Cultura

27-07-2022 13:37 - controversial experiencia artística

El polémico artista inglés Damien Hirst destruirá casi 6.000 obras de su autoría

Es en el marco de un proyecto centrado en el arte como moneda: a los compradores de un lote de 10.000 pinturas realizadas en 2016 y convertidas paralelamente al formato NFT se les ofreció la chance de quedarse con los NFT o cambiarlos por la obra de arte física. Aquellos óleos sobre papel que no sean elegidos, serán incendiados en septiembre.

Telam SE
27-07-2022 | 13:37
Damien Hirst destruir miles de sus obras Foto IG damienhirst
Damien Hirst destruirá miles de sus obras / Foto: IG @damienhirst

El artista inglés Damien Hirst, protagonista con sus obras de algunas excentricidades como cubrir con diamantes un cráneo real o sumergir un tiburón y una oveja cortada en dos en piletones de formol, está a punto de materializar un nuevo acto disruptivo: promete quemar unas 6.000 obras propias el próximo mes en el marco de un proyecto centrado en el arte como moneda.

Hirst (1965), el creador, empresario y coleccionista británico que está considerado como el artista vivo más rico de su país, destruirá en su galería de Londres parte de un lote de 10.000 pinturas realizadas en 2016 y convertidas paralelamente al formato NFT.

Las obras fueron vendidas a razón de 2000 libras cada una -unos 2.400 dólares- y a los compradores se les concedió la chance de quedarse con los NFT o cambiarlos por la obra de arte física. "El coleccionista no puede quedarse con ambos. Este intercambio es un proceso unidireccional, así que elija con cuidado", había advertido a los interesados.

Veinticuatro horas antes de la fecha límite fijada para este miércoles, 4180 personas ya habían optado por cambiar su NFT por una obra de arte física, en tanto que 5820 optaron por mantener sus NFT, según consigna el periódico The Guardian.


La versión alternativa será destruida, y las obras de arte físicas (óleo sobre papel) se incendiarán a diario a partir del 9 de septiembre en el marco de un proyecto titulado "The Currency", al que Hirst define como "el más emocionante con diferencia".

"Las obras de arte se quemarán a una hora específica cada día durante la ejecución del espectáculo", se lee en un comunicado del artista. En los próximos meses, durante la semana de Frieze, la galería organizará un evento de clausura para quemar las obras de arte restantes, con la presencia de Hirst.

El artista realizó las obras en 2016 usando pintura de esmalte sobre papel. Cada obra está numerada, titulada, sellada y firmada en el reverso. Las características de autenticidad adicionales incluyen una marca de agua, un micropunto y un holograma que contiene un retrato del artista. Ningún color se repite dos veces en ninguna obra de arte.

Artista, empresario y coleccionista de arte, Hirst representa a los Jóvenes Artistas Británicos (YBA) que dominaron la escena artística en el Reino Unido en la década de 1990 y es considerado el artista vivo más rico de su país.

Entre sus obras icónicas están "La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo" (1991), un tiburón tigre de cuatro metros de largo conservado en una vitrina con formol que se vendió en 12 millones de dólares en 2005, un precio récord para la obra de un artista vivo.

Su otra obra emblemática es "For the Love of God" (2007), una calavera de platino con 8.601 diamantes puros y dientes humanos, inspirada en el cómic "2000 AD". Es creador desde fines de los 80 de una amplia serie de instalaciones, esculturas, pinturas y dibujos que exploran las complejas relaciones entre arte, belleza, religión, ciencia, la vida y la muerte.



Otra polémica del artista


Hace unos días, Hirst había protagonizado involuntariamente otra polémica cuando el Kunstmuseum Wolfsburg, ubicado en la ciudad alemana de Wolfsburg, se vio obligado a retirar de sus instalaciones una obra del artista que incluía una cámara para matar moscas tras las críticas de los activistas por los derechos de los animales y una denuncia formal de la Oficina Veterinaria de la ciudad.

La obra, titulada "Mil años", se incluyó en una gran exposición colectiva denominada ‘¡Poder! ¡Luz!’ que exploró el uso de la luz artificial en el arte. La obra consistía en un cubo de cristal dividido en dos. En una parte del cubo eclosionaban las moscas, pero si pasaban por un agujero a la otra parte para llegar a la luz artificial, morían.

El objetivo del trabajo fue llamar la atención sobre el hecho de que millones de insectos mueren cada noche debido al alumbrado público en las ciudades.

También te puede interesar