Cultura

28-06-2022 19:10 - DESPEDIDA

Escritores y periodistas rescatan el potente legado de Ángeles Salvador

La autora de "La última fiesta" tenía 50 años y falleció por un cuadro de neumonía. Colegas y editores lamentaron su partida y recordaron su obra. 

Telam SE
28-06-2022 | 19:10
ngeles Salvador retratada por Alejandra Lpez
Ángeles Salvador, retratada por Alejandra López.

La conmoción y la tristeza por la inesperada y temprana muerte de la periodista y escritora Ángeles Salvador, este martes a los 50 años por un cuadro de neumonía, se replicó en comunicados formales y en redes sociales con sentidos mensajes de colegas y amigos que celebraron su paso por la escena literaria local y lamentaron su partida.

Ángeles Salvador nació en Buenos Aires en 1972. Publicó cuentos en diversas antologías y revistas literarias y las novelas "El papel preponderante del oxígeno" y "La última fiesta". Si en la primera cuenta el universo vertiginoso de una joven de clase media que pierde a sus padres, con la misma prosa ágil y los mismos diálogos certeros, aborda en la segunda los entretelones de la rosca política, las dinámicas farandulescas y periodísticas de los veranos en Punta del Este y las miserias matrimoniales.

"La mejor manera de recordar a Ángeles Salvador es leyendo 'El papel preponderante del oxígeno', una extraordinaria novela", escribe en Twitter el periodista Horacio Convertini, reconocido autor de novela negra. Es que ese libro, el primero de los dos que deja Salvador como legado, publicado a sus 45 años, da cuenta con lucidez y mucho humor de la intimidad de la clase media argentina contemporánea.



Esa característica radical en su escritura, que se da a conocer en esa publicación tardía -antes había sido actriz y todavía no había llegado su otra novela, "La última fiesta", que refrescó en 2021 la escena literaria- queda plasmada en el breve tuit de Ana Correa, activista feminista, también periodista y escritora como ella: "En su último libro se reía de todo, como en las entrevistas. Amorosa y agradecida".



En esa "Última fiesta", su prosa es demoledora: "Cuando me preparaba para los mejores días de mi vida vinieron los peores. Me llamo Stella Maris Blanco y cada mañana, cuando me despierto en esta celda que hice pintar de amarillo, me arrepiento de haber organizado la fiesta de mis cincuenta años porque por esa fiesta ya no veo el mar", se presenta la protagonista, en clara retirada pero lejos de la nostalgia boba y cargada de "impunidad de cornuda".

"Me encantan los políticos. Suele ser gente brillante, decidida, ambiciosa, memoriosa, madrugadora y trasnochadora por igual, son buenos actores y son valientes hasta la inmolación. También son todo lo peor", había definido la autora en diálogo con Télam, a propósito de aquel libro.

"No puede ser que haya muerto. No corresponde. Muy triste", escribe la editora y poeta Marina Mariasch. La información circuló en un principio a través de esa red, por un tuit del periodista Esteban Schmidt: "Deja tres hijos, aún pequeños, brillantes y talentosos como ella, dos libros y el gran ejemplo de sacarle el jugo a la vida con lo que hay disponible. Tenía 50 años. Que brille para ella la luz que es eterna".

Martín Sivak, al frente del Diario.ar donde Salvador colaboraba, agregó: "Murió Ángeles Salvador, escritora y autora de dos novelas extraordinarias. En el último año empezó a escribir en el diario sobre un tema que le interesaba e incomodaba: el dinero. Nuestra gratitud por todo lo que dijo y como lo dijo".



En ese medio informaron que la autora murió en Buenos Aires víctima de una complicación en su salud a partir de un cuadro de Covid-19".

Al impacto y la pena de su partida se sobrepone la potencia de su obra ,"algo hermoso y admirable en los libros de Ángeles Salvador -rescata otro periodista, Diego Geddes-: hay una sensación de libertad total para escribir, una seguridad de no tener que rendirle cuentas a nadie".

"No puedo creer que haya muerto Ángeles Salvador. Una escritora excepcional con dos novelas tan vitales -elige escribir el periodista deportivo Alejandro Wall-. Y una adorable hincha de Racing. Cuánto dolor".

El eco de su fallecimiento resonó en instituciones como la Unión Argentina de Escritoras y Escritores. "Despedimos con dolor por su partida temprana a Ángeles Salvador, autora de un estilo particular y desfachatado", escribieron. Mientras que la Feria del Libro prefirió retuitear la noticia publicada en un diario.



"No dejen de leerla", "una novela distinta a todo lo demás, como su autora", "lúcida, talentosa y necesaria: conózcanla con videos, sus escritos", "qué tristeza", "no es justo", "cómo reponerse", son otros de los mensajes que parecen repetirse, que se replican entre sus lectores.

"Murió mi pareja, la sensible Ángeles Salvador. Ya no mas sus lecturas en voz alta de Jonathan Lethem, de John Cheever, de Lorrie Moore... Ya no más el amor sin querellas, salvo cuando corregíamos nuestros mutuos textos. Ahora, a la vez, la soledad y su compañía desde la memoria", es el post del escritor, periodista, profesor y licenciado en Filosofía, Miguel Wiñazki. (Buenos Aires, 1956).

También te puede interesar