Sociedad

23-09-2022 13:25 - investigación judicial

"Los chicos están tranquilos; ya pasó lo peor", dijo el joven a cargo de La Razón de Vivir

En la sede de la comunidad de la localidad bonaerense de Florencio Varela permanecen internados 30 hombres en recuperación de adicciones, mientras que alrededor de otros 30 "decidieron abandonar el tratamiento el jueves", relató Catriel. "Lo peor fue vivir el allanamiento, tener patrulleros adentro como si los chicos hubieran cometido algún delito", aseguró.

Telam SE
23-09-2022 | 13:25
Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.
 
Uno de los jóvenes rehabilitados que se hicieron cargo provisoriamente de la comunidad terapéutica "La Razón de Vivir" tras las detenciones este jueves de los responsables del centro, aseguró este viernes a la mañana que "los chicos están tranquilos,cumpliendo sus actividades como corresponde", y señaló que "ya pasó lo peor".

"Lo peor fue vivir el allanamiento, tener patrulleros adentro como si los chicos hubieran cometido algún delito", dijo a Télam el joven, llamado Catriel, quien subrayó que "hoy está normal la situación" en la sede de la comunidad de Florencio Varela, en la zona sur del conurbano bonaerense.

Catriel, que junto a otros cinco jóvenes rehabilitados decidieron hacerse cargo de ese centro, dijo que "los chicos recién se despertaron; estamos todos los chicos rehabilitados unidos y vamos a tratar de sacarlo adelante".

"La causa mía de estar acá hoy es luchar por la recuperación de mis compañeros", agregó en diálogo con Télam.

Luego de la detención del conductor televisivo Marcelo "Teto" Medina y otras 16 personas en una causa por presunta asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en la comunidad terapéutica que no estaba habilitada, Catriel señaló que "los chicos están tranquilos cumpliendo sus actividades como corresponde".

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.
 
"Al principio fue una situación difícil, pero ahora hay más calma en el grupo", indicó y remarcó: "Sabemos por la causa que estamos acá y estamos agradecidos de tener la oportunidad de poder cambiar nuestra vida".

En la sede de la comunidad "La Razón de Vivir" de la localidad bonaerense de Florencio Varela permanecen internados 30 hombres en recuperación de adicciones, mientras que alrededor de otros 30 "decidieron abandonar el tratamiento ayer", relató Catriel.

El predio se encontraba este vieres a la mañana con consigna policial en los portones de entrada, pero sin presencia de las fuerzas de seguridad en el interior.

"Se rumorea que estamos inhabilitados, pero tenemos un servicio estatal de cursada del secundario dentro de la quinta", sostuvo el hombre y detalló que, este viernes, los jóvenes continuarán con su cronograma diario con distintas actividades.

"Ahora están en clase de Lengua y Literatura del Plan FinEs (Programa de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios); después van a almorzar, tienen clases de arteterapia, y a las 5 practican deportes", detalló.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.
 
Consultado sobre las denuncias sobre un presunto sistema de castigos que se aplicaba en la comunidad, Catriel señaló: "Cuando venís de la calle de consumir muchos años, a vos te dicen que tenés que hacer tal cosa, como barrer el patio, y no lo querés hacer".

En ese marco, continuó: "Eso es chocante para los chicos al principio, pero después se van acomodando a las normas de convivencia y generan el hábito".

Sobre la detención del mediático "Teto" Medina, acusado de cumplir el rol de ser "la cara visible y pública" de la organización, Catriel afirmó que "está muy lejos de ser captador de víctimas".

"¿Cualquier persona que comparte una publicación en redes se termina convirtiendo en eso?", se preguntó el joven.

En ese sentido, concluyó: "Están las cosas un poco enroscadas, hace falta tiempo para que la verdad salga a la luz".

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.
 

"No tenían comida, agua ni asistencia médica"

La madre de un joven que estuvo internado en un predio de La razón de Vivir y denunciante en la causa abierta contra esa comunidad terapéutica, aseguró que hay familias que defienden el lugar "porque no tienen dónde dejar a los chicos", pero aseguró que "era mentira que tenían 14 profesionales" en servicio y sostuvo que los jóvenes "no tenían comida, agua para bañarse, ni asistencia médica".

"Las familias no saben dónde llevar a los chicos, es entendible. Pero también tienen que darse cuenta de que los chicos no tienen que vivir en la situación que viven. Son chicos que están enfermos y necesitan una vida digna", dijo a radio Con Vos la mujer que se presentó como Marcela, pero cuyo nombre fue modificado para resguardar su identidad.

El centro "es todo una mentira", aseguró la mujer, que lo mencionó irónicamente en varias oportunidades como "la razón de morir".

"Decían que tenían 14 profesionales y era todo mentira. Todos se ponían títulos, el señor director decía que era contador y era una mentira", agregó en referencia a Néstor Zelaya, uno de los detenidos el jueves junto al exconductor televisivo Marcelo 'Teto' Medina y otras 15 personas.

En cuanto a la situación en la que vivían los jóvenes en ese centro, la denunciante refirió que "no tenían comida, no tenían agua para bañarse, no tenían asistencia médica, no tenían asistencia psicológica".

Consultada sobre si vio un progreso en su hijo a lo largo de la internación, contestó: "Cero, nada". "En un año lo vio dos veces al psicólogo. Era una psicóloga en ese momento", apuntó.

La Justicia abrió una causa por presunta asociación ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en la comunidad La razón de vivir, ubicada en las localidades de Berazategui y Florencio Varela, y en la localidad cordobesa de Punilla, que no contaba con habilitación.

"Los chicos dormían en el piso cuando yo pagaba 50 mil pesos por mes. Mi hijo dormía en el piso", agregó la mujer y aseguró que su hijo estuvo internado cuatro años en el lugar pero hoy se encuentra en la provincia de Chaco y "está muy bien".

Sobre la modalidad de pago, explicó: "Me hacían depositar dinero a un kiosco que Rubén Durán era el encargado. Resulta que depositaba, depositaba y nunca alcanzaba. Mi hijo no tenía ni un jabón para bañarse".

Sobre el sacerdote "Quique" a quien nombraron familiares de personas internadas en el lugar, sostuvo que "es una persona de bien" y que "muchos chicos no se murieron gracias a él".

A modo de corolario, pidió a las autoridades "que por favor tomen cartas en el asunto. A las familias las entiendo. No les crean todo lo que les dicen los señores directivos por eso hay 17 detenidos. Que realmente se haga justicia".

"Si ellos no tienen nada que ver que lo demuestre la justicia. Esto viene de hace años", acotó.

Newsletter

También te puede interesar