Policiales

08-03-2022 09:18 - Empieza el juicio

Definen si hubo gatillo fácil en el caso del prefecto que mató a un hombre en un peaje

Después de cuatro años, comienza el juicio oral al suboficial de la Prefectura que habría matado de un tiro a un automovilista en el peaje de la autopista Illia. Polémica porque el acusado llega en condición de excarcelado. "Que no sea cobarde y declare", afirmó la viuda de la víctima. 

Telam SE
08-03-2022 | 09:18
Damin Cutrera asesinado en 2018
Damián Cutrera, asesinado en 2018.

Un suboficial de la Prefectura Naval Argentina comienza este martes a ser juzgado bajo la acusación de haber asesinado de un tiro a Damián Cutrera, un automovilista con el que tuvo un incidente de tránsito en un hecho ocurrido en septiembre de 2018 en el peaje de la autopista Illia, en el barrio porteño Retiro, informaron fuentes judiciales.

El juicio se realiza ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 25, ubicado en el edificio judicial de la calle Paraguay 1536 de Capital Federal.

El imputado es el prefecto Daniel de Jesús Acosta (31), quien llega al debate excarcelado, acusado de "homicidio agravado por el uso de arma con dolo eventual", delito que prevé una pena de 10 a 25 años de prisión.

El TOC 25 está presidido por la jueza Ana Dieta de Herrero e integrado por sus colegas Rodolfo Gustavo Goerner y Hugo Navarro.

La acusación estará en manos del fiscal general de juicio Guillermo Pérez de la Fuente y la defensa la componen los abogados Ricardo Izquierdo y Ramiro Zoloaga.

La querella de Mónica Rodríguez, viuda de la víctima, estará representada por el abogado Ángel Ramallo.

Rodríguez, quien además de querellante es testigo clave de la causa, ya que estaba en auto al momento del hecho, aseguró a Télam que espera que cuando termine el debate "se haga Justicia para que no vuelva a pasar" y para poder contárselo a sus hijos que tenían 5 y 9 años al momento de la muerte de su padre y que hoy tienen 8 y 12.

"Desde el comienzo todo fue negativo. A los cuatro días le dieron a este hombre la excarcelación con una fianza de 80.000 pesos. Es injusto. Él tenía el arma preparada para disparar. Nunca tendría que haberla sacado, tendría que haberse defendido de otra manera, se supone que están preparados para eso", dijo la mujer.

La viuda, que además de querellante el martes será una de las primeras testigos en declarar, también dijo que espera que Acosta "no sea cobarde y declare" y que pueda "mirarlo a la cara".

Este juicio oral debía iniciarse a fines de mayo de 2020, pero por la pandemia del coronavirus, fue suspendido y recién en diciembre pasado se fijaron fechas para las audiencias que comienzan mañana.

Acosta estuvo unos días detenido, aunque la jueza en lo Criminal y Correccional 62, Patricia Guichandut, a cargo de la instrucción, le otorgó una excarcelación bajo fianza y de esa manera llega al juicio.

Fuentes de la defensa informaron a Télam que Acosta se encuentra en "situación pasiva" en la PNA mientras se define su situación judicial.

En el requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Daniel Pablovsky dio por probado que el 30 de septiembre de 2018, a las 2.30 de la madrugada, en las cabinas de peaje de la autopista Illia, en sentido a provincia, Acosta "provocó la muerte de Cutrera mediante el empleo de un arma de fuego semiautomática, de doble acción, marca Pietro Beretta, modelo 92 FS, calibre 9 milímetros".

Al describir el incidente de tránsito previo al momento del disparo, el fiscal explicó que cuando ambos vehículos se aproximaban a las cabinas de peaje, el Volkswagen Gol guiado por Acosta se le adelantó al Renault Clío en el que Cutrera viajaba con su esposa, su cuñada y el marido, y se detuvo repentinamente por delante de éste.

Según la acusación fiscal, el auto del prefecto chocó "en reversa" con su parte trasera la delantera del de Cutrera, lo que hizo que el conductor del Clío y el cuñado bajaran y se acercaran hasta el Gol a increpar y pedirle explicaciones a Acosta.

El fiscal describe que "a poco de llegar Cutrera a la ventanilla del conductor, se sintió un fuerte estruendo" y luego la víctima se desplomó con una herida de arma de fuego en el tórax que le causó la muerte en un lapso de entre cinco y diez minutos.

Al ser indagado, Acosta dijo que él pensó que Cutrera y su cuñado lo iban a asaltar y que el arma se disparó pero en forma accidental en un forcejeo, luego de que la víctima lo golpeara e intentara quitarle la pistola.

Parte de la secuencia del hecho quedó grabada por una cámara de video del peaje donde se ve que Cutrera -quien trabajaba como administrativo en la planta de la automotriz Ford en General Pacheco-, se acerca por el lado de la ventanilla y otro hombre lo hace por el del acompañante, y que luego de una serie de forcejeos y de que se efectúe el disparo, la víctima se aleja baleada y su cuñado corriendo.

La autoría del hecho no estará discutida, pero el eje del debate estará en que el tribunal determine si se trató de un hecho de "gatillo fácil", como plantea la querella, o de caso de legítima defensa como sostiene la defensa.

También te puede interesar