Policiales

27-02-2022 17:30 - tigre

Detuvieron a un hombre acusado de ser el cobrador de una banda de secuestradores virtuales

Franco German Ignacio (40), fue detenido e imputado por el delito de "extorsión" tras la denuncia de una empleada doméstica que le entregó dos relojes y 4.400 dólares en efectivo para liberar a sus empleadores, supuestamente cautivos. 

Telam SE
27-02-2022 | 17:30
 Franco German Ignacio 40 fue detenido e imputado por el delito de extorsin
Franco German Ignacio (40), fue detenido e imputado por el delito de "extorsión".

Un hombre fue detenido como acusado de ser el cobrador de una organización que realizaba secuestros virtuales luego de que la empleada doméstica de una casa de un barrio cerrado del partido bonaerense de Tigre le entregó dos relojes y 4.400 dólares en efectivo para liberar a sus empleadores que, en realidad, no estaban cautivos, informaron este domingo fuentes policiales.

El hecho ocurrió el pasado jueves en una vivienda del Barrio Talar del Lago 1 de Nordelta, ubicada en dicho partido de la zona norte del Gran Buenos Aires, cuando una empleada doméstica recibió un llamado que alertaba que sus empleadores habían sido secuestrados.

Las fuentes indicaron a Télam que la mujer rápidamente consiguió la suma de 4.400 dólares en efectivo y dos relojes de alta gana.



Tras acordar un lugar para realizar el pago y liberar a los supuestos secuestrados, la mujer salió del barrio privado y entregó lo pactado.

Por su parte, personal de la comisaría 2da. de General Pacheco realizó de inmediato un operativo en el que a través de las cámaras de seguridad municipales pudo observar a un hombre vestido con remera blanca que tomó el paquete con el pago del rescate y abordó un Volkswagen Gol Trend color blanco.

Finalmente, el vehículo fue interceptado y su ocupante, identificado como Franco German Ignacio (40), fue detenido e imputado por el delito de "extorsión".

Las imgenes del auto que lleg a cobrar el rescate
Las imágenes del auto que llegó a cobrar el rescate.

La pronta investigación, a cargo del fiscal José Amallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Tigre, determinó que Ignacio era uno de los denominados "cobradores" de una organización dedicada a los secuestros virtuales.

"Las aperturas de los teléfonos determinaron que es una organización que opera desde la provincia de Córdoba. Un delincuente llama simulando tener secuestrados a alguna víctima y en la mayor parte de los casos se comunican con las empleadas domésticas y les dicen que tienen cautivos a su patrón", explicó a Télam un investigador.

El mismo pesquisa señaló que los delincuentes "aprovechan la desesperación de las empleadas" para conseguir el botín, que para logarlo "nunca dejan que corten la llamada y les hacen romper cajas de seguridad" para conseguir dinero o joyas, que luego serán entregados en un punto de encuentro.

Otra captura de las cmaras de seguridad
Otra captura de las cámaras de seguridad.

"Lo que también falla es la seguridad privada del barrio porque las empleadas salen con plata, relojes o alhajas y nadie las revisa, algo que también es grave", indicó.

Mientras que en otro hecho que se le atribuye a la misma banda, los pesquisas obtuvieron el audio de una llamada –al que tuvo acceso Télam- que se registró luego de un pago de rescate en el que un delincuente simuló ser integrante de una fuerza de seguridad que había sido alertada por un presunto secuestro.

"Hola, si, buenas tardes (…) le estamos diciendo que le estábamos hablando de la policía. Se comunicaron de la guardia que sucedió con Ud…¿señor Ariel?. Yo soy de la Policía Antisecuestro, de la Policía Federal le estoy hablando", expresó uno de los integrantes de la banda de secuestradores virtuales.

Ignacio fue detenido por personal de la comisara 2da de General Pacheco realiz de inmediato un operativo
Ignacio fue detenido por personal de la comisaría 2da. de General Pacheco realizó de inmediato un operativo.

La víctima, alertado de la situación, dijo desconocer lo que sucedía y le consultó al delincuente sobre quién había realizado la denuncia.

"¿Qué es lo que te pasa? Estoy llamando porque estoy yendo a General Pacheco porque se notificó de un secuestro", reiteró el hombre, a lo que la víctima le respondió: "No tengo ni idea, quién te notificó".

"Escuchame bien (lo insulta)… qué pasó con la platita?...", finalizó el llamado.
Etiquetas:

También te puede interesar