Espectáculos

20-03-2022 07:55 - Lollapalooza Argentina 2022

Litto Nebbia sobresalió con mucha emoción en medio de impactantes shows

En la segunda jornada del festival, Nebbia se destacó por la emoción que emana de sus líricas para brindar uno de los mejores momentos. Además, se presentaron The Strokes, Machine Gun Kelly, el vigoroso y pendenciero set de Doja Cat y la gracia irresistible de Nicki Nicole.

Por Hernani Natale
Por Hernani Natale
20-03-2022 | 07:55
Litto Nebbia Foto Julin lvarez
Litto Nebbia (Foto Julián Álvarez)

Entre el displicente pero efectivo show de The Strokes, la pirotecnia sonora y visual de Machine Gun Kelly, el vigoroso y pendenciero set de Doja Cat y la gracia irresistible de Nicki Nicole, Litto Nebbia no necesitó más que de un repertorio de grandes canciones revitalizadas por una gran banda y de la emoción que emanan de sus líricas para brindar uno de los mejores momentos en la segunda jornada de Lollapalooza Argentina, en el Hipódromo de San Isidro.

Más destacable resulta aún si se tiene en cuenta que su set no apeló a efectos visuales algunos, ocurrió a plena luz del día y apenas contó con una sobria pero simbólica escenografía que constó de un fondo en el que dentro de un marco antiguo se proyectaban imágenes de lo que ocurría en el escenario o se mostraban antiguas fotos del protagonista del show.

Nicki Nicole Foto Julin lvarez
Nicki Nicole (Foto Julián Álvarez)

La presencia de la leyenda del rock argentino en medio de una grilla con predominio de cultores de nuevos ritmos urbanos, además del hecho palpable de que su set fue seguido con igual interés por jóvenes que por personas más grandes, permitió además un viaje musical que hermanó épocas.

Pero esto sucedió también casi en silencio porque los focos de este segundo día estuvieron puestos en el grupo neoyorquino The Strokes, asiduo visitante en distintos festivales, que una vez más dejó como resultado un sabor agridulce.

Ocurre que, como en sus otras presentaciones en el país, la banda comandada por Julian Casablancas hizo gala de un irreprochable rock ejecutado de manera justa y con el necesario sonido saturado, pero la postura displicente de su líder y cierta aparente falta de química con algunos de sus compañeros terminaron atentando contra el show.

Guitarrista de Nebbia Ariel Minimal Foto Julin lvarez
Guitarrista de Nebbia, Ariel Minimal (Foto Julián Álvarez)

Uno de los puntos a favor de los neoyorquinos es que su repertorio varió en relación a otras visitas y evitó caer en la tentación de repetir una seguidilla de hits como para asegurarse el aplauso del público. Por caso, el inicio y el cierre, fue con "Bad Decisions" y "Ode to The Mets", respectivamente, ambos contenidas su última placa "The New Abnormal".

En el medio hubo algunos hits como "Sometimes", "You Only Lived Once", "Juicebox", "Hard to Explain", "Take or Leave It" o "New York City Copes", pero todos ellos entremezlcados con otras composiciones menos populares.

Por su parte, su cantante hizo un show aparte con sus chistes internos a otros miembros del grupo, su intento de hacer hablar en castellano al guitarrista Albert Hammond Jr., de conocida raíz en este país; y su imitación del reggaetonero portorriqueño Justin Quiles, quien actuaba en otro escenario de manera simultánea y su sonido llegaba hasta este escenario.

Nicki Nicole Foto Julin lvarez
Nicki Nicole (Foto Julián Álvarez)

Antes de The Strokes, por ese mismo lugar pasó Machine Gun Kelly, quien no se guardó nada en el debut en nuestro país con un show de estridente sonido punk pop de principio de este siglo, llamaradas de fuego, explosiones y bombas de humo.

Tan por encima de las expectativas como Machine Gun Kelly fue el show de Doja Cat, un verdadero vendaval, a pesar de su diminuto físico, que con su mezcla de rap y R&B, y una soberbia banda dejó sin aliento al público.

Como se señaló antes, la gran emoción estuvo a la tarde con Litto Nebbia y sus históricas canciones, que puestas en contraste con lo que ocurriría minutos después con Nicki NIcole supuso en vuelo sin escalas por más de 50 años de música popular joven argentina.

Foto Julin lvarez
Foto Julián Álvarez

El prócer rosarino inició su set con "Si no son más de las tres", la misma canción con la que a principios de los ´70 sorprendió en un B.A. Rock al actuar junto a Domingo Cura y acercar así el folclore a la música joven.

Acompañado por Ariel Minimal, en guitarra; Leopoldo Deza en teclados y vientos; Nica Corley, en guitarra; y su hermano Tifa, en batería -ambos de Los Reyes del Falsete-, Litto Nebbia brindó una memorable actuación plagada de clásicos.

"Nueva zamba para mi tierra", "El rey lloró", un potpurrí con "Viento dile a la lluvia" y "Ayer nomás", "Quien quiere oír que oiga" y "Solo se trata de vivir" fueron algunas de las canciones que sonaron revitalizadas en este contexto.

Foto Julin lvarez
Foto Julián Álvarez

Sin embargo, la gran cumbre resultó "Yo no permito", por el fuerte impacto que generó la combinación de su letra con las imágenes proyectadas como en un viejo cuadro familiar de fotos de distintos momentos artísticos de Nebbia.

"Armonía es lo que necesitó" marcó un final de brazos agitados en alto del set de Litto, pero no había tiempo para quedarse con esa imagen porque desde el escenario de enfrente comenzaba a sonar con fuerza Nicki Nicole.

En una presentación en la que puso sobre el tapete toda su gracia natural, la joven artista se mostró sólida y segura en un universo musical de baladas pop, atisbos de rock y R&B, y nuevos ritmos urbanos.

Foto Julin lvarez
Foto Julián Álvarez

"Colocao" y "Mala vida" dieron inicio a una presentación que contó con No Te Va Gustar como banda invitada sorpresa en el tema "Venganza"; y que al final desató el delirio generalizado cuando, tras preparar el terreno con "Wapo traketero" y "Mamichula", subieron al escenario Bizarrap y Duki para "Ya me fui".

Mientras ocurría esto, en otro escenario desplegaba lo suyo la cantautora estadounidense LP, una compositora de carácter que desde la voz recuerda a Cher pero desde su postura musical linkea directamente con Alanis Morisette.

Más temprano, con su cuota de rock indie, Él Mató a un Policía Motorizado mostró que ya está acostumbrada a los grandes festivales y que, más allá del horario en que le toque actuar, cuenta con un sólido set que le permite pisar fuerte.

Foto Julin lvarez
Foto Julián Álvarez

En su recorrido, obviamente no faltaron "La síntesis O´Konor", "El magnetismo", "El tesoro", "Yoni B" y "Ahora imagino cosas", entre otros clásicos.

Mientras caía la noche, y antes de los números centrales, Khea puso la cuota de trap sin concesiones.

Este domingo será la jornada de cierre de esta edición con Foo Fighters, Martin Garrix, Alessia Cara, Tiago PZK, Babasónicos y L-Gante como principales atracciones.

También te puede interesar