Sociedad

31-03-2022 14:56 - Una lucha por la soberanía

La historia de los Vilca Condorí, desde las yungas salteñas al combate en Malvinas

Crónica de tres hermanos que se enrolaron en la marina, viajaron a la guerra, y sólo dos de ellos volvieron a su casa. Anastasio, enfermero naval en aquel entonces, contó cómo el combate cambió su mirada sobre la comunidad donde vive y lo transformó en una lucha por los pueblos originarios.

Por Paola Soldano
Por Paola Soldano
31-03-2022 | 14:56
Bautista y Anastacio Vilca Condor sostienen una foto homenaje de su hermano Mario tambin excombatiente cado en la guerra Foto Luis Cornu
Bautista y Anastacio Vilca Condorí sostienen una foto homenaje de su hermano Mario, también excombatiente caído en la guerra. Foto: Luis Cornu


Cuando los hermanos Juan Bautista, Anastacio y Mario Vilca Condorí dejaron la comunidad kolla del norte salteño para enrolarse en la Armada Argentina no imaginaron que la guerra de Malvinas los uniría en el combate y que Mario, el menor de ellos, desparecería para siempre en el hundimiento del crucero ARA General Belgrano.

Los dos sobrevivientes, Anastacio y Juan Bautista, se reunieron en Salta esta semana para rendir homenaje a su hermano fallecido en Malvinas y conversaron con Télam sobre su destino y su historia.

"Mi destino fue el ARA Bahía Paraíso, que después se transformó en buque hospital. Juan Bautista, que ya llevaba varios años de servicio en la Marina, era artillero, y a fines de 1981 le tocó el mismo destino que a Mario, así que los dos estaban embarcados en el Crucero ARA General Belgrano", contó a Télam Anastacio Vilca Condorí.

Cuando en la tarde del 2 de mayo de 1982, el Ara General Belgrano se hundió en las frías aguas del Atlántico Sur por el ataque de un submarino británico, Mario, de apenas 16 años, y Juan Bautista Vilca Condorí estaban en el interior del crucero.

Ellos, junto a Anastacio, eran tres de los nueve hermanos de la familia Vilca Condorí, miembros de la alejada comunidad kolla de Los Naranjos, apostada en la zona de yungas del departamento Orán, a unos 300 kilómetros al norte de la capital salteña.

Los excombatietnes Bautista y Anastacio Vilca Condor Foto Luis Cornu
Los excombatietnes Bautista y Anastacio Vilca Condorí. Foto: Luis Cornu

Anastacio, que al momento de la guerra ya era enfermero naval y tenía 21 años, recordó que "nunca rescataron el cuerpo" de Mario, que "era el más joven de los soldados", y "no se sabe si pereció en las aguas o quedó atrapado en el crucero".

Mario "estaba en su segundo año de navegación. Eran sus primeras navegaciones como personal de servicio, y en combate cumplía la función de bombero, de lucha contra incendios", reveló Anastacio al referirse al más joven de los tres hermanos: "Casi siendo un niño, ya estaba a bordo de un buque de guerra".

Anastacio relató que Juan Bautista decidió ingresar a la Marina, y con el tiempo lo siguieron él y Mario: "La situación económica de mis padres de pronto cayó y se tornó desesperante. Ahí empezamos a buscar un lugar para estudiar sin demandar gastos".

"El mayor impacto de la guerra fue en mi familia, porque mi madre no resistió, se enfermó y falleció a los dos meses del final de Malvinas. Ella estaba convencida que ninguno de sus hijos iba a volver", rememoró Anastacio.

"El mayor impacto de la guerra fue en mi familia, porque mi madre no resistió, se enfermó y falleció a los dos meses del final de Malvinas. Ella estaba convencida que ninguno de sus hijos iba a volver"Anastacio Vilca Condorí

"Mi padre quedó muy mal, afectado psicológicamente, y lo triste es que teníamos tres hermanas pequeñas", de las que "nos hicimos cargo" con Juan Bautista.

A pesar de todo, Anastacio, quien dejó la enfermería y se convirtió en abogado, consideró que el saldo de Malvinas para él fue "muy favorable", porque su difícil función de enfermero desplegada durante los días de combate le generó una gran "satisfacción".

"Si bien el objetivo final general, que era posicionarnos en las islas y no perder la batalla, no se dio, fue una experiencia importante", comentó; al tiempo que recordó que los propios "soldados enemigos", que "eran profesionales", destacaron la valentía de los combatientes argentinos.

Los Vilca Condori.

VER VIDEO



Una nueva mirada identitaria


La guerra le despertó a Anastacio la inquietud por la lucha de los pueblos originarios por la tenencia y la propiedad de sus tierras.

"En Malvinas pude ver cómo, desde un lugar extraño a nuestra propia soberanía, venían países a apropiarse de nuestro territorio, disponiendo de nuestros derechos", señaló.

Esa situación concreta le permitió visualizar lo que sucedía en Los Naranjos y las comunidades vecinas con los "pueblos originarios cuyas tierras les pertenecían" cuando "desde un lugar extraño venían y se las apropiaban, con un título impuesto".

"En Malvinas pude ver cómo, desde un lugar extraño a nuestra propia soberanía, venían países a apropiarse de nuestro territorio, disponiendo de nuestros derechos"

El excombatiente, que brinda charlas en los colegios sobre el conflicto bélico, comentó que Malvinas también lo "ayudó muchísimo a reflexionar sobre la identidad y el amor que uno siente por su Patria", y despertó en él "un principio de cooperación y solidaridad con la comunidad".

