Policiales

20-01-2022 14:55 - Presidente Perón

Robo en el country: los delincuentes actuaron con una "saña inexplicable"

La familia del empresario gastronómico Maximiliano Ferrari vivió una verdadera pesadilla durante el asalto: a su mujer la torturaron y amenazaron cruelmente a sus hijas gemelas.

Telam SE
20-01-2022 | 14:55
Telam SE

El empresario gastronómico Maximiliano Ferrari, quien fue asaltado junto a su esposa e hijas en su vivienda de un country del partido bonaerense de Presidente Perón, aseguró este jueves que los delincuentes actuaron con una "saña inexplicable" y que "estaban dispuestos a todo".

El hombre agregó que la peor parte se la llevó su esposa, a quienes "le arrancaron las uñas con un alicate", al tiempo que los delincuentes amenazaron con emplear el mismo elemento para "cortar la lengua" a una de sus hijas gemelas.

"Especialmente se ensañaron con ella (su esposa), nos golpearon a todos, pero a ella en particular la golpearon un montón", relató Ferrari en diálogo con el canal Todo Noticias (TN), quien agregó que como consecuencia del ataque la mujer presenta golpes y lesiones en el cuerpo.

"La saña es casi inexplicable", dijo el empresario, y contó que la violencia comenzó cuando él fue a buscar junto con tres delincuentes dinero que tenía guardado en un sector de la casa, mientras al menos otros dos retenían a su mujer y a sus hijas en una habitación ubicada en la parte superior de la vivienda.

"En ese momento, mientras yo les estaba dando (el dinero), los otros dos habían iniciado esa tortura inexplicable cuando ni siquiera sabían el resultado de la gestión de los otros tres malvivientes", contó el empresario.

Telam SE

Según relató Ferrari, al regresar a la habitación donde se encontraban su mujer y sus hijas con dos asaltantes, observó que "una de las nenas intenta defender a la mamá, y cuando con una de sus manitos intenta sacarle la mano al señor que le estaba pegando a su madre, él empuja a la nena contra el respaldar de la cama".

"Es en ese momento -continuó- que me levanto del piso y tiro a la persona que estaba atrás mío, por que ya no importaba nada, ya no había sumisión".

"Pensábamos que no había nada más para entregar ni para hacer y esos chicos iban a seguir subiendo su nivel de violencia que era inexplicable en ese punto, y es ahí donde comenzó una batalla campal".

"Si ya tenían la intención de con un alicate quitar una uña, si con el mismo alicate le querés cortar la lengua a una nena y ya tenías el dinero en tu poder, gatillar es un detalle, evidentemente esta gente estaba dispuesta a todo", destacó la víctima.

Al ser consultado por los periodistas sobre el estado en el que se encontraban los delincuentes al momento de cometer el hecho, Ferrari dijo: "Nosotros no notamos efectos de alcohol o estupefacientes".

"En la habitación no había luz, estaba en penumbras, por lo tanto nosotros no notamos ninguna alteración producto de sustancias, sin embargo estaban absolutamente nerviosos y con miedo" aseguró Ferrari.

"No tenían un líder", afirmó el empresario, y dijo: "Se hablaban muy poco entre ellos, era como si cada uno de ellos viniera por su botín".

Tras cometer el ilícito, los delincuentes huyeron del lugar y el hombre alertó a la custodia del barrio que, a su vez, llamó al número de emergencias 911.

Personal policial arribó al country y la mujer fue trasladada de urgencia a un hospital zonal, donde aguardaba ser intervenida quirúrgicamente.

Maximiliano Ferrari, al ser consultado por el estado de salud de su pareja, contó que "está internada a la espera de una cirugía", y precisó que aguardan la evolución de los hematomas que tiene en la cabeza para ver si pueden evitar otra operación.

El hecho


El robo ocurrió el miércoles, alrededor de la 1.30, en el barrio cerrado San Eliseo, situado en el Corredor Verde "Canning – San Vicente", en el kilómetro 18,5 de la ruta 58.

