Espectáculos

27-01-2022 14:01 - Más allá de los algoritmos

"Licorice Pizza" y todas las joyas del cine de Paul Thomas Anderson

A sus 51 años, Paul Thomas Anderson es uno de los directores más creativos del último cuarto de siglo. La flamante "Licorice Pizza" es apenas su novena película, después de obras tan logradas como "Boogie Nights", "Petróleo sangriento", "El hilo fantasma", "Magnolia" o "The Master", filmes que pueden encontrarse en distintas plataformas.

Por Diego Batlle
Por Diego Batlle
27-01-2022 | 14:01
Paul Thomas Anderson y accin
Paul Thomas Anderson y.... ¡acción!

En estos tiempos aciagos para los cinéfilos que todavía sueñan con ver las películas de sus autoras y autores favoritos en la pantalla más grande y con el sistema de sonido más sofisticado posible, el estreno en las salas argentinas de "Licorice Pizza" es motivo de celebración porque significa el reencuentro con uno de los directores más talentosos de los últimos 25 años: Paul Thomas Anderson.

Nacido en Los Angeles hace 51 años, PTA -como lo llaman sus fans- ha construido una filmografía de una inteligencia, profundidad, rigor y capacidad de provocación infrecuentes en Hollywood (y no solo dentro del sistema de los grandes estudios).

Le han alcanzado 9 largometrajes de ficción, un documental como "Junun", cortos como el que hizo para Netflix ("Anima") y múltiples incursiones en el videoclip en colaboración con artistas como Fiona Apple y Haim para demostrar que estamos ante un autor dueño de un estilo y sello propios, un realizador capaz de sumergirse en universos tanto contemporáneos como históricos con un nivel de minuciosidad, profundidad psicológica y excelencia narrativa poco habituales y con resultados siempre fascinantes.

Su última creación


Licorice Pizza
"Licorice Pizza"

Ambientada en 1973, en el San Fernando Valley de su California natal, "Licorice Pizza" es, en esencia, un coming-of-age, una película con los típicos rituales de iniciación adolescente, una comedia romántica sobre un primer amor marcado (dificultado) por la diferencia de edad (Gary es un quinceañero con profuso acné y Alana, una chica de 25 de estricta familia judía) y por las muy distintas situaciones de vida que ambos atraviesan.

Si Paul Thomas Anderson venía de trabajar con figuras de mucho renombre como Daniel Day-Lewis ("Petróleo sangriento" y "El hilo fantasma"), Joaquin Phoenix ("The Master" y "Vicio propio"), Adam Sandler ("Embriagado de amor"), Mark Wahlberg y Burt Reynolds ("Boogie Nights: Juegos de placer") y William H. Macy, John C. Reilly y Tom Cruise ("Magnolia"), en "Licorice Pizza" da un brusco salto que podría haber sido al vacío y resulta todo un hallazgo al cederle los dos papeles protagónicos a intérpretes sin experiencia. Cooper Hoffman (hijo del fallecido Philip Seymour Hoffman y Mimi O'Donnell) es Gary Valentine, una suerte de álter-ego juvenil del director, mientras que la deslumbrante Alana Haim encarna a Alana Kane, cuando ella en verdad es integrante de la mencionada banda Haim junto con sus hermanas Este y Danielle.

"Licorice Pizza"

VER VIDEO




Que la pareja principal esté a cargo de dos ilustres desconocidos para el gran público (algo que suele conspirar contra el resultado comercial de las películas) no significa que en "Licorice Pizza" falten estrellas: en breves pero muy intensos trabajos desfilan desde los aquí desatados Bradley Cooper (como el productor Jon Peters) y Sean Penn (haciendo de William Holden), el gran Tom Waits (una mixtura entre Raoul Walsh y Sam Peckinpah), Benny Safdie (un patético candidato a alcalde), John C. Reilly y Maya Rudolph.

"El hilo fantasma"

VER VIDEO




"Licorice Pizza", que transcurre en una Los Angeles desolada por la escasez de combustible a raiz de un embargo lanzado en 1973 por los países productores de petróleo agrupados en la OPEC, es el quinto largometraje consecutivo de Paul Thomas Anderson que transcurre en el pasado (y el sexto en una carrera de 9 películas de ficción). "The Master" y "El hilo fanstama" podrán estar ambientadas en los '50, pero la década favorita de PTA sigue siendo la de 1970: allí están "Boogie Nights: Juegos de placer", "Vicio propio" y la flamante "Licorice Pizza" para demostrarlo

PTA en las plataformas


Petrleo sangriento
"Petróleo sangriento"

¿Y dónde ver las películas de ese esteta, cinéfilo y melómano consumado que es Paul Thomas Anderson? Quedó dicho que Netflix produjo en 2019 el corto "Anima" protagonizado por Thom Yorke (sí, uno de los líderes de Radiohead, mientras que Jonny Greenwood es el autor de muchas de las bandas de sonido originales de sus películas), pero a los largometrajes hay que buscarlos en muchos casos en plataformas de alquiler como Google Play o o Apple TV. De todas maneras, "Petróleo sangriento" (2007), épico y extraordinario drama sobre la ambición y la codicia que transcurre en las primeras décadas del siglo XX con Daniel Day-Lewis y Paul Dano, está disponible sin cargo adicional tanto en Flow como en Movistar TV.

Boogie Nights
"Boogie Nights"

HBO Max, por su parte, tiene en su plataforma de streaming "Boogie Nights: Juegos de placer" (1997), con los profundos cambios en el negocio del cine porno como trasfondo; y Vicio propio (2014), incursión en el particular y lisérgico universo de Thomas Pynchon a partir de la novela homónima de 2009 que desconcertó a más de uno con Joaquin Phoenix como el detective Larry "Doc" Sportello y un elenco integrado por Josh Brolin, Owen Wilson, Benicio del Toro, Reese Witherspoon y Martin Short.
Otra película que sorprendió a los fans de PTA (y a los de Adam Sandler) fue "Embriagado de amor" (2002), una deforme tragicomedia romántica con Emily Watson como coprotagonista que se puede encontrar en la plataforma de Flow.

The Master
"The Master"

Y, como para completar el recorrido por una obra tan personal y desafiante, se pueden alquilar desde su ópera prima "Vivir del azar" (1996), thriller con Philip Baker Hall, John C. Reilly, Gwyneth Paltrow y Samuel L. Jackson (se trata de una ampliación de su corto de 1993 "Cigarettes and Coffee") hasta ese mosaico de personajes extremos también del San Fernando Valley que propone "Magnolia" (1999), con una apuesta coral que remite al cine de Robert Altman; pasando "The Master" (2012), película inspirada en la vida de L. Ron Hubbard, escritor y fundador de la iglesia de la Cienciología, otra vez con uno de sus actores-fetiche como Phillip Seymour Hoffman y y Amy Adams acompañando a Joaquin Phoenix.

También te puede interesar