Al regresar de las Islas, y tras permanecer como prisioneros, se involucró de inmediato en la lucha contra "la problemática de los veteranos en la posguerra".

Juan Bautista contó en detalle a Télam cómo buscó desesperadamente a su hermano en el Ara General Belgrano "hasta agotar todas las posibilidades", incluso arriesgando su vida, cuando "un ángel" lo tomó del brazo y lo salvó de ingresar a un sector del que probablemente no iba a poder salir.

Buque General Belgrano donde trabajaba Mario Vilca Condor que fue hundido durante el conflicto Fotoarchivo
Buque General Belgrano, donde trabajaba Mario Vilca Condorí, que fue hundido durante el conflicto. Foto:archivo

"Dentro de esa búsqueda encontré muchos heridos, muchos quemados, muchos pidiendo auxilio, y en algunos casos los pude ayudar", resaltó.

Para él, "fue difícil" no encontrar a su hermano, porque quedó sin saber qué decirle a su madre y a su mi familia.

"Siempre tuve la esperanza de que se haya salvado y que apareciera después, pero no fue así", se lamentó.

Juan Bautista fue "el primero en ingresar a la Armada", impulsado por su tío y por sueños que tenía de chico: "soñaba con barcos sin conocer los barcos, con el mar sin conocer el mar, y todo eso se me hizo realidad en la Marina".

"Siempre tuve la esperanza de que se haya salvado y que apareciera después, pero no fue así"

El mayor de los tres completó su carrera en la Marina, donde intervino en otros conflictos como el del Canal de Beagle y la Guerra del Golfo Pérsico.

"A pesar de haber perdido un hermano, a mi madre, a amigos y compañeros, a mi barco, todo lo que yo quería, aun así, tuve que seguir adelante y superarme para seguir mi carrera", reflexionó, y criticó el reconocimiento " tardío" y "la falta de entendimiento de cómo tratar a los veteranos".

"Tras la guerra, quedás desamparado totalmente. Se viven muchas cosas y la contención del Estado a la familia fue nula", indicó.

Finalmente, señaló: "Me queda esa secuela de la vida de recordar siempre lo difícil; pero, a su vez, también de sentirme bien por haber pasado una fuerte experiencia de vida, y la puedo contar".

Un reconocido cineasta salteño trabaja en un largometraje sobre la historia de los Vilca Condorí

El reconocido cineasta salteño Alejandro Arroz trabaja en la producción de un largometraje basado en la historia de los Vilca Condorí, los tres hermanos de la comunidad kolla de Los Naranjos, en el norte de Salta, que participaron en la guerra de Malvinas.

"Básicamente va a estar contado en primera persona por los hermanos y la idea es tocar los temas que les incumbió a ellos por su participación en Malvinas", dijo Arroz a Télam, tras detallar que el proyecto y el guion del largometraje están listos para presentar al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

De los tres hermanos Vilca Condorí, Juan Bautista y Anastacio sobrevivieron; Mario murió en el hundimiento del Ara General Belgrano.

El director y productor explicó que el largometraje buscará, además, "profundizar sobre la participación indígena en Malvinas de los pueblos originarios", para lo que tomó contacto con miembros de la comunidad mapuche, y también abordará la "solidaridad latinoamericana".

"Nos hemos entrevistado con un sobreviviente del Ara General Belgrano, que fue salvado por Juan Bautista cuando cayó al agua y que vive en Punta Alta, por lo que vamos a viajar hasta allá", reveló; y también viajará a Ushuaia, "donde ya está la producción armada".

"Mario es el más joven de los caídos en la guerra de Malvinas, con 16 años", ponderó Arroz, quien ya dirigió y produjo el corto documental "Los Vilca Condorí", que resultó uno de los ganadores del concurso nacional "30 años de democracia" organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, con el historiador Felipe Pigna como presidente del jurado.

En 26 minutos, este documental narra lo que vivieron los tres hermanos salteños en la Guerra de Malvinas, y los sucesos de la larga y desigual lucha que mantuvo el pueblo kolla de Orán en los últimos 30 años de democracia, donde lograron la restitución de sus tierras ancestrales.

"Veníamos trabajando un guion de largometraje que se va a llamar "Tres hermanos en Malvinas" antes de ganar el premio con Los Vilca Condorí. Lo que hicimos fue extractar un pedacito de lo que veníamos trabajando y nos fue bárbaro porque ganamos el concurso y pudimos filmar y estrenar el documental", contó.

No obstante, aclaró que "la idea original siempre fue hacer un largo, porque veíamos que 26 minutos o media hora era muy poco para todo lo que queremos contar, entonces hemos dejado muchos temas afuera que no hemos tocado siquiera en el corto, para usarlo justamente en el largo, y ya venimos filmando algunas cosas".

"También queremos profundizar los testimonios de cómo vivió la familia cuando los tres estaban movilizados", afirmó, tras lo que destacó "la resiliencia de Juan Bautista y Anastacio" y cómo pudieron "superar los traumas de la guerra".

En este sentido, apuntó que "Anastacio siguió como enfermero, luego se recibió de abogado y ahora es defensor de los pueblos originarios", mientras que Juan Bautista "hizo toda la carrera militar hasta que se retiró, y sigue permanentemente peleando por la causa de Malvinas".

También te puede interesar