Sociedad

10-08-2022 10:44 - islas del Paraná

Cabandié: "Si la justicia no toma medidas ejemplificadoras", seguirán quemando campos en el Delta

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible reafirmó que los incendios son intencionales para la renovación de pasturas y el cambio del uso del suelo. Fue luego de su presentación en el Juzgado Nacional de Victoria, Entre Ríos.

Por Corresponsal
Por Corresponsal
10-08-2022 | 10:44
En las ltimas horas se quemaron 10000 hectreas en el delta del Paran
En las últimas horas se quemaron 10.000 hectáreas en el delta del Paraná.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, advirtió que “si la justicia no toma acciones ejemplificadoras" citando a indagatoria a las personas vinculadas a los campos que se queman en las islas del Paraná, esta práctica "se va a seguir realizando", luego de su presentación en el Juzgado Nacional de Victoria, Entre Ríos.

El ministro se presentó acompañado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, con quien entregó información ampliatoria sobre las quemas a la aportada el 15 de julio en el Juzgado Federal de Primera Instancia de Victoria, a cargo del juez Federico Martín, relacionada a los incendios en campos de Entre Ríos.

Luego, ante la prensa, Cabandié recordó que “hace dos años y un mes nos presentamos como querellantes en la justicia por los incendios acaecidos en 2020. En agosto de ese año el Ministerio de Ambiente de la Nación tomó la competencia del fuego que antes estaba en otra jurisdicción del Estado nacional”.

El ministro agregó que fueron “ampliando denuncias y trayendo información a partir de la geolocalización satelital que obtenemos, y por otro lado los cinco faros de conservación que hemos instaurado en distintas zonas del delta del (río) Paraná”.

Cabandié ratificó que estos “focos ígneos tiene intencionalidad. Siempre procuramos que la situación se modifique, nos parece una situación muy penosa”.

Y agregó que “hay distintos intereses que se ponen en juego. Hay intereses que tienen que ver con inmobiliarios en los terraplenes; con la actividad ganadera; pesca; caza, porque se quema para poder cazar con facilidad, y -hay menos- pero existen casos que tienen que ver con lo agrícola”.

Sobre la presentación realizada este martes al mediodía, Cabandié explicó que estuvieron reunidos “con el juez Martini y el fiscal Kisimoto” con quienes acordaron “colaborar con transferencia de información sobre la geolocalización que poseemos”.

“Al no tener nosotros el poder de competencia, es la justicia la que debe administrar los medios para realizar las acciones pertinentes que determinen quiénes son los titulares de esos campos y quienes los queman”, agregó.

El jefe de la cartera de Ambiente explicó a la prensa que “el fiscal comunicó que va a comenzar conaudiencias indagatorias a dueños de campos. Hay tierras fiscales que tienen usufructo, así que solicitamos a la provincia de Entre Ríos que le dé a este juzgado y a esta fiscalía los catastros” para identificar a los titulares de los campos donde se prende “permanentemente” fuego.

Y advirtió que “si la justicia no tiene acciones ejemplificadoras tomando indagatoria a esas personas vinculadas a los campos que se queman, lamentablemente esa práctica va a seguirse realizando”.

El ministro se present ante la Justicia junto al secretario de Control y Monitoreo Ambiental Sergio Federoviskyfoto Sebastian Granata
El ministro se presentó ante la Justicia junto al secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky.//foto Sebastian Granata


Los fuegos activos


Un estudio presentado por el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) consignó que en las últimas horas se quemaron 10.000 hectáreas en el delta del Paraná.

El ministerio que conduce Cabandié, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) mantiene el despliegue de medios aéreos y personal para el combate de los incendios en el Delta del Paraná, organizado en dos bases operativas: una en la localidad santafesina de Alvear y la otra en la ciudad bonaerense de San Pedro.

En la zona se encuentran disponibles para operar tres aviones hidrantes, tres helicópteros con helibalde, un avión observador del SNMF, dos helicópteros aportados por la cartera de Defensa y otro de la provincia de Buenos Aires.

También fueron convocados -por el SNMF- un centenar de brigadistas y personal de apoyo perteneciente a las Brigadas Nacionales Sur y Centro, Parques Nacionales, las brigadas forestales de la Policía Federal Argentina y de la provincia de Buenos Aires.

Cabandi critic que la Justicia no hace nada contra responsables de incendios en islas del Paran foto Sebastian Granata
Cabandié criticó que la Justicia "no hace nada" contra responsables de incendios en islas del Paraná. //foto Sebastian Granata


Desastre ecológico


Un nuevo informe de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), difundido este martes calificó a la quema de humedales en el Delta del Paraná como “uno de los peores desastres ecológicos” de la región "con graves consecuencias para la salud”.

La investigación clínica data sobre los efectos que causa en la salud de la población de Rosario y alrededores, las continuas quemas en las islas y el humo que generan, situación que torna irrespirable el aire en esta zona.

“Como consecuencia de esta práctica irresponsable y descontrolada se multiplicaron nuevamente las consultas por síntomas como tos, dificultad para respirar y silbidos en el pecho”, señaló el informe al que tuvo acceso Télam.

