Economía

29-01-2022 12:05 - FMI

Kulfas: "El acuerdo es una instancia importante para dar previsibilidad"

El ministro de Desarrollo Productivo remarcó que las negociaciones por parte de la Argentina fueron "férreas" en defensa de los intereses del país. "No fue nuestra decisión traer al FMI, lo trajo Mauricio Macri de una manera irresponsable", dijo.

Telam SE
29-01-2022 | 12:05
Kulfas destac el acuerdo alcanzado con el Fondo Foto Pepe Mateos
Kulfas destacó el acuerdo alcanzado con el Fondo. Foto: Pepe Mateos.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sostuvo este sábado que el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar el préstamo otorgado por el organismo multilateral al gobierno de Mauricio Macri es "una instancia importante para dar previsibilidad", y remarcó que las negociaciones por parte de la Argentina fueron "férreas" para "defender los intereses del país".

"Es una instancia importante para dar previsibilidad. Nosotros no pensamos que el país se va a salvar o poner de pie por un acuerdo con un organismo. Esto era un elemento que había que resolver. No fue nuestra decisión traer al FMI, lo trajo Mauricio Macri de una manera irresponsable", dijo Kulfas en diálogo con Radio 10.

Según el funcionario nacional, la negociación por parte del Gobierno nacional fue "férrea, donde se defendieron los intereses del país, que fue trabajar en que este acuerdo de ninguna manera obstaculice el crecimiento de la economía argentina, que es lo que estamos viendo desde fines de 2020".

En este sentido, Kulfas puso de relieve que "es un acuerdo que no incluye ningún ajuste de gasto sino una reducción virtuosa del déficit fiscal por crecimiento económico".

"En segundo lugar, entendemos que es un acuerdo que nos da previsibilidad y un alivio financiero y, en tercer lugar, entendemos que es razonable porque no se incluyó ninguna de las reformas neoliberales o las clásicas reformas de ajuste del mercado laboral y de reformas previsionales. Nada de eso está en este acuerdo", agregó.

Por esto, consideró que de no haberse llegado a un acuerdo se hubiese "puesto en riesgo" el crecimiento económico del país, ya que "hubiésemos perdido fuentes de financiamiento claves para el comercio internacional; Argentina necesita importar más para producir más. Asimismo, perder el financiamiento implicaba dificultades para sostener un mercado de cambios que viene con un desequilibrio importante desde 2018".

El presidente Alberto Fernández anunció el viernes que la Argentina alcanzó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la renegociación de la deuda que "no condiciona" el crecimiento del país ni afecta "sus metas de justicia social", y ratificó que el entendimiento con el organismo pasará por el Congreso.

Posteriormente, el ministro de Economía, Martín Guzmán, precisó que el nuevo acuerdo será de facilidades extendidas y no un stand by, como el suscripto en 2018 por el Gobierno anterior.

Las posibles alianzas políticas tras las disputadas elecciones portuguesas

Tras cuatro años de gestión del socialismo, que incluyó crecimiento económico y una exitosa política sanitaria frente a la pandemia del coronavirus, no está claro quién gobernará Portugal tras las elecciones anticipadas de mañana que se prevén muy reñidas.

Lo que es seguro es que no será con mayoría absoluta, por lo que solo pueden deducirse posibles alianzas políticas.

Andrés Malamud, politólogo argentino especializado en Portugal, explicó a Télam que en términos de gobernabilidad, políticas sociales y económicas, el triunfo electoral del PS sin mayoría absoluta no conllevaría cambios "substantivos, dado que las principales políticas públicas portuguesas no son controvertidas".

Aunque indicó que "en términos administrativos puede dificultar la aprobación y ejecución del presupuesto", un escollo que sufrió Costa en octubre pasado y detonó en la decisión del presidente, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, de disolver el Parlamento y adelantar para mañana las elecciones previstas para 2023.

"El PS necesitaría, tal como lo hizo hasta ahora, del apoyo parlamentario, pero no de una coalición de gobierno", aseguró Malamud, quien resaltó que "el PS gobierna solo, sin mayoría absoluta, desde 2015 y lo que deberá hacer es negociar con la izquierda o derecha para aprobar sus proyectos en el Parlamento".

De hecho, Costa admitió el martes en una entrevista con la emisora pública Antena 1 que no es previsible un Gobierno con mayoría absoluta y aseguró que gobernaría en solitario, negociando cada ley caso por caso o con el apoyo de un pequeño partido.

Pese a que todo indica que los puentes entre el PS y sus aliados de izquierda se rompieron, "Costa no tiene una mala valoración popular, por lo que es posible creer que ante la amenaza de un gobierno de derecha haya un acuerdo entre el PS y el bloque de izquierda y el Partido Comunista", reflexionó Luis Arroyo, analista político español especializado en Portugal.

Por su parte, el líder del partido de centroderecha PSD, el exalcalde de Oporto Rui Rio, que no quiere recurrir al apoyo de Chega para llegar al poder, se apoya en un discurso de defensa de un pacto entre los dos grandes partidos, PS y PSD, para permitir la gobernabilidad al más votado.

Pero, según Malamud, "un pacto entre el PSD y el PS es posible pero improbable".

"Lo que en Alemania se llama Große Koalition (gran coalición), en Portugal fue el Bloco Central (Bloque Central), que funcionó entre 1983 y 1985 juntando al PS y al PSD en el Gobierno y no dejó gratas memorias", explicó el politólogo en referencia a las impopulares políticas de austeridad que el Gobierno de ese entonces debió imponer ante los crecientes problemas económicos que atravesaba el país.

Para Arroyo, "el PSD buscaría una alianza con el Partido Popular, los dos partidos de derecha 'central'", pero de ser necesario no descartó que apele al apoyo de la ultraderecha Chega.

"Una posibilidad que por el momento Rio niega, pero una cosa es lo que se dice antes de las elecciones y otra cómo se organizan las alianzas políticas después de los resultados", advirtió a esta agencia.

Desde la extrema derecha, André Ventura, quien el domingo pasado recibió el apoyo explícito en Lisboa del líder de Vox, Santiago Abascal, puso precio a su apoyo electoral al PSD.

"Chega dice que solo acepta apoyar al PSD si es integrado en el gobierno, en tanto que el PSD sostiene que acepta el apoyo pero no la integración de Chega en el Gobierno", explicó Malamud.

El especialista indicó que "aunque la probabilidad de que Chega le ofrezca al PSD apoyo parlamentario es mínima, aunque no nula, las chances reales de que el partido de Ventura integre una coalición de gobierno con el PSD son cercanas a cero".

Newsletter

También te puede interesar