Cultura

11-09-2022 19:41 - volvió a la presencialidad

La Feria del Libro de Rosario convocó a 50 mil visitantes en el primer fin de semana

La edición número 24 del encuentro reúne a 40 editoriales y 30 librerías en el Centro Cultural Fontanarrosa, con una serie de charlas y actividades, que comenzaron con un acto de inauguración en el que estuvo Claudia Piñeiro. 

Por Ana Clara Prez Cotten
Por Ana Clara Pérez Cotten
11-09-2022 | 19:41
La feria literaria volvi a la presencialidad Foto Sebastin Granata
La feria literaria volvió a la presencialidad. Foto: Sebastián Granata.

Con el eco de una ciudad aquejada que reclama el fin del daño ambiental pero con esa presencia luminosa omnipresente que le da crecer a orillas del Paraná, la Feria del Libro de Rosario recibió este fin de semana a 50.000 lectores que se acercaron al Centro Cultural Fontanarrosa para conocer el catálogo de las editoriales locales, asistir a las charlas con autores y pasear rodeados de clásicos y novedades.

Sin amilanarse por las casi tres cuadras de cola que hubo durante el viernes, el sábado y el domingo por la tarde, los rosarinos recorrieron los distintos pisos del edificio y llenaron las charlas, organizadas alrededor de ejes diversos, como el homenaje a Angélica Gorodischer o el editor Juan Forn, el diálogo sobre la territorialidad en la literatura o las nuevas maternidades.

Rosario tiene 150 años de literatura y pensamiento, 40 editoriales y 30 librerías y este año, con la vuelta a la presencialidad y organizada por el municipio y por la Fundación El Libro, reconquista un espacio que lleva 24 ediciones.

Foto Sebastin Granata
Foto: Sebastián Granata.

"El regreso de la Feria después de la pandemia es una forma de reconstruir ciudadanía y el uso del espacio público. También la revalorización de la zona céntrica que fue muy castigada económicamente durante estos años", evaluó el coordinador de Feria, Marcelo Scalona.

La escritora y guionista Claudia Piñeiro inauguró la Feria el jueves último con un discurso en que el interpeló la conciencia ambiental de los presentes y las autoridades, y en el que desgranó el problema de las quemas del humedal y reclamó por la sanción de la Ley de Humedales.

El pedido de la escritora, lejos de ser la agenda de una intelectualidad exiliada, está presente en casa rincón de la ciudad: en los diarios locales, en las pintadas, en las colectas de firmas en las peatonales y en los debates más coyunturales de las mesas de café. El ecocidio se denuncia en las calles de Rosario, en la literatura y, también, en la Feria del libro de la ciudad.

Foto Sebastin Granata
Foto: Sebastián Granata.

"Todos los estudios científicos indican que los rosarinos tenemos un aire ocho veces peor y cuatro veces peor que el mínimo aceptado. El ecocidio consumió un millón y medio de hectáreas y tiene una magnitud impensada si pensamos en la fauna y la flora de tierras que en su mayoría son fiscales. Hay un interés muy mezquino que no atiende a las necesidades de los dos millones que vivimos a orillas del río. Es un tema que nos atraviesa y, tal vez por eso, ya aparece en la literatura de ficción", analiza Scalona.

Los lectores que se acercaron a la Feria se interesaron por las ediciones de los sellos locales como Beatriz Viterbo u Homo Sapiens y también buscaron en los stands de las librerías algunos de los libros que se presentaron como "Putamadre" de Dalia Walker en el que aborda la maternidad con desparpajo, "La última vez, una intriga literaria", la última novela de Guillermo Martínez o los cuentos de "Hubo un jardín" de Valeria Correa Fiz.

La Feria fue programada por un equipo de doce personas del mundo cultural entre los que hay libreros, periodistas, escritores y agentes culturales bajo la consigna de abrir las posibilidades para los lectores rosarinos con mesas teóricas y presentaciones, pero también lugar para la moda y el fútbol. Además, esta última edición creció en su propuesta para las infancias: los organizadores reciben a diario grupos de niños y niños de distintas escuelas de la ciudad y hay una programación especial para ellos con espectáculos y actividades de lectura y escritura con el seguimiento de coordinadores.

Foto Sebastin Granata
Foto: Sebastián Granata.

Carolina Rolle, responsable de Beatriz Viterbo, destaca la buena predisposición de los autores para viajar a la ciudad y de reencontrarse con la gente en la pospandemia. "Fernando Chulak, uno de los seleccionados por el Premio Medifé, estuvo en el stand charlando con la gente. Y también pasaron Robertita con su "Antimaternity" y Matías Moscardi autor de "El gran Deleuze", un libro muy vendido de nuestro catálogo que convocó a adolescentes y a papás", repasó Rolle sobre cómo se desarrollo el primer fin de semana en la Feria.

"Fue lindo encontrarnos con los lectores del sello, dedicado a la teoría literaria, al género o a una ficción experimental, pero también pudimos conocer a jóvenes y niños que venían con la escuela y se entusiasmaron con las últimas novedades que tienen una apuesta por lo visual como los libros de Daniel García y los libros ilustrados de Silvina Ocampo", contó la responsable de Beatriz Viterbo.

Además, recordó que para esta edición llevarán algunas primeras ediciones para compartir con los lectores más fieles del sello que visiten la Feria y que apostarán a sumar firmas de más autores, una práctica habitual en este tipo de evento cultural pero que sigue entusiasmando hasta a los más jóvenes por aquello que les devuelve el cara a cara con el autor.

Con entrada libre y gratuita, la Feria del Libro de Rosario estará abierta hasta el domingo 18 de septiembre. De lunes a viernes entre 9 y 21, el sábado de 10 a 22 y el último día, el domingo, de 13 a 21.

También te puede interesar