Política

07-04-2022 16:15 - Bahía Blanca

"Mega Causa Zona V" : Comenzaron las primeras declaraciones testimoniales

En el marco del juicio se encuentran imputadas 38 personas, entre ellos militares, expolicías federales y provinciales por delitos en perjuicio de 334 víctimas durante el último golpe de estado cívico militar.

Telam SE
07-04-2022 | 16:15
Los testimonios abordaron detalles del secuestro y tortura a a detenidos Foto Horacio Culaciatti
Los testimonios abordaron detalles del secuestro y tortura a a detenidos. Foto: Horacio Culaciatti.

El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca (TOF) comenzó este jueves a escuchar las primeras declaraciones testimoniales en el marco del juicio conocido como "Mega Causa Zona V".

En el marco del juicio se encuentran imputadas 38 personas, entre ellos militares, expolicías federales y provinciales por delitos en perjuicio de 334 víctimas durante el último golpe de estado cívico militar, informaron fuentes judiciales.

La audiencia en forma presencial y virtual a cargo del TOF integrado por los jueces Ernesto Pedro, Francisco Sebastián, Sebastián Luis Foglia y Marcos Javier Aguerrido se llevó a cabo en la sede judicial de la calle Chiclana y Lavalle, en el centro de Bahía Blanca.

El primero de ellos fue realizado en la sala de audiencias por Carlos Entraigas, quien reside en España luego de exiliarse en 1978 tras permanecer detenido en una comisaría de la Policía Federal en Viedma, en el Comando en V Cuerpo del Ejército y la unidad Penal 4 de Bahía Blanca para luego estar en un penal 9 de La Plata.

"Yo estaba estudiando en la Universidad del Sur y abandoné mis estudios el 21 de marzo de 1975 porque me había ido a buscar, aparentemente con intenciones de matarme, una patota de la Triple A"Carlos Entraigas-Testigo

"En el año 1976 trabajaba en la dirección de planeamiento de Río Negro, concretamente en Estadísticas y Censos, no tenia ninguna militancia política", sostuvo.

El testigo dijo que "estaba estudiando en la Universidad del Sur y abandoné mis estudios el 21 de marzo de 1975 porque me habían ido a buscar aparentemente con intenciones de matarme una patota de la Triple A".

"Yo era cristiano, conocí como cristiano a grupos que intentaban ayudar en las villas a la gente mas carenciada y además militaba en Cristianos por el Socialismo, un grupo que estaba en el Frente Antiimperialista y por el Socialismo", relató.

La audiencia se realiz en forma presencial y virtual Foto Horacio Culaciatti
La audiencia se realizó en forma presencial y virtual. Foto: Horacio Culaciatti.

En ese contexto dijo que "la noche que me fueron a buscar estaba en Viedma, no volvía a Bahía Blanca y entre otras cosas aparentemente esta patota se comunicaba con alguien porque un empleado de Telefónica se entera que me buscaban para matarme".

El testigo recordó que el 27 de marzo de 1976 en su casa de Viedma, Río Negro, ingresaron "8 o 10 personas de civil en tres coches, dicen que son de la Policía Federal, que buscaban armas. Mi padre era juez de Paz, tenía algún revólver o pistola que eran reliquias. Le mostramos esas armas, correspondientes permisos e identificaciones entonces dicen que no era lo que buscaban ellos".

"Pasado eso me llevan a la comisaria de la Policía Federal en Viedma de la calle Garrone y ahí había personas uniformadas con uniformes de combate del Ejercito, iban con cascos por ejemplo", sostuvo.

Entraigas expresó que "estos tenían cascos y además recuerdo porque me rompieron el parietal derecho con esos cascos, nadie me atendió y el hueso soldó solo".

"La noche que me fueron a buscar estaba en Viedma, no volvía a Bahía Blanca y entre otras cosas aparentemente esta patota se comunicaba con alguien porque un empleado de Telefónica se entera que me buscaban para matarme"Carlos Entraigas-Testigo

Durante su relato el hombre dijo que en la sede policial "estaba el comisario (Vicente) Forchetti", uno de los imputados en la causa y que "todos iban a cara descubierta y los policías que me detuvieron eran de ahí de la comisaría".

El testigo dijo que además del golpe con un casco sufrió "el submarino, metían la cabeza en una palangana con agua, te querían ahogar para ir venciendo tu negativa a contestarle lo que ellos querían".

"Los oficiales que me pegaban con los cascos eran más rubios, más altos y mas fuertes que yo, digo esto porque se creían como seres superiores, era la impresión que me dio", afirmó.

El hombre dijo que luego fue trasladado detrás de la plaza San Martín de Viedma que "estaba como si fuera la jefatura de Policía" donde "me meten en un calabozo con 20 o 30 detenidos" y donde observó que se encontraba "Luciano Roa, que era un diputado del partido peronista y Hugo Costa director de LU15 radio Viedma".

Creo que debemos los que estamos vivos y los que estamos ms o menos cuerdos dar testimonio de lo que pas dijo el testigo Entraigas Foto Horacio Culaciatti
"Creo que debemos, los que estamos vivos y los que estamos más o menos cuerdos, dar testimonio de lo que pasó" dijo el testigo Entraigas. Foto: Horacio Culaciatti.

"Al día siguiente nos sacan a los tres, nos llevan a aeropuerto y nos suben en un avión pequeño", expresó al señalar que fueron trasladados a Bahía Blanca y en un camión al V Cuerpo del Ejército. "Nos llevan a un sitio y una voz dice que estos no vienen aquí, por lo que nos llevan a un dormitorio de soldados", agregó al indicar que estuvo hasta el 9 de abril para luego ir al penal de Villa Floresta de Bahía Blanca.

Luego relató sobre su paso en la unidad penal bahiense hasta fue trasladado en noviembre de 1976 a La Plata en un avión "esposados y encadenados en el piso encapuchados y con los ojos vendados. En la unidad de La Plata estuve desde que me me trasladaron en noviembre del 76 hasta septiembre del 78". Entonces, viajó a España como exiliado.

"Vengo a declarar porque creo que es mi obligación"Carlos Entraigas-Testigo

Durante su extenso testimonio Entraigas explicó: "vengo a declarar porque creo que es mi obligación, porque esto agradable para mí no es; yo estaría mucho mas tranquilo tomando mate incluso con cualquiera de ustedes ,no aquí declarando. Pero creo que debemos, los que estamos vivos y los que estamos más o menos cuerdos, dar testimonio de lo que pasó", sostuvo.

Fuentes judiciales indicaron que los primeros casos que se analizarán son los de las víctimas del Batallón de Comunicaciones 181, por los hechos ocurridos en marzo de 1976, durante el primer tramo de la dictadura cívico militar, cuando se cometieron decenas de detenciones de personas del ámbito gremial.

También te puede interesar