Espectáculos

17-05-2022 17:48 - DOCUMENTAL

El crimen de Cabezas, un caso que todavía sacude a la opinión pública y al poder

El asesinato del fotoperiodista, el 25 de enero de 1997, generó un temblor que todavía hoy conmociona a la sociedad y a varios ámbitos del poder. La historia se ve reflejada en "El fotógrafo y el cartero: el crimen de Cabezas", que este jueves estrena Netflix.

Por Agustn Argento
Por Agustín Argento
17-05-2022 | 17:48
El fotgrafo y el cartero el crimen de Cabezas el documental que investiga el caso
"El fotógrafo y el cartero: el crimen de Cabezas", el documental que investiga el caso.

El asesinato del fotoperiodista José Luis Cabezas el 25 de enero de 1997, generó un temblor que todavía hoy sacude a la sociedad y a varios ámbitos del poder que se ve reflejado en el documental "El fotógrafo y el cartero: el crimen de Cabezas", que se estrena este jueves en Netflix.

"El 2001 para mí es un momento muy clave y traté de encontrar esa cosa macro alrededor de este crimen dramático, de este crimen que dejó a dos padres sin un hijo y a tres hijos sin padre, pero dentro de ese drama personal, privado, de este crimen horrendo, ¿qué pasaba alrededor?", se preguntó el director de la película, Alejandro Hartmann, en charla con Télam.

"Es imposible contar esta historia criminal o policial sin entenderla en el contexto sociopolítico que sucedió -agregó la productora Vanessa Ragone-. A mí no me interesa contar un crimen por sí, sino contar qué pasó alrededor, qué llevó a eso, cuál fue la consecuencia".

La película, que tuvo su estreno mundial en el Bafici, empieza de lleno con el asesinato en la ciudad de Pinamar, centro vacacional del poder argentino. Allí, el fotoperiodista de la revista Noticias había ido, junto a su compañero Gabriel Michi, para retratar la temporada veraniega e intentar conseguir una entrevista con el poderoso Alfredo Yabrán, a cuya cara Cabezas le había quitado el velo un año antes con fotografías en aquella ciudad balnearia.

No es un documental de investigación. Si bien menciona las líneas que el juez José Luis Macchi siguió, no pone en duda que el instigador fue Yabrán y que el motivo fue la foto de 1996. Tampoco se trata de una película que se meta en las fojas judiciales ni que intente denunciar algún mal manejo.

La imagen de Jos Luis Cabezas que ya es un cono de los reporteros grficos y el periodismo
La imagen de José Luis Cabezas que ya es un ícono de los reporteros gráficos y el periodismo.

"En lo personal a mí me interesa plantear preguntas y contar una historia que abra preguntas a la gente y que invite a reflexionar. La realidad es que esto llegó a la Justicia y uno podría preguntarse cómo y por qué. Hay algo evidente: hubo un interés político de que esta causa avanzara. Uno podría preguntarse eso y abriría la puerta a otra investigación y a otra historia, pero probablemente el resultado sería el mismo", comentó Hartmann.

La duda que siempre surgió en el caso fue que la prueba principal para su resolución la aportó el entonces gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, quien filmó la declaración del chofer de un allegado suyo, quien aseguraba saber quiénes habían matado a Cabezas. Sin embargo, la investigación de la Justicia llevó a un resultado contundente.

"Yo a Duhalde no lo conocía -dijo Ragone- y en la entrevista lo vi muy compungido, siento que volvió a aquel momento que le tocó en términos personales y de su carrera política, pero también vi un tipo apenado, recordando algo que siento que no deseaba para nada que hubiera pasado ni estar él metido ni ver esos padres".

El cuerpo de Cabezas fue encontrado en el paraje Los Manantiales, en el mismo momento en el que Duhalde pasaba con sus custodios por ese lugar, camino a una laguna a la que solía ir a pescar. "El nivel de centralidad que tiene Duhalde en esta historia es fuerte, es realmente llamativo, yo no lo tenía tan en claro. Él se mostró muy predispuesto a hablar de esto porque siente que de alguna manera ayudó mucho a resolverlo", amplía la productora. En la película, el también expresidente aseguró que Raúl Alfonsín le dijo que "le tiraron un muerto".

El entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, había denunciado en el Congreso a Yabrán como líder de una mafia enquistada en el Gobierno. A partir de allí, los medios argentinos quisieron saber quién era este hombre, dueño de Oca. La revista Noticias comenzó a tirar del hilo hasta descubrir que el empresario también manejaba la empresa que descargaba las valijas de los aviones, los depósitos fiscales, el clearing bancario y el transporte de la mercadería por todo el país. Es decir, todo lo que pisaba suelo argentino, pasaba bajo la órbita de Yabrán.

Gabriel Michi el periodista que con cabezas cubra para Noticias la temporada en Pinamar
Gabriel Michi, el periodista que con cabezas cubría para Noticias la temporada en Pinamar.

Fue esa foto la que llevó a la muerte a Cabezas, con la colaboración y andamiaje cimentados por Gregorio Ríos, un exmilitar jefe de custodios del poderoso empresario, y una banda conformada por policías bonaerenses y delincuentes de poca monta vinculados a la barra brava de Estudiantes.

Resabios de la dictadura, la "Maldita policía", el poder político y los empresarios oscuros. Todos juntos en un mismo caso. Si bien no hay pruebas ni denuncias con respecto a vínculos del Gobierno con el asesinato, sí está documentada la férrea defensa que recibió Yabrán del Poder Ejecutivo de entonces, con el presidente Carlos Menem a la cabeza, y reuniones públicas en medio del caso con el jefe de Gabinete, Jorge Alberto Rodríguez.

La dupla Hartmann-Ragone llega a este estreno luego de producir la exitosa serie -también de Netflix- "Carmel: ¿Quién mató a María Marta?", sobre el crimen de García Belsunce.

"Para mí hay dos diferencias fundamentales entre un caso y el otro, que es que el caso María Marta está irresuelto. La asesinaron y no sabemos quién la asesinó al día de hoy; podemos tener ideas, pero no hay nadie condenado. Por lo cual también hay claramente dos puntos de vista muy fuertes, muy encontrados, que se fueron dando no solo en lo judicial sino también a nivel social y que de alguna manera se reavivaron con la serie. En el caso Cabezas entiendo dónde están el bien y el mal. En el caso de 'Carmel' lo tengo bastante menos claro", planteó Hartmann.

"Para mí, lo que es muy emocionante de esta película es que de alguna manera la gente tomó la causa de Cabezas en sus manos en relación a lo conmovidos que estaban con el crimen pero a la vez con un hartazgo con una situación política y económica deteriorada y que se fue deteriorando. Hay una hipótesis en la película que es que eso de alguna manera terminó desembocando en el 2001", finalizó el director.

También te puede interesar