Política

07-01-2022 08:00 - Entrevista al ministro de Trabajo

Claudio Moroni: "La palabra flexibilización no está en nuestro diccionario"

El titular de la cartera laboral descartó cambios en los convenios colectivos que rigen a muchas actividades y adelantó que trabajará este año "el concepto de productividad" en la búsqueda de "mejorar las condiciones de trabajo" y no para intensificar la jornada laboral.

Por Daniel Scarmbolo
Por Daniel Scarímbolo
07-01-2022 | 08:00

Claudio Moroni: "La palabra flexibilización no está en nuestro diccionario"

VER VIDEO



El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró que "la palabra flexibilización no está en el diccionario de este Gobierno", luego de varios debates acerca del pedido de cambios en los convenios colectivos que rigen a muchas actividades, y remarcó además que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no pidió modificaciones en las "legislaciones laborales ni previsionales".

Tras dos años de trabajo, y sin vacaciones en ese período, Moroni recibió a Télam en la sala de reuniones del decimotercer piso del Ministerio de Trabajo, muy cerca de su despacho, en el marco de un ciclo de entrevistas que esta agencia realiza con integrantes del Gabinete nacional.

En cuanto a las definiciones para 2022, el funcionario adelantó que su cartera trabajará este año "el concepto de productividad" en la búsqueda de "mejorar las condiciones de trabajo" y no para intensificar la jornada laboral.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

-Télam: Un tema que está en debate es cambiar los convenios colectivos. ¿Cómo se podría hacer sin que signifique flexibilización laboral?

-Claudio Moroni: La palabra flexibilización laboral no está en el diccionario de este Gobierno. Lo que sí tenemos son convenios colectivos que requieren adecuaciones. Hablemos de sectores que ustedes pueden conocer. El convenio de Televisión tiene previsto la categoría de pintor de escenografías. Hay categorías, modos de trabajo, que han cambiado totalmente, que requieren readaptación de los convenios. Readaptar los convenios no significa bajar los derechos, no es ese el objetivo.

Una de las cosas que vamos a trabajar el año que viene es el concepto de productividad. Lamentablemente, la palabra productividad en la Argentina quedó asociada a la película "Tiempos modernos" (comedia dirigida y protagonizada por Charles Chaplin, de 1936), esa intensificación de la jornada. Y eso no es productividad. Yo pongo siempre el ejemplo con las empresas que trabajan con la meta "accidente cero". Son muchísimas más productivas que las empresas que no trabajan con esa meta, que no se ocupan suficientemente del tema de prevención de las enfermedades y los accidentes en el lugar de trabajo. Eso es productividad, mejorar las condiciones de trabajo, que el trabajador participe del diseño del sistema de producción, con sus sugerencias.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Que haya, como el proyecto que mandamos (al Congreso) de Comité Mixto de Higiene y Seguridad (por el proyecto de ley para la creación de Comités Mixtos de Seguridad, Salud, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos en el trabajo, que promueve el Ejecutivo y que ingresó a Diputados el 7 de octubre último), un ambiente libre de violencia y acoso. Productividad es todo eso. Hace al ambiente del trabajo. Hace también a las definiciones de categorías y formas de trabajo, y para nosotros el mejor lugar para que se discuta es el convenio colectivo.

"El salario va a estar por arriba de la inflación"

Moroni sostuvo que "el salario va a estar por arriba de la inflación" y afirmó que las paritarias "han cumplido con su objetivo de ir manteniendo el salario en algunos casos y en otros ganando un par de puntos" respecto al alza de precios anual.

"Los últimos datos que tenemos es que, con las paritarias que ya estaban negociadas, que no incluye la negociaciones en curso ni los bonos en diciembre, es decir con los datos que teníamos hasta octubre, el promedio de las convenios colectivos va a estar cercano al 49%, medido en diciembre contra diciembre", dijo Moroni a Télam.

"Con las reaperturas que tenemos y los bonos que negociaron en fin de año, el salario va a estar por arriba de la inflación", agregó el ministro.




Moroni aclaró que "puede ser que en algún gremio en particular esto suceda más tarde, porque el año paritario no coincide con el año calendario; por ejemplo, en el sector público va de mayo a mayo" y explicó que "hay paritarias que a lo mejor esta recuperación del salario suceda en enero, febrero o marzo".

"Pero lo que estamos viendo es que la paritaria ha cumplido con su objetivo de ir manteniendo el salario en algunos casos y en otros ganando un par de puntos respecto a la inflación", analizó, y a modo de ejemplo planteó que la negociación de "Bancarios estará en el 51%".

-Télam: Tras el rechazo opositor al Presupuesto 2022, que preveía una inflación del 33% y a partir de allí se negociaban las paritarias, ¿cómo imagina este año?

-Moroni: Normalmente lo que hacemos es discutir con el Ministerio de Economía, que fija una serie de proyecciones, y en base a eso nosotros trabajamos en el esquema a los acuerdos paritarios. Es una charla que tenemos pendiente con el Ministerio de Economía.

-T: La Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) prevé un crecimiento del 2,7% y el Banco Mundial del 2,6% para la Argentina en 2022. ¿Eso cómo se traduciría en trabajo?

-CM: En realidad el Presupuesto y las estimaciones del Ministerio de Economía son superiores a ese crecimiento. Lo que estamos estimando es, que de seguir este ritmo de crecimiento previsto en la economía, podemos subir un poco más la generación de puestos de trabajo.

El año pasado teníamos 700 mil trabajadores suspendidos, que este año volvieron a trabajar. Es decir, se reactivaron 700.000 puestos de trabajaron y se crearon unos 300 mil.

