Policiales

17-02-2022 18:59 - Investigación

Hallaron sangre en el auto secuestrado al detenido por el femicidio de Bariloche

El imputado, a quien este viernes por la mañana se le realizará la audiencia imputativa, fue identificado como Fernando Alves Ferreira, de nacionalidad brasileña al igual que la víctima. 

Telam SE
17-02-2022 | 18:59
Autoridades policiales buscaban evidencia en la escena del crimen Foto Alejandra Bartoliche
Autoridades policiales buscaban evidencia en la escena del crimen. (Foto: Alejandra Bartoliche)


Los investigadores del femicidio de Eduarda Santos, la brasileña hallada este miércoles asesinada de nueve balazos en un sendero de Circuito Chico, en la ciudad rionegrina de Bariloche, hallaron sangre en el auto del sospechoso detenido por el caso y la justicia ordenó peritajes para determinar si pertenece a la víctima, informaron este jueves fuentes policiales.

El imputado fue identificado como Fernando Alves Ferreira, también de nacionalidad brasileña, a quien este viernes a las 9.30 se le realizará la audiencia imputativa, en la que todo indica que el Ministerio Público Fiscal lo acusará como presunto autor de un "homicidio agravado por violencia de género" –femicidio-, un delito que prevé prisión perpetua.

En los allanamientos realizados por la Policía de Río Negro, a Alves Ferreira se le secuestró un automóvil marca Chevrolet, en el cual los peritos hallaron lo que aparentan ser manchas de sangre.

Los voceros también confirmaron que se encontraron "plomos deformados" (proyectiles) en cercanías del cuerpo de la víctima, por lo que a partir de estos hallazgos y de las heridas constatadas en la autopsia, los pesquisas tienen como hipótesis que pudo haber una primera pelea dentro del auto, que la víctima se bajó del vehículo y que el asesino la alcanzó y la asesinó a balazos en el sitio del hallazgo.

Foto Alejandra Bartoliche
(Foto: Alejandra Bartoliche)


"Además de las heridas de bala, la mujer tenía lesiones de golpes. Pudo haber una riña, pelea y forcejeo en el auto y que la víctima se bajara para intentar escapar del femicida, que la persiguió y le dio muerte", reveló a Télam una fuente policial consultada.

Otro dato que surgió de la investigación es que Alves Ferreira tuvo dos hijos mellizos con Santos, pero que esos niños fueron anotados como hijos de él con quien fue su ya fallecido esposo en un matrimonio igualitario.

La causa quedó a cargo de los fiscales Gerardo Miranda y Martín Lozada, quienes este viernes impulsarán la acusación en la audiencia imputativa del acusado ante el juez penal Sergio Pichetto.

Qué se sabe hasta ahora



El crimen de Santos (27) fue descubierto este miércoles alrededor de las 9, en un sendero de Circuito Chico, en la zona de Lago Escondido, a pocos metros de la ruta provincial 77 y en cercanías del turístico Puerto Pañuelo, frente al reconocido hotel barilochense Llao Llao.

"El alerta fue dada por un turista que circulaba por la zona y de manera inmediata los investigadores se presentaron en el lugar", indicó el MPF de Río negro en un comunicado emitido este miércoles por la noche.

Según las fuentes, los pesquisas encontraron el cuerpo de una mujer, luego identificada como Santos, que fue trasladado luego a la morgue judicial para practicar la autopsia de rigor que determinó que la víctima presentaba nueve disparos, uno de los cuales le provocó la muerte.

De acuerdo al MPF, este miércoles por la tarde también se llevaron a cabo distintas diligencias que permitieron detener "a un hombre cuya vinculación con el hecho se investiga por estas horas".

También se hicieron allanamientos en la zona de los kilómetros y en el centro de Bariloche, donde se secuestraron "elementos de interés para la causa", entre ellos el auto y unos "dispositivos electrónicos" que serán analizados por los peritos de la Procuración provincial.

Además, los pesquisas continuaban con la recepción de testimonios y el análisis de las cámaras de seguridad públicas y privadas en busca de pistas sobre lo ocurrido.

Las fuentes señalaron que en los procedimientos de este miércoles se demoró a otro hombre que luego de ser sometido a una serie de peritajes genéticos y científicos quedó el libertad.

En tanto, se enviaron muestras al Laboratorio de Genética Forense Regional.

En la escena del crimen y demás trabajaron efectivos de la Subcomisaría 55 de la zona de Llao Llao, de Criminalística e Investigaciones, bajo las directivas de la fiscalía.

Santos tenía 27 años, estaba afincada hace un tiempo en Bariloche y tenía tres hijos, dos de los cuales, como revelaron las fuentes, los tuvo con el sospechoso detenido.

También te puede interesar