Fuentes de la investigación informaron a Télam que todo comenzó cuando un grupo de cinco delincuentes ingresó al predio tras cavar un pozo para evitar el cerco perimetral electrificado, tras lo cual se dirigió a una de las viviendas del country.

Los asaltantes, al menos tres de ellos armados, sorprendieron con fines de robo al empresario gastronómico que dormía junto a su esposa e hijas.

En el lugar del hecho, los efectivos iniciaron un operativo para dar con la banda, aunque hasta el momento no había detenidos, concluyeron las fuentes.

El hecho es investigado por la fiscalía en turno descentralizada en Presidente Perón, Departamento Judicial La Plata, a cargo de Karina Guyot.

Consultado por el desarrollo de la investigación, Ferrari dijo: "La fiscal Guyot esta trabajando muy bien con la información que tienen desde el primer momento", aunque "la verdad es que todavía no hay demasiada claridad sobre el asunto".

Ingresan a robar en dos barrios privados en Pilar e investigan si fue la misma banda delictiva

Al menos tres delincuentes armados ingresaron a robar a dos barrios privados del partido bonaerense de Pilar, donde redujeron a dos familias y huyeron tras apoderarse de dinero y pertenencias, y los investigadores intentan establecer si los hechos fueron cometidos por una misma banda, informaron este jueves fuentes policiales.

El primer robo ocurrió el pasado lunes a la madrugada en el barrio privado Casablanca, ubicado en el kilómetro 10 de la ruta 25, de esa zona del norte del conurbano bonaerense.

Según indicaron las fuentes a Télam, a una vivienda del lote 4 ingresaron cuatro hombres armados, con sus caras cubiertas y guantes, quienes sorprendieron al matrimonio dueño de casa, que se encontraba durmiendo.

Tras reducir a los integrantes de la pareja y maniatarlos con precintos, los ladrones sustrajeron electrodomésticos y tarjetas de crédito, de las que les solicitaron las claves de seguridad.

Los delincuentes huyeron en el vehículo Toyota Yaris, propiedad de las víctimas.

Los investigadores establecieron que los cuatro individuos ingresaron tras cortar el alambre perimetral que linda con una zona descampada, fuera del rango de visión de las cámaras de seguridad.

Además, las fuentes indicaron que el country no posee vigilancia privada, por lo que la Policía solicitó la intervención del Centro de Operaciones Municipales de Pilar para la revisión de las cámaras de seguridad de la zona.

Un investigador indicó a Télam que se trata del segundo robo que sufre un propietario dentro del mismo barrio privado bajo la misma modalidad.

El anterior ocurrió el 12 de diciembre último, donde también cuatro asaltantes ingresaron a una casa y, tras maniatar a una pareja, se llevaron un Volkswagen Vento, dos mil dólares, 400 mil pesos y varios electrodomésticos.

En tanto, el miércoles al menos tres delincuentes ingresaron al barrio La Caballeriza, ubicado en la calle Caamaño al 3000, en la localidad pilarense de La Lonja.

Allí, un propietario de una de las viviendas denunció que cerca de las 5 de la madrugada, mientras dormía con su esposa y dos hijos, fue sorprendido por tres delincuentes armados.

Tras ser amenazadas, las victimas fueron despojadas de 1.500 dólares, alhajas de oro y prendas de vestir.

El barrio cuenta con sistema de cámaras de seguridad en todo su perímetro, además de personal de una empresa de vigilancia privada.

"Ingresaron caminando a través de un arroyo que costea parte del barrio y se fueron caminando", aseguró a Télam una fuente vinculada a la pesquisa.

Los investigadores analizan si fuera del barrio los esperaba otro cómplice en un vehículo para darse a la fuga.

Además intentan establecer si la misma banda delictiva fue la autora de los tres robos a barrios privados de la zona de Pilar.

Los hechos son investigados por el fiscal Gonzalo Agüero, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pilar, quien caratuló las causas como "robo agravado".

Newsletter

También te puede interesar