Internacional

23-03-2022 15:49 - gira en el marco de la OTAN

Para Biden, un ataque ruso con armas químicas es una "amenaza real"

Durante la gira de cuatro días, el presidente estadounidense pondrá a prueba su capacidad para sortear la peor crisis del continente desde la Segunda Guerra Mundial. El viernes estará en Polonia, considerada como la primera línea de la nueva Guerra Fría.

Telam SE
23-03-2022 | 15:49
Biden busca reforzar la unidad de Occidente y aumentar las sanciones a Rusia
Biden busca reforzar la unidad de Occidente y aumentar las sanciones a Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió este miércoles que la posibilidad de un ataque ruso con armas químicas en Ucrania es una "amenaza real", antes de partir rumbo a Europa, donde se reunirá con los líderes de la OTAN y la Unión Europea (UE) y visitará Polonia en medio de la tensión con Rusia por su invasión a Ucrania, que cumple un mes este jueves.

"Creo que es una amenaza real", dijo Biden en la Casa Blanca cuando se le preguntó si le preocupaba la amenaza de una guerra química en este momento.

El presidente estadounidense había vuelto a rechazar el lunes que su país tenga armas químicas o biológicas en Europa, una acusación lanzada por Moscú, y advirtió que en cambio era Rusia el que analiza usarlas en su invasión a Ucrania.

"(El presidente ruso, Vladimir Putin) afirma que nosotros, EEUU, tenemos armas biológicas y químicas en Europa; eso simplemente no es cierto, se lo garantizo; también está sugiriendo que Ucrania tiene armas biológicas y químicas en Ucrania, eso es una clara señal de que está considerando usar ambas", alertó.

La Casa Blanca y la OTAN advirtieron en varias ocasiones que Moscú podría usar armas químicas en Ucrania como parte de "una operación de bandera falsa", en referencia a una táctica de guerra en la que uno de los bandos en conflicto comete un acto y se lo adjudica al otro.

Días atrás, Putin alertó por su parte que los "ultranacionalistas ucranianos" están planeando un ataque químico de "bandera falsa" para acusar a Rusia y los acusó de haber provocado un fuga de amoniaco en la ciudad de Sumy.

Durante su gira de cuatro días por Europa, Biden participará este jueves en una cumbre extraordinaria de la OTAN, una de la UE y en una reunión del G7 en Bruselas en la que está previsto que se adopten nuevas sanciones contra Rusia, a un mes del lanzamiento de la ofensiva militar en Ucrania.

El asesor de Seguridad Nacional estadounidense, Jake Sullivan, dijo que el mandatario coordinará con los aliados la asistencia militar para Ucrania, las nuevas sanciones contra Rusia y que trabaja en esfuerzos a largo plazo para impulsar las defensas en Europa del Este, donde más países temen la agresión rusa.

El conflicto con el presidente ruso reconfiguró la presidencia que Biden asumió hace 14 meses, al obligarlo a dejar a un lado temas domésticos para liderar a la OTAN en una de las más serias crisis que ha afrontado Europa.

En contraste con los cuatro años de mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, que trató a las naciones europeas como competidoras y despreció el tradicional papel estadounidense de socio principal en la OTAN, Biden puso el acento en la unidad y durante sus reuniones de ida y vuelta en Bruselas irá por más.

El presidente también tiene como objetivo disminuir la dependencia del continente europeo de la energía rusa.

"Esta guerra no terminará fácil ni rápidamente", dijo Sullivan en una sesión informativa en la Casa Blanca, según reportó la agencia de noticias AFP. "Durante los últimos meses, Occidente ha estado unido. El presidente viaja a Europa para asegurarse de que permanezcamos unidos".

Un paquete aún mayor de sanciones será "desplegado en conjunto con nuestros aliados el jueves", aseguró Sullivan.

No dio detalles, más allá de decir que este "se enfocará no solo en añadir nuevas sanciones, sino en asegurar que existe un esfuerzo conjunto para tomar medidas contra la evasión de sanciones".

Hasta la fecha, tanto EEUU, como la UE u otros países como Reino Unido y Canadá, aplicaron sanciones contra entidades bancarias, empresarios y políticos afines a Putin, así como contra el propio mandatario.

El viernes Biden volará a Polonia, vecina de Ucrania y que ahora es la primera línea en lo que algunos llaman la nueva Guerra Fría.

Polonia recibió a más de 2 de los 3,5 millones de personas que huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero.

El sábado, Biden se encontrará con su presidente, Andrzej Duda.

Ambos mandatarios acordarán una respuesta conjunta a la crisis "humanitaria y de derechos humanos que ha creado la guerra injustificada y no provocada de Rusia contra Ucrania", indicó el lunes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La Casa Blanca dijo que Biden no visitará Ucrania durante su gira por Europa, como sí hicieron sus pares polaco, esloveno y checo la semana pasada.

"El viaje se centra en seguir uniendo al mundo en apoyo al pueblo ucraniano y contra la invasión del presidente Putin contra Ucrania, pero no hay planes de viajar a Ucrania", expresó Psaki a través de Twitter.

La intensa agenda diplomática marca un momento crucial en el peligroso punto muerto con Putin, quien busca forzar a Ucrania, una exrepública soviética, a renunciar a su deseo de ingresar a la OTAN, porque quedaría bajo la órbita militar de EEUU.

Después de un mes de combates, las fuerzas rusas arrasaron con varias franjas del país pero todavía cuentan con pocas victorias militares significativas, mientras las fuerzas ucranianas siguen resistiendo.

Si el conflicto se prolonga, la capacidad de Rusia para sortear las pérdidas militares y las sanciones económicas dependerá en parte de qué posición adopte su aliado China.

Beijing se ha negado a condenar la guerra de Putin o a respaldar las sanciones y, por ahora, el principal objetivo de Washington es asegurarse de que China no intervenga activamente del lado del Kremlin, ya sea rescatando la economía rusa o enviando armas.

Sullivan afirmó que no había señal de que China estuviera brindando asistencia militar, días después de la conversación telefónica de casi dos horas que sostuvieron Xi Jinping y Joe Biden.

"Esto es algo que estamos monitoreando de cerca", añadió.

Biden "ciertamente consultará sobre una potencial participación de China en el conflicto en Ucrania mientras esté en Bruselas y también en la OTAN", explicó Sullivan.

"También lo hará cuando se dirija a los 27 líderes de la Unión Europea, porque el 1 de abril, la Unión Europea tendrá una cumbre con China", dijo.

"Creemos que estamos muy sintonizados con nuestros socios europeos" sobre ese tema.

La advertencia del canciller alemán a Putin

El canciller alemán, Olaf Scholz, advirtió personalmente al presidente ruso, Vladimir Putin, contra el uso de armas químicas o biológicas en Ucrania, dijo el vocero del Ejecutivo alemán.

Al ser consultado por un periodista sobre si Scholz había alertado al líder del Kremlin sobre el uso de este tipo de armas y las consecuencias que traería aparejado, Steffen Hebestreit respondió que Scholz había dicho que "le había advertido (a Putin) en una conversación directa".

"Pero no se habló de más consecuencias que tenga que comunicar aquí", agregó Hebestreit.

Días atrás, Putin alertó que los "ultranacionalistas ucranianos" están planeando un ataque químico de bandera falsa para acusar a Rusia y los acusó de haber provocado un fuga de amoníaco en en la ciudad sitiada de Sumy.

En respuesta, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó al líder ruso de estar hablando de ese tipo de armas como paso previo a utilizarlas en la guerra conta el Ejército ucraniano.

Newsletter

También te puede interesar