Cultura

07-04-2022 20:58 - DISTINCIONES

El dolor hecho foto: premian dos imágenes que testimonian realidades de género y clase

Sashenka Gutiérrez obtuvo el Premio Ortega y Gasset de Fotoperiodismo por una imagen de una mujer sometida a una mastectomía y Amber Bracken ganó el premio del World Press Photo por un homenaje a la memoria de niños y niñas indígenas muertos en una institución.

Telam SE
07-04-2022 | 20:58

Con el dolor como fibra que tensiona y refleja realidades distintas, se dieron a conocer dos importantes premios de fotografía que este año eligieron imágenes de muy potente valor testimonial, cruzados por la condición de género y origen social: por un lado, la mexicana Sashenka Gutiérrez resultó ganadora del Premio Ortega y Gasset de Periodismo de Fotografía con una imagen de una mujer sometida a una mastectomía, mientras que por el otro, la canadiense Amber Bracken se llevó el premio del World Press Photo por una foto que homenajea la memoria de niños y niñas indígenas muertos en una institución.

Sashenka Gutiérrez y una foto del cáncer de mama


Sashebka Gutirrez EFE gan el Premio Ortega y Gasset
Sashebka Gutiérrez (EFE) ganó el Premio Ortega y Gasset.

La fotógrafa Sashenka Gutiérrez se hizo ganadora del Premio Ortega y Gasset de Periodismo de Fotografía 2022 con una imagen de Sandra Monroy, paciente de cáncer tras ser sometida a una mastectomía bilateral. En la escena, se ve a mujer con su torso desnudo y las cicatrices sobres sus pechos luego de ser la intervención que le salvó su vida, mientras otra mujer mayor le besa la cabeza. Según el jurado de la 39 edición de este galardón, que reconoce la mejor fotografía publicada en 2021 en un medio de comunicación en español, la imagen de Gutiérrez "captura un momento de máximo dolor, en el que la herida es todavía reciente y que aun así logra transmitir esperanza".



Con un registro íntimo, la imagen muestra una realidad que afecta a muchas mujeres en todo el mundo, quienes no sólo se enfrentan a la enfermedad sino que una vez operadas son sometidas a otro padecimiento: vivir sin senos en un sistema que equipara senos con femineidad. En su cuenta de Instagram, la fotógrafa que publicó este trabajo en la agencia Efe, compartió una publicación en el año 2021 con esta foto y una reflexión: "¿Qué significa ser una mujer completa? A veces las mujeres que tienen que pasar por una mastectomía debido al cáncer de mama después tienen que decidir si se someten a varias operaciones para reconstruir sus senos o vivir ya sin ellos".

"Sandra Monroy @jodetecancer es una de las que decidió despedirse para siempre de sus pechos y, por ende, dejó atrás la imagen corporal que tuvo antes del cáncer. Pero lejos de acomplejarse, esta situación la blindó y hoy muestra de manera abierta sus cicatrices para decirle a otras mujeres, no solo aquellas que han atravesado por esta terrible enfermedad, que unos pechos, una talla o una medida no definen quién eres", escribió la fotógrafa.

A propósito de su nominación, la agencia de noticias publicó una entrevista donde la fotógrafa define esa imagen "como una foto de valentía; conmovedora. Las mujeres que rodean a Sandra están llenas de amor y sororidad; más allá de la idea del terror al hablar del cáncer, esa foto habla de la vida", consideró.

Una foto que homenaje a nenes y nenas indígenas en Canadá ganó en el World Press Photo 2022


Amber Bracken se llev el premio World Press
Amber Bracken se llevó el premio World Press.

La canadiense Amber Bracken es la ganadora del premio del World Press Photo del año 2022 por una foto una foto con filas de cruces de las cuales cuelgan vestidos de niñas, colocadas cerca de un "internado" canadiense donde el año pasado se hallaron los restos de 215 niños indígenas.

Se trata de un trabajo que la fotógrafa documentalista canadiense hizo en memoria de los niños y niñas que murieron en la Kamloops Indian Residential School, una institución creada para menores indígenas, tras la detección de hasta 215 tumbas sin marcar en Kamloops, Columbia Británica, informó la agencia de noticias AFP.

"Es un momento calmo de reflexión sobre la historia no solo de la colonización en Canadá, sino en el mundo entero", declaró la miembro del jurado Rena Effendi sobre la edición de un concurso en el que por primera vez en los 67 años de historia, la fotografía del año es una imagen sin ninguna persona en ella.

La fotografía fue publicada en el diario New York Times, y allí se pueden ver vestidos rojos y ocres de niñas están colgados de cruces junto a una autopista en Kamloops, una pequeña ciudad en Columbia Británica.



Otros fotografías premiadas este año también destacan la visibilidad de comunidades autóctonas del mundo entero. Tal es el caso del trabajo ganador en la categoría "Historia del año" que fue para "Salvar bosques con fuego", una serie de imágenes que muestran cómo el pueblo nativo de Nawarddeken en el lejano territorio de Arnhem utilizó el fuego como herramienta eficaz de gestión de las tierras contra el cambio climático, cuyo autor es el documentalista australiano Matthew Abbott.

El Premio al Proyecto a Largo Plazo fue para la obra "Distopía amazónica", de Lalo de Almeida, y reconoce historias que proporcionan una visión a largo plazo de un tema específico, ya que profundiza en los efectos sociales, políticos y ambientales de la deforestación, la minería y la explotación de los recursos en la Amazonía brasileña a lo largo de 12 años.

En tanto el primer Premio Mundial de Formato Abierto de Fotografía de Prensa fue para la narradora visual ecuatoriana Isadora Romero por su vídeo "Sangre Es Una Semilla" (La Sangre Es Una Semilla).

En ese trabajo, Romero aborda un viaje al pueblo ancestral de su familia de Une, Cundinamarca, Colombia, donde espera aprender sobre su historia y explorar los recuerdos olvidados de la tierra y los cultivos, y sobre su abuelo y bisabuela, que eran "guardianes de semillas" y cultivaban varias variedades de papa, de las cuales solo existen dos principalmente.

Entre los ganadores de este año estuvo la argentina Irina Werning en la categoría Historias, luego de recoger durante cuatro años una serie de imágenes del cabello de Antonella Bordón, de 12 años, con la iniciativa bautizada como "La promesa".

Un trabajo sobre una niña que prometió cortar su extensa melena cuando pudiera volver a clases, luego de la pandemia, y donde se evoca el paso del tiempo, producto de una espera que parecía interminable.

El World Press Photo repartió los premios en cuatro categorías: Foto Individual, Historias, Proyectos a largo plazo y Formato libre, y ahora eligió la Foto del Año, que fue seleccionada entre los trabajos premiados.

Los ganadores reciben una recompensa de 6.000 euros (unos 6.500 dólares) y sus trabajos serán exhibidos a partir del 15 de abril en Ámsterdam antes de ser mostrados en el mundo entero.

También te puede interesar