Sociedad

08-03-2022 15:19 - Familiares de víctimas

Reclamo a la justicia para que los "femicidas no queden sueltos"

Bajo la consigna "no son enfermos, son hijos sanos del patriarcado" y "la violencia deja marcas, no verlas, deja femicidios", la organización "Atravesados Por El Femicidio" marchó frente al Congreso para visibilizar la problemática de género.

Telam SE
08-03-2022 | 15:19
La organizacin Atravesados Por El Femicidio reclamaba hoy en la plaza frente al Congreso Nacional que el Poder Judicial acelere los tiempos para tratar causas por violencia de gnero Foto Pablo Aneli
La organización Atravesados Por El Femicidio reclamaba hoy en la plaza frente al Congreso Nacional que el Poder Judicial "acelere los tiempos" para tratar causas por violencia de género. Foto: Pablo Aneli


La organización Atravesados Por El Femicidio reclamó este martes en la plaza frente al Congreso Nacional que el Poder Judicial "acelere los tiempos" para tratar causas por violencia de género, que "los femicidas no queden sueltos" y mayor capacitación de magistrados y fiscales "con una mirada de género", en una actividad convocada por el Día Internacional de la Mujer.

"No son enfermos, son hijos sanos del patriarcado" o "la violencia deja marcas, no verlas, deja femicidios", eran algunas de las frases sobre carteles blancos que brillaban en el césped de la Plaza del Congreso, en la esquina de las avenidas Entre Ríos y Rivadavia, que se mezclaban con los preparativos para la marcha del 8M.

Cartel con fotos de vctimas de femicidio colocado frente al Congreso Foto Pablo Aneli
Cartel con fotos de víctimas de femicidio colocado frente al Congreso. Foto: Pablo Aneli

Marcela Morera, una de las ocho fundadoras de Atravesados Por El Femicidio, dijo a Télam: "Decimos `basta`, basta de jueces que miran para otro lado, de policía corrupta, de beneficiar a los femicidas y solicitamos que la justicia acelere los tiempos para no dejarlos sueltos y que jueces y fiscales tengan una mirada de género de forma urgente".

Dentro de la carpa instalada frente al Congreso, Morera lleva la foto en su remera de Julieta Mena, su hija asesinada a los 22 años el 11 de octubre de 2015 por Marcos Mansilla, quien era su novio, "por no querer abortar".

"Nuestro caso es el de muy pocos, al asesino de mi hija le dieron prisión perpetua y lo entregó su propia familia", contó Morera y recordó que en la organización son "150 familias que luchamos desde el dolor de nuestras pérdidas".

La organizacin despleg carteles con frases sobre los femicidios y la violencia machista Foto Pablo Aneli
La organización desplegó carteles con frases sobre los femicidios y la violencia machista. Foto: Pablo Aneli

Atravesados se creó en 2018, tras separarse del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) "por falta de respuestas del Estado ante los pedidos de las mujeres violentadas", según consigna la organización.

Eva Domínguez, otra de las fundadoras, sumó su reclamo desde la Plaza del Congreso.

"La justicia es lenta y la pandemia no ayudó en nada, los tiempos de la violencia son otros y la justicia no toma a la violencia como tal; necesitan actualizarse, agilizar tiempos y tener una mirada con perspectiva de género", apuntó en referencia a los poderes judiciales nacionales y provinciales.

Domínguez llevaba en su remera la foto de su cuñada Vanesa Celman, a quien su pareja quemó frente a sus hijas cuando tenía 27 años y estaba embarazada.

Otro de los carteles con los nombres pintados de las vctimas de femicidio y violencia patriarcal Foto Pablo Aneli
Otro de los carteles con los nombres pintados de las víctimas de femicidio y violencia patriarcal. Foto: Pablo Aneli

El femicidio ocurrió en 2010 y el caso quedó impune. "El fiscal dijo que ´murió por amor´", contó Domínguez a Télam.

Fernanda Albornoz, otra integrante histórica de la organización, lleva la foto de su hija Florencia. "Fue asesinada por su marido el 15 de enero de 2010, él era agente de policía Federal y fue condenado a 15 años de prisión, está por salir", relató.

"Formábamos parte de la mesa de familiares en el INAM y vimos que cuando reclamábamos se enojaban; o venían mujeres violentadas a pedir ayuda porque no querían volver a sus hogares con su agresor y les decían que tenían que volver igual, ahí nosotras dijimos `Basta` y armamos nuestra propia organización", recordó Albornoz.

También te puede interesar