Espectáculos

22-05-2022 18:25 - FESTIVAL DE CANNES 2022

Un thriller riguroso para discutir sobre ética y religión en Irán

El realizador iraní radicado en Dinamarca Ali Abbasi, presentó hoy en la competencia por la Palma de Oro del Festival de Cannes "Holy Spider" un riguroso thriller con eje en un asesino serial en la ciudad santa de Mashhad.

Por Pedro Fernndez Moujn enviado especial
Por Pedro Fernández Mouján, enviado especial
22-05-2022 | 18:25
Holy Spider la produccin iran que compite en Cannes2022
"Holy Spider", la producción iraní que compite en Cannes.2022.

El realizador iraní radicado en Dinamarca Ali Abbasi, que en 2018 impactó al mundo con su filme "Border", presentó hoy en la competencia por la Palma de Oro del Festival de Cannes "Holy Spider" un riguroso thriller sobre un asesino serial en la ciudad santa de Mashhad con el que entabla discusiones sobre fe y moral en una sociedad conservadora ganada por el dogmatismo y las obligaciones que impone la religión.

El filme se basa en un caso verídico ocurrido en la ciudad iraní de Mashhad -la segunda en importancia del país- en 2001, cuando un jefe de familia, constructor, esposo y padre de tres hijos, asesina sistemáticamente prostitutas para llamar la atención sobre el pecado y "limpiar" la ciudad del crimen y las malas conductas.

El filme Abassi toma un caso verdico ocurrido en 2001 en Mashhad
El filme Abassi toma un caso verídico ocurrido en 2001 en Mashhad.

"La principal preocupación de la película no es el crimen, es el aspecto panorámico, la mirada sobre aquello que permanece vedado en Irán", aseguró Abbasi en una entrevista reciente sobre la película.

"Lo increíble del caso -agregó- es que cuando es aprehendido por la policía un considerable sector de la prensa conservadora calificó a este hombre como un héroe que estaba cumpliendo un deber religioso, y hubo un sector de la sociedad que lo apoyó".

Trailer "Holy Spider"

VER VIDEO



La mirada de Abassi en la construcción de su relato es seca y precisa, atiende al género sin regodearse en él, pero la calibración de tiempos y climas es de una orfebrería rigurosa.

Toda la primera parte conocemos al asesino y sus asesinatos junto a una periodista de Teherán, ciudad de nacimiento y crianza de Abbasi, que llega a Mashhad para desentrañar el caso; luego viene un segundo aspecto, que es la captura del asesino, el juicio y la discusión en la sociedad.


Lo increíble en Abbasi es también la capacidad de cambiar de registro de una a otra película, mientras que "Border" -ganadora en Cannes de la sección Un Certain Regard- fue un relato con elementos fantásticos surgidos del folclore escandinavo, "Holy Spider" (el nombre se debe a cómo se conocía a este asesino serial por la prensa antes de que fuera apresado) salta al policial negro ambientado en Irán.

También hoy se conoció en Cannes "Les Amandiers", de Valeria Bruni Tedeschi, una película sobre los vértigos de la juventud, la decisión de vivir y la pasión por el teatro de un grupo de jóvenes.

Al mismo tiempo, la cinta es un homenaje al realizador teatral y cinematográfico Patrice Chereau, director de la escuela de teatro del futuro Amandiers, en Nanterre, a la que asistió Bruni Tedeschi.

La acción transcurre a mediados de los 80 (hay de hecho una mención al desastre nuclear de Chernobyl de abril de 1986), época de drogas duras, sida, apertura sexual y mística juvenil lejana a la depresión neoconservadora que fue soterrando los ímpetus del mundo unos años más tarde, cuando la nueva estructura económica hegemónica terminó de reconfigurar el ánimo cultural.

Trailer "Les amandiers"

VER VIDEO



El filme de Bruni Tedeschi, quinto de su carrera como realizadora, está muy bien llevado y es una acertada pintura de una época, en un lugar preciso, basado en memorias personales.

La película está protagonizada por Louis Garrel (que hace el papel de Chereau), actor y director que este martes presenta en la Soiree por el 75 aniversario del festival su filme como realizador "L'innocent", y por Sofiane Bennacer y Nadia Tereszkiewicz, pero presenta a varios actores jóvenes con recorrido en un relato, de algún modo, coral.

Transcurridos seis días de proyecciones la competencia por la Palma de Oro empieza a mostrar ciertas películas que se destacan sobre el resto pero ninguna que marque tendencia, mucho menos en una materia tan poco exacta y tan sujeta a la educación sentimental del público y el jurado, gustos y apreciaciones personales.

Hasta el momento, en un panorama sin estridencias, "EO" del polaco Jerzy Skolimowsky, "RMN" de Cristian Mungiu; y para algunos "Armaggadeon Time" del neoyorquino James Grey toman cierta relevancia aunque aún falta muchos filmes por ver, entre ellos las nuevas películas de Kelly Reichardt, Hirokazu Koreeda, David Cronenberg Park-Chan Wook, Mario Martone y Albert Serra, entre otros.

También te puede interesar