Internacional

11-08-2022 20:20 - Tras los bombardeos

El Consejo de Seguridad analiza la situación nuclear en Zaporiyia

Ambas partes señalaron, no obstante, que los niveles de radiación en la central, la mayor de Europa, estaban "dentro de los límites normales". La ONU decretó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad para dirimir el conflicto.

Telam SE
11-08-2022 | 20:20
El Consejo de Seguridad de la ONU trata el tema de la Central de Zaporiyia
El Consejo de Seguridad de la ONU trata el tema de la Central de Zaporiyia

Rusia y Ucrania se acusaron este jueves mutuamente de haber bombardeado otra vez sobre la zona de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por fuerzas rusas, cuya situación es "alarmante", según señaló el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en las horas previas a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que discutía este jueves tarde la situación en ese lugar.

El operador de las centrales ucranianas, Energoaton, anunció que los ataques provocaron "una gran humareda" y dañaron "varios sensores de radiación", mientras las fuerzas prorrusas en el área indicaron que la ofensiva provocó un defecto en la línea de alto voltaje de la subestación de la planta.

Ambas partes señalaron, no obstante, que los niveles de radiación en la central, la mayor de Europa, estaban "dentro de los límites normales".

El director general del OIEA, el argentino Rafael Grossi, admitió que "no hay amenaza inmediata para la seguridad", pero calificó de "alarmante" la situación en la planta y redobló las presiones para que el organismo visite el lugar.

"La situación en las instalaciones de energía nuclear, particularmente en Zaporiyia, se volvió alarmante; a partir de hoy, la planta tiene una disponibilidad limitada de energía debido a los daños del bombardeo de la semana pasada", explicó el diplomático al intervenir de forma remota en la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Sigo muy preocupado por la situación en Zaporiyia y reitero que cualquier acción militar que ponga en peligro la seguridad nuclear debe cesar inmediatamente; estas acciones militares cerca de una instalación nuclear tan grande podrían tener graves consecuencias", alertó Grossi, de acuerdo con los extractos de su discurso difundidos por el OIEA.

Grossi pidió que "ambas partes de este conflicto armado cooperen con el OIEA y permitan una misión a la central de Zaporiyia lo antes posible".

La central nuclear esta bajo mando ruso desde marzo Foto AFP
La central nuclear esta bajo mando ruso desde marzo. Foto: AFP

"El tiempo es esencial, por lo que propongo celebrar esta misión lo antes posible", abundó el argentino, citado por la agencia de noticias AFP.

En tanto, Ucrania y Rusia se achacaron la responsabilidad por esa situación.

Las fuerzas ucranianas "volvieron a bombardear la central nuclear de Zaporiyia y el territorio cercano a la instalación", aseguró Vladimir Rogov, designado por Moscú como parte de la administración regional tras la ocupación en marzo.

Según Rogov, los ucranianos utilizaron sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple y artillería pesada para llevar a cabo los ataques, consignó la agencia de noticias AFP.

"Los terroristas de (el presidente de Ucrania, Volodimir) Zelenski continúan disparando contra la central; ha resultado dañada la línea de alto voltaje de la subestación Kajovskaya", indicó el funcionario prorruso.

"Los rusos bombardearon nuevamente la planta de energía nuclear de Zaporiyia", acusó por su parte el operador ucraniano Energoatom.

La empresa precisó que los ataques provocaron "una gran humareda" y dañaron "varios sensores de radiación".

Ambos lados reportaron cinco bombardeos cerca de una unidad de almacenamiento de sustancias radiactivas, pero luego Energoatom aseguró que la situación en la central estaba "actualmente bajo control".

Las tropas rusas tomaron el control de esa planta el 4 de marzo, poco después del inicio de la intervención en Ucrania el 24 de febrero.

Ucrania busca a toda costa recuperar la central nuclear ucraniana de Zaporiyia Foto AFP
Ucrania busca a toda costa recuperar la central nuclear ucraniana de Zaporiyia / Foto: AFP

Estados Unidos responsabilizó este jueves al Kremlin de la ofensiva cerca de la instalación nuclear que controlan desde marzo y respaldó el llamado de Kiev a establecer una "zona desmilitarizada" en la zona.

"Seguimos pidiendo a Rusia que cese todas las operaciones militares en o cerca de las instalaciones nucleares de Ucrania y que devuelva el control total a Ucrania", dijo un vocero del Departamento de Estado.

"Y apoyamos los llamados de Ucrania para (crear) una zona desmilitarizada alrededor de la central de energía nuclear", añadió.