También destacaron otros síntomas como “ardor en los ojos, irritación faríngea, rinorrea y dolor de pecho, característicos de la intoxicación por humo”, precisaron.

El reporte destacó que el incendio, y su consecuente humo, generan “un incremento reiteradamente demostrado (a corto y largo plazo) de padecimientos respiratorios y cardiovasculares, existiendo -además- claras señales de su vinculación con enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, por ejemplo) y cáncer”.

Por último, desde la FCM destacaron que “la afectación se produce aún en individuos sanos, pero es mucho más frecuente en niños, adultos mayores y mujeres embarazadas”.

La UNR activó un servicio telefónico de salud por las quemas y recibió 100 llamadas en dos horas

La Dirección de Salud de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) habilitó este martes una línea telefónica para consultas por problemas respiratorios a raíz del humo por la quema de pastizales en las islas del Delta del Paraná que afecta a la ciudad santafesina, y recibió “100 llamadas” en las primeras horas del servicio.

“Organizamos un dispositivo de atención, contención y evaluación, en primera instancia telefónica, y a partir de ahí de derivación o de citación al centro de salud para hacer consulta presencial”, dijo a Télam el director de Salud de la UNR, Ricardo Nidd.

El servicio se puso en marcha hoy a partir de las 10 de la mañana y antes del mediodía ya habían sido atendidas 100 llamadas, informó el profesional de la salud.

El servicio, al que puede accederse mediante el número telefónico 341-5311944 y que también recibe consultas vía Whatsapp, está activo entre las 10 y las 16, pero las consultas pueden enviarse en cualquier horario.

“Tenemos dos médicos que responde las consultas, estamos viendo de ampliar el horario”, explicó Nidd y precisó que un servicio similar se había puesto en práctica durante la pandemia de coronavirus para evitar las consultas presenciales.

Para el director de Salud de la UNR, “la situación sanitaria es grave” por la permanencia del humo sobre la ciudad y sus efectos sobre “criaturas, ancianos y personas con patologías respiratorias”.

Puntualizó que la Sociedad Argentina de Neumonología “nos está hablando de la posibilidad de daños crónicos, a largo plazo, porque el aire contaminado está sostenido en el tiempo”.

Nidd sostuvo que la situación que viven Rosario y otras ciudades aledañas por los incendios intencionales en la zona de islas del Delta del Paraná “es de altísima preocupación”.

En cuanto al servicio de atención telefónica ofrecido por la UNR, indicó que “es un paliativo sobre una decisión que nos excede y que es del poder político, que no ha podido dar respuesta suficiente” a los incendios y sus consecuencias sobre la salud de la población y el daño ambiental al humedal.

Reclaman la figura de "ecocidio" en el Código Penal

El director del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Matías De Bueno, advirtió este martes sobre las "consecuencias irreversibles" que tienen los incendios que se registran en las islas del delta del río Paraná y que desde el fin de semana consumieron 10.000 hectáreas, propuso la creación de una "policía del humedal" y pidió incorporar la figura de "ecocidio" al Código Penal.

"Nosotros detectamos que durante el fin de semana y hasta ayer se incendiaron 2.500 hectáreas en las islas frente a Rosario, otras 2.500 que vienen hace varios días enfrente a la zona de San Nicolás y unas 5.000 frente a la localidad de San Pedro", explicó a Télam De Bueno y precisó que el humo llegó hasta la ciudad de Rosario por el viento este y sureste de las últimas horas.

El abogado especialista en derecho ambiental agregó que "se mantiene el foco de calor en 10.000 hectáreas", según la última información satelital relevada, por lo que "la gravedad del asunto es que se siga prendiendo fuego".

En este sentido, graficó que "la intensidad del fuego en ese lugar arrasa con todo, con flora y fauna, y le genera un daño estructural al suelo".

"No es un suelo igual a la llanura pampeana que es tierra firme, la isla se va regenerando con el pulso del río y es un suelo más frágil", agregó.

Para De Bueno, "no hay una acción de prevención" sobre los incendios y "si bien el Estado va permanentemente atrás del fuego para ir apagándolo, la acción es permanentemente ex post".

Sobre este punto, el abogado señaló que desde la Universidad de Rosario proponen la creación de una "policía del humedal" que sea interjurisdiccional y permita monitorear con poder de policía para apresar a quienes queman las islas.

Por otro lado, también pidió que se convoque entre las provincias de Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos a una "búsqueda de soluciones para ver qué actividad económica se puede hacer en el delta para que no sea la única estar incendiando".

"Hoy la rentabilidad del lugar se está manejando por cuestiones agrícolas, ganaderas o por emprendimientos inmobiliarios", describió De Bueno y subrayó la necesidad de "buscar políticas de desarrollo que permitan cambiar los incendios por negocios que sean ambientalmente amigables y sostenibles".

El especialista también señaló que desde la UNR se está elaborando un proyecto académico para incorporar la figura del ecocido al Código Penal.

"Cuando se genera un daño de tal magnitud que puede tener consecuencias irreversibles sobre un espacio natural y sobre el ambiente pedimos que se castigue de la forma máxima, con sanciones desde multas o inhabilitación hasta penas de prisión", concluyó.

Newsletter

También te puede interesar