Conosur

18-02-2022 22:40 - Bolivia

El médico que atendió a Áñez afirmó que no veía necesaria su internación

El juez que había ordenado su hospitalización decidió dar marcha atrás con la decisión. El jueves, Áñez se había descompensado en plena audiencia judicial por el Golpe de Estado que debió ser suspendida. La expresidenta de facto se niega a recibir atención médica y a alimentarse.

Telam SE
18-02-2022 | 22:40
Foto archivo ABI
Foto: archivo ABI.
 

Un juez de la ciudad boliviana de La Paz ordenó este viernes el traslado de la expresidenta de facto Jeanine Áñez a una clínica para que fuera revisada, aún en contra de su voluntad, dado que lleva 10 días de huelga de hambre que cumple para protestar por su situación jurídica.

La decisión del magistrado octavo de sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, Franklin Siñani Velasco, declaró procedente la llamada “acción de libertad” en favor de Áñez para que la lleven al Instituto Nacional del Tórax, aunque la resolución no significaba que quedara libre.

“Se ha concedido la tutela de la acción de libertad en favor de la expresidenta y ha dispuesto el juez octavo de sentencia su traslado de inmediato a un centro hospitalario”, informó Norka Cuellar, la abogada de Áñez, según la agencia de noticias ABI y diarios paceños.

El juez explicó que la decisión apuntaba a velar por el derecho a la vida de la exsenadora.

“Pese a que se niega a recibir la atención médica y a alimentarse, corresponde asumir medidas activas desde la estación jurisdiccional”, indicó el magistrado.

Pero por la tarde, según los sitios de Fides y Página Siete, grupos de seguidores de Áñez y de militantes del gobernante MAS se concentraron en las afueras del Penal de Miraflores y, además de protagonizar algunos choques, hicieron cambiar la decisión del magistrado.

“La gobernadora del Centro de Orientación Femenina de Miraflores hace conocer la imposibilidad material de cumplir lo dispuesto por esta autoridad en la Resolución 12/2022, reiterando que, en exteriores del recinto penitenciario se encuentran grupos movilizados afines y en contra de la señora privada de libertad”, señaló el documento que avisaba que no se efectuaría el traslado.

Áñez sería entonces atendida otra vez en la cárcel.

Un médico particular que había visitado el jueves a Áñez afirmó que estaba "delicada", pero que al momento no veía necesaria su internación.

Por la mañana, los obispos de Bolivia habían pedido en un comunicado que se permitiera “el inmediato acceso a atención hospitalaria” para la exgobernante de facto, dado que el jueves se había descompesado en una audiencia judicial, que debió ser suspendida.

Áñez está acusada de terrorismo, conspiración y sedición en la causa del “Golpe de Estado I” y de haber actuado contra la Constitución en la causa “Golpe de Estado II”.

Durante su gestión de facto fueron cometidas las masacres de Sacaba y Senkata, con una treintena de muertos por la represión policial y militar a las protestas, en medio de la crisis derivada del golpe contra Evo Morales.

También te puede interesar