En la misma línea, Zelenski afirmó que Rusia podría provocar un incidente "aun más catastrófico que el de Chernobil", en referencia al desastre nuclear de 1986 en el norte de Ucrania, cuando este país formaba aún parte de la Unión Soviética.

"Rusia convirtió la planta nuclear en un campo de batalla", denunció el mandatario en un discurso por videoconferencia durante una reunión de donantes en Copenhague que reunió unos 1.500 millones de euros para Ucrania.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió del riesgo de "catástrofe" en la central e instó a un cese "de inmediato" de las "actividades militares" en los alrededores de la planta, así como la retirada del personal militar y equipos de las instalaciones ocupadas por Rusia.

"El sitio no debe ser usado en el marco de operaciones militares", apuntó antes de urgir un acuerdo a "nivel técnico" que desmilitarice un perímetro de seguridad alrededor de la planta.

Estos temas estaban siendo abordados este jueves por la tarde en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU que comenzó en torno a las 16 hora argentina.

"Reitero que la situación es seria, grave", dijo Grossi, llamando a rusos y ucranianos a que permitan el ingreso de un equipo de expertos de la OIEA "lo antes posible" para evaluar la situación de la mayor central nuclear de Europa.

La visita debe ser coordinada tanto con Moscú como con Kiev, que tiene que autorizar el acceso a ella, lo que dificulta su puesta en marcha, reconoció al dirigirse por videoconferencia a los 15 miembros del Consejo de Seguridad reunidos de urgencia por China, que lo preside este mes, tras los bombardeos de los últimos días.

Los ucranianos utilizaron sistemas de cohetes de lanzamiento mltiple y artillera pesada para llevar a cabo los ataques Foto AFP
Los ucranianos utilizaron sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple y artillería pesada para llevar a cabo los ataques / Foto: AFP

Grossi quiere liderar personalmente la misión de expertos de la OIEA para "evaluar" el daño físico sufrido en las instalaciones y "determinar" si los sistemas de seguridad y protección están funcionando así como las condiciones de trabajo del personal, lo que permitirá poner en marcha "salvaguardas urgentes" para verificar el estado de los reactores y los inventarios de material nuclear.

En la reunión del Consejo de Seguridad, el embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, acusó a las fuerzas militares ucranianas de bombardear la central con el objetivo de "intimidar" al personal para que no vaya a trabajar y con ello "socavar el normal funcionamiento" de la misma.

Para Moscú, el objetivo de las fuerzas ucranianas son las instalaciones donde se almacenan los desechos nucleares.

"Hasta ahora no los han alcanzado ni dañado seriamente. El efecto de la radiación en la planta nuclear está por el momento dentro de los límites. Pero si los bombardeos continúan, solo es una cuestión de tiempo", dijo, y culpó de ello a los occidentales que apoyan a Kiev.

El embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, recordó que "nadie puede parar el viento si lleva radiación, pero juntos somos capaces de parar a un estado terrorista y cuanto antes se haga, Europa y el mundo volverán a sentirse seguros de nuevo".

En tanto, la representante de Estados Unidos, Bonnie Jenkins, al igual que otras delegaciones instaron a Rusia a retirar sus militares del país que invadieron el pasado 24 de febrero.

"Esto permitiría a Ucrania restaurar la seguridad impecable, la protección y los salvaguardas que implementó durante años en la planta", afirmó, citada por la agencia Europa Press.

La reunión fue solicitada por Rusia, que tiene derecho de veto, al igual que los otros cuatro miembros permanentes (Estados Unidos, China, Francia y Reino Unido.

"La situación en Zaporiyia es alarmante", alertó el jefe de la agencia nuclear de la ONU

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, indicó que "es alarmante" la situación en la planta nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por las fuerzas rusas, aunque aclaró que "no hay una amenaza inmediata para la seguridad" tras los recientes bombardeos en zonas cercanas.

"La situación en las instalaciones de energía nuclear, particularmente en Zaporiyia, se volvió alarmante. A partir de hoy, la planta tiene una disponibilidad limitada de energía debido a los daños del bombardeo de la semana pasada", explicó el diplomático al intervenir de forma virtual en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia y Ucrania se acusaron hoy mutuamente de haber atacado nuevamente en la zona cercana a la central, la más grande de Europa, aunque ambos bandos coincidieron en asegurar que los niveles de radiación estaban "dentro de los límites normales".

"Sigo muy preocupado por la situación en Zaporiyia y reitero que cualquier acción militar que ponga en peligro la seguridad nuclear debe cesar inmediatamente. Estas acciones militares cerca de una instalación nuclear tan grande podrían tener graves consecuencias", alertó Grossi, de acuerdo a los extractos de su discurso difundidos por el OIEA.

