Policiales

12-05-2022 14:58 - ataque mafioso en Rosario

Asesinaron a balazos al padre de uno de los miembros de la banda narco de Alvarado

Se trata de Rubén Horacio Ávila (48), padre de Matías Ávila, quien actualmente está detenido y sometido a juicio junto a Esteban Alvarado por un homicidio y otros delitos. La banda está enfrentada a  "Los Monos".

Telam SE
12-05-2022 | 14:58
Foto archivo Sebastian Granata
Foto archivo: Sebastian Granata

El padre de un miembro de la banda narcocriminal cuyo liderazgo se le atribuye a Esteban Alvarado fue asesinado de tiro en su casa de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, en el Gran Rosario, y la principal hipótesis es que se trató de un crimen por encargo vinculado a su hijo, por quien los sicarios le preguntaron antes de dispararle, informaron fuentes judiciales.

"Apurate, me pegaron un tiro. Me preguntaron por Yiyo", fue el mensaje que Rubén Ávila (46) le mandó el miércoles por la noche a su mujer antes de morir, en el cual hizo referencia a su hijo Matías, actualmente detenido y sometido a juicio junto a Alvarado.

Justamente, el ataque se produjo a las pocas horas de que los fiscales de ese debate pidieron en sus alegatos condenas de prisión perpetua para Matías Ávila y Alvarado, y la noche previa al encuentro en Rosario entre los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y los integrantes del Consejo de la Magistratura y jueces federales de todo el país para debatir sobre la problemática del narcotráfico.

El hecho sucedió pasadas las 20 de anoche en una vivienda situada en Pasaje 6 al 2400, de Gálvez, donde residía Ávila.

"Apurate, me pegaron un tiro. Me preguntaron por Yiyo"mensaje de Rubén Ávila antes de morir

De acuerdo a la información suministrada por los voceros en base a dichos de testigos, dos personas llegaron hasta ese domicilio y llamaron a la puerta.

Cuando Ávila salió a atender, fue directamente baleado en el abdomen por los atacantes, que escaparon.

La victima herida alcanzó a enviarle un audio a su pareja y decirle: "Apurate, me pegaron un tiro. Me preguntaron por Yiyo", en referencia a su hijo Matías.

El hombre fue socorrido por vecinos y trasladado de urgencia al hospital Gamen, pero a causa de la gravedad de sus heridas fue derivado al Hospital Provincial, donde horas más tarde murió.

Se trata del crimen número 106 en lo que va del 2022 en Rosario y sus alrededores, y es investigado por la fiscal de Homicidios Dolosos de turno en Rosario, Marisol Fabbro, quien ordenó el peritaje de las cámaras de seguridad de la zona a fin de determinar la secuencia del hecho, e identificar al o los tiradores.

Se trata del crimen número 106 en lo que va del 2022 en Rosario y sus alrededores.

Los pesquisas judiciales creen que se trató de un homicidio por encargo vinculado a las actividades del hijo de la víctima con la banda de Alvarado, enfrentada al grupo narcocriminal "Los Monos" que lidera Ariel "Guille" Cantero.

Matías Ávila se encuentra detenido por uno de los homicidios que se le imputan también a Alvarado, el del prestamista Lucio Maldonado, cometido en noviembre de 2018.

Por ese hecho, Ávila hijo está preso desde 2019, cuando fue sorprendido y detenido por la policía en una jineteada realizada la localidad de Andino.

De acuerdo a la pesquisa, el prestamista Maldonado fue privado de la libertad y trasladado a una quinta ubicada en la localidad de Piñero llamada "Los Muchachos", que pertenece a Alvarado.

Allí el hombre fue ejecutado de tres balazos, uno de ellos en la nuca, y posteriormente su cuerpo fue arrojado sobre la avenida Circunvalación, frente al casino rosarino City Center.

En aquella oportunidad, los investigadores encontraron junto al cadáver una nota que decía "con la mafia no se jode".

Para los Justicia, Ávila hijo, Alvarado y un tercer sospechoso, Facundo "Lapo" Almada, encargado de la quinta "Los Muchahos", fueron responsables del homicidio de Maldonado, por lo que ayer en el juicio los fiscales pidieron una pena de prisión perpetua para los dos primeros y 15 años de cárcel para el restante.

En el debate, Alvarado enfrenta además otras acusaciones por asociación ilícita, homicidios y balaceras en Rosario, ya que se le adjudica ser el jefe de una "violenta y extendida organización criminal tramada desde la cárcel".

Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery coincidieron en que Alvarado se valió de "la organización y la estructura criminal" para cometer delitos entre 2012 y 2019.

También te puede interesar