacional siendo rosarino, viviendo en Madrid.

"Es posible hablar una literatura nacional pero entendiendo que tiene muchas terminales, con diversidad de temas e intereses" respondió y graficó: "Por ejemplo, yo como lector y autor me detengo en lo que se discute en Buenos Aires pero la diversidad de la discusión de la literatura argentina es mucho más compleja. O si vemos cómo se leen nuestros libros en Santiago de Chile, vemos que se producen lecturas, efectos muy diferentes. Esa diversidad pone en evidencia complejidad al consolidar definiciones".

Patricio Pron argentino residente en Espaa y autor de libros como Maana tendremos otros nombres Foto Prensa Festival
Patricio Pron, argentino residente en España, y autor de libros como "Mañana tendremos otros nombres" / Foto Prensa Festival

Serena retomó la pregunta convocante por una vida justa y buena hoy e introdujo cómo el mercado afecta la creación artística. En ese punto, Cabezón Cámara dijo que no lo lograba en la Argentina, ya que definió al mercado como "muy pequeñito".

"Para que eso sea un problema primero necesitamos que haya mercado", señaló y sintetizó: "No sé si festejar o lamentarlo".

En tanto, el autor de "Mañana tendremos otros nombres" dijo que lo que le interesa es "romper las etiquetas que pone el mercado de tal forma que la literatura y la escritura constituyan algo parecido a peinar una alfombra a contrapelo" y aseveró que trata de escapar a "los condicionamientos de nacionalidad o de género" porque, en cambio, le importa más al momento de leer lo determinante de la clase, "el único vector que nos permite leer acertadamente la literatura".

Específicamente dijo referirse al modo "en que los textos se inscriben en una cierta forma de comprender la estructura de clases, esto es la forma en la que cierta literatura opera a favor o en contra del sistema de clases".

En ese punto dijo que para un escritor argentino "no es difícil tener presente el vínculo entre las palabras y el mundo" y relató que cuando a los 6 años fue a la biblioteca había huecos y "la literatura estaba del lado de la falta, era algo que nos había sido negado".

Su novela "El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia", en la que retoma la militancia de sus padres durante la dictadura argentina, es la que vuelve siempre: "Procuro olvidarme de los libros que he escrito pero no olvidarme de ese", reconoció.

Ambos autores coincidieron con que en Argentina hay muy buenos lectores y lectoras. Pron lo atribuyó a la educación pública y gratuita y también al lugar que por ejemplo suele tener "la prensa cultural".

El escritor espaol Javier Serena junto a Gabriela Cabezn Cmara Foto Prensa Festival
El escritor español, Javier Serena, junto a Gabriela Cabezón Cámara / Foto Prensa Festival

"La literatura argentina es un lugar al que vuelvo por nuevos autores pero también por los del pasado", expresó el ganador del Premio Alfaguara de Novela, que obtuvo en 2019 por su novela "Mañana tendremos otros nombres".

Para la autora de "La Virgen Cabeza", en Argentina pateás una baldosa y salen jugadores de fútbol y escritores. "Hay mucha gente escribiendo, la literatura argentina es una cosa que está viva", remarcó.

Y Pron, muy atento a los escrito y publicado en su país natal, afirmó que encuentra literatura en la cumbia villera o en la música urbana, expresiones que "dan cuenta de voces de las que no tendríamos conocimiento".

Terminada la conversación, llegaron el acercamiento de los lectores para la firma de ejemplares y las fotos con ambos escritores, quienes forman parte de la nómina de argentinos que marcan la impronta del país invitado en esta edición número 14 del Festival Eñe.

Cabezón Cámara (Buenos Aires, 1968) abrió ayer esta agenda con su intervención en La Mistral, hoy más temprano siguió en otra librería, Lata Peinada; mientras que Pron (Rosario, 1975) continuará en la librería Olavide junto a Juan Cruz y Antonio José Ponte hablando de emigración latinoamericana.

Que las actividades de los dos disertantes tengan a las librerías como sede no es casualidad, ya que su protagonismo es nuevo en esta edición del festival que sigue hasta el 27 de noviembre en una treintena de sedes de Madrid y Málaga y con la participación de más de 100 autores y autoras.

También te puede interesar