Explicó que los expertos del organismo, agencia de la ONU encargada de las inspecciones nucleares, evaluaron que "de forma preliminar no existe una amenaza inmediata para la seguridad como resultado de los bombardeos u otras acciones militares recientes".

"Sin embargo, esto podría cambiar en cualquier momento", explicó.

"Pido que ambas partes de este conflicto armado cooperen con el OIEA y permitan una misión a la central de Zaporiyia lo antes posible. El tiempo es esencial, por lo que propongo celebrar esta misión lo antes posible", abundó el argentino.

"Los expertos del OIEA evaluarían los daños físicos en la central nuclear, determinarían si los sistemas de seguridad y protección principales y de reserva son funcionales, y evaluarían las condiciones de trabajo del personal de la sala de control", comentó y agregó: "Una misión también nos permitiría realizar trabajos de salvaguarda urgentes".

El director general del organismo con sede en Viena, Austria, recordó que ya lideró dos misiones de expertos en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero pasado, en los que se entregó equipos de protección personal y monitores de radiación.

En total, manifestó que el OIEA realizó nueve misiones en el país en estos casi seis meses y precisó que hay dos equipos trabajando ahora en Chernóbil, la planta en la que ocurrió el desastre nuclear de 1986, cuando Ucrania formaba aún parte de la Unión Soviética.

El Parlamento de Letonia declara a Rusia "país patrocinador del terrorismo" y Moscú lo reprobó

El Parlamento de Letonia declaró a Rusia como "país patrocinador del terrorismo" por la invasión a Ucrania, medida rápidamente rechazada por Moscú, y se sumó a la petición de su Gobierno para que los Estados miembro de la Unión Europea (UE) restrinjan los visados de turistas a ciudadanos rusos y bielorrusos.

El Legislativo, que insta a otros países a sumarse a esta simbólica declaración, acusa a las fuerzas rusas de perpetrar todo tipo de "atrocidades" desde el inicio de la guerra el 24 en febrero, hasta el punto de equiparar la violencia ejercida sobre los civiles con el "terrorismo".

Los diputados consideran necesario además "intensificar urgentemente" las sanciones contra el Kremlin, en un llamamiento que hacen extensible a todos los aliados de Ucrania, si bien por ahora no hay indicios de que la UE como bloque vaya a penalizar los viajes de turismo de ciudadanos rusos.

Pocas horas después, la cancillería rusa advirtió que la postura de Letonia "contradice gravemente el derecho internacional".

"Este paso del máximo órgano legislativo de Letonia está en flagrante contradicción con el derecho internacional vigente y viola el principio de igualdad soberana de los Estados consagrado en el párrafo 1 del Artículo 2 de la Carta de la ONU", dice el comunicado difundido por la agencia de noticias Sputnik.

Moscú también calificó la de "otra manifestación de la rusofobia" y condenó los llamamientos del Parlamento a suspender la concesión de visados a los ciudadanos rusos.

A su vez, recomendó a los parlamentarios que cesen en sus provocaciones y "se centren en los intereses de su país y de sus ciudadanos".

La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, declaró esta semana que "visitar Europa es un privilegio y no un derecho humano".

La declaración también cita un ataque con misiles contra instalaciones portuarias en Odesa un día después de que entrara en vigor un acuerdo para permitir la exportación de grano desde esa localidad ucraniana.

El presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento letón, Rihards Kols, denunció que Rusia "lleva muchos años apoyando y financiando a regímenes y organizaciones terroristas" y ahora aplica las mismas "tácticas despiadadas, inmorales e ilegales" en Ucrania, donde habría utilizado armamento prohibido y ejercido una "brutalidad desproporcionada".

Los diputados de Letonia destacaron que la invasión se llevó a cabo "con el apoyo y la implicación del régimen bielorruso", por lo que pidieron a la comunidad internacional extender a Bielorrusia las mismas sanciones que a Rusia.

El texto fue apoyado por 67 diputados que participaron en la votación, de un total de 100, en ausencia de los miembros de un partido prorruso que prefirió no dar su opinión.

El jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, agradeció al parlamento letón su declaración, que, ponderó, llega "en el momento oportuno".

"Rusia merece desde hace mucho tiempo este estatus por sus acciones en Ucrania y más allá", dijo el funcionario, quien instó a "otros países y organizaciones" a hacer lo mismo que Letonia.

Por su parte, la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova, consideró que la declaración parlamentaria no tenía más sustancia que una "xenofobia primaria". 

En un mensaje publicado en la red de mensajería Telegram, calificó a sus autores de "ideólogos", dignos de ser "tratados de neonazis".

Newsletter

También te puede interesar