Sociedad

16-04-2022 10:12 - Sudáfrica

La caída de nuevas lluvias en Sudáfrica dificulta el operativo de rescate

La mayoría de las víctimas de las lluvias se concentraron en la región en torno a Durban. Todavía hay decenas de personas reportadas como desaparecidas.

Telam SE
16-04-2022 | 10:12
Las lluvias tambin golpearon la provincia vecina de Eastern Cape Foto AFP
Las lluvias también golpearon la provincia vecina de Eastern Cape. Foto: AFP.

Las nuevas lluvias que cayeron en la mañana de este sábado en Sudáfrica complicaron las tareas de rescate, tras las trágicas inundaciones que dejaron casi 400 muertos y decenas de damnificados.

"Vamos a concentrarnos en las urgencias médicas", dijo Garrith Jamieson, director de los equipos de rescatistas que trabajan en la búsqueda de personas desaparecidas.

La mayoría de las víctimas de las lluvias que comenzaron el fin de semana pasado se concentraron en la región en torno a Durban, una ciudad portuaria de la provincia de KwaZulu-Natal (KZN), que da al Océano Índico.

Las fuertes lluvias arrastraron porciones enteras de caminos y numerosas infraestructuras colapsaron

Todavía hay decenas de personas reportadas como desaparecidas y el ejército desplegó a sus helicópteros y más de 4.000 policías están movilizados para operar en la emergencia.

"Hoy llueve desde la mañana en algunas partes de la región. Aunque no va a ser igual de potente que en los últimos días, como el suelo ya está saturado de agua, podría haber muchísimas más inundaciones", explicó Puseletso Mofokeng, miembro del Instituto Nacional de Meteorología, según informó la agencia de noticias AFP.

Las fuertes lluvias arrastraron porciones enteras de caminos y numerosas infraestructuras colapsaron.

El operador público de transporte intenta restablecer los principales ejes y la prioridad es reconstruir los puentes que dejaron aisladas a algunas zonas de la ciudad de más de 3,5 millones de habitantes.

Cerca de 4.000 viviendas fueron arrasadas y hay más de 13.500 damnificados que quedaron sin techo, además de registrarse zonas sin luz eléctrica ni agua, de acuerdo a los reportes oficiales.

Cerca de 4.000 viviendas fueron arrasadas y hay más de 13.500 damnificados que quedaron sin techo

Las autoridades organizaron albergues de emergencia pero faltan plazas y hay personas durmiendo en sillas o en planchas de cartón en el suelo.

El presidente Cyril Ramaphosa calificó la tragedia como algo "nunca visto" en el país y se declaró el estado de catástrofe.

Las lluvias también golpearon la provincia vecina de Eastern Cape y hubo inundaciones en la zona de la ciudad costera de Port St Johns.

Sudáfrica suele librarse de las tormentas que cada año azotan a países vecinos como Mozambique y Madagascar durante la temporada de ciclones que va de noviembre hasta abril, aunque en esta ocasión fue golpeada con dureza por el fenómeno meteorológico.

También te puede interesar