Estamos estimando que el año que viene podemos estar en esos valores, entre 300 y 400 mil nuevos puestos de trabajo.

- T: La actividad económica había caído 9,9% en 2020. ¿En 2021 se recuperó todo eso?

-CM: En 2021 recuperamos, cuando podamos medir el último trimestre, porque la última medición que tenemos es hasta el tercer trimestre. En ese momento, prácticamente, habíamos recuperado casi la totalidad del empleo perdido, el trabajo en el sentido amplio, el de autónomos, monotributistas y en relación de dependencia. Y en diciembre yo creo que vamos a superar, porque lo que nos estaba faltando era el sector servicios, que todavía estaba sujeto a restricciones. Creo que vamos a estar por encima de los valores de 2019. De hecho la industria manufacturera y construcción están en valores arriba de 2019.


-T: ¿En qué puede incidir el acuerdo con el FMI en la generación de trabajo de este año?

-CM: El Fondo no ha pedido, en las reuniones que he mantenido, ninguna modificación de legislaciones laborales ni previsionales. Así que en realidad el efecto que pueda tener es el que tenga sobre la economía en general. No va tener un efecto en particular en las relaciones laborales.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

-T: En 2021 hubo debate con el tema del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que dejó de otorgarse, y se focalizó el Repro para ciertos sectores. ¿Cómo cree que funcionó eso?

-CM: Funcionó muy bien. El Repro vino a reemplazar a la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que era un mecanismo de subsidios para el pago de salarios para un momento particular de la Argentina, que era que ustedes no veían pasar una bicicleta por la calle. Estaba todo paralizado. A partir de que se empezaron a levantar las restricciones para determinadas actividades, que podían empezar a trabajar, ya la situación no era generalizada. Y ahí nació el Repro, que en realidad es la readaptación de un viejo programa del Ministerio de Trabajo.

Lo que ha venido sucediendo es que fue bajando la cantidad de empresas a la que fuimos asistiendo. Arrancamos con casi 600.000 trabajadores y hoy debemos estar en menos de la mitad. Arrancamos con un gasto mensual de 7.000 millones de pesos y hoy debemos estar en tres mil y pico de millones. El Repro funcionó muy bien. De hecho hay sectores, gastronómicos por ejemplo, en donde las cámaras y la hotelería nos decían que sin eso no hubieran podido subsistir.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Hay pequeños sectores que todavía siguen siendo asistidos. Uno muy importante es el de salud, el sector más estresado, con lo cual el 75% de la asistencia Repro va hacia establecimientos de salud. Y no solo asistimos empleadores sino a monotributistas, y eso también bajó muchísimo. Lo que vemos es que va bajando a medida que va recuperando la actividad económica.

-T: ¿Y el turismo ya dejará de recibirlo también?

-CM: El único sector geográfico que todavía queda afectado, que no tiene el mismo volumen turístico que en otras épocas, es la Ciudad de Buenos Aires, porque el turismo receptivo del exterior todavía no está en esos niveles. En los otros sectores prácticamente no tenemos ni pedidos.

Para cambiar planes por empleo se necesita "un programa de desarrollo que se sostenga en el tiempo"

Cambiar planes sociales por empleo genuino es uno de los objetivos del Gobierno a mediano plazo, una transformación que podrá lograrse con "un programa de desarrollo que se sostenga en el tiempo", consideró el ministro de Trabajo.

"Lo primero que tenemos que hacer es crear los puestos de trabajo", planteó Moroni en la entrevista con Télam.

"Para salir de estos problemas necesitamos un programa de desarrollo que se sostenga en el tiempo", reafirmó el ministro, porque "nadie contrata a alguien para producir lo que no vende" y se necesita "que la Argentina se desarrolle".

"Ahora, en ese marco, estamos trabajando muy bien con el Ministerio de Desarrollo Social en actividad por actividad. Arrancamos con las tareas de recolección, donde a veces son períodos muy cortos de trabajo, y el problema que tenía el trabajador que se formalizaba, con ese período corto, es que quedaba afuera de la asistencia. Lo que hicimos fue declararlo totalmente compatible. Eso permitió que se formalizaran más trabajadores en el sector de recolección", resumió.

Y amplió: "Después avanzamos en el sector de la construcción. Hoy tenemos detectadas ya a unas 3.000 personas que reciben el Potenciar Trabajo y que ya tienen certificación en el Ieric (Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción), que regula la construcción. Acordamos con la Cámara (Argentina de la Construcción), ya sacamos la resolución y estamos esperando a ver cómo va funcionando".




Moroni contó que tanto el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat como el de Infraestructura bonaerense, "van a poner como exigencias en sus pliegos de licitación de construcción de viviendas y de obras, que una porción de los trabajadores que ingresen en la empresa que gane provenga de gente que esté recibiendo el plan".

"En el otro sector que avanzamos con esquemas similares fue con gastronómicos", recordó el titular de la cartera laboral, y explicó: "En todos los casos estamos adicionando la capacitación. En construcción tenemos gente capacitada pero también tenemos abiertos los cursos de capacitación que ofrece el Ministerio para aquellos que quieran formarse. Y lo mismo pasa con gastronómicos. En ambos casos lo hemos acordado con los sindicatos, que tiene sus institutos de capacitación".

Para Moroni, la transformación de planes sociales en empleo "es un proceso que recién se inicia, que va a llevar su tiempo", pero cree que "es el único camino", porque "mucha de esa gente ya está trabajando, a veces en la informalidad, otra gente no ha conseguido trabajo, con lo cual la demanda de ellos no es recibir asistencia sino encontrar su ubicación del mejor modo posible y con un trabajo decente".

Sobre ese punto, recordó que en 2021 el ministerio a su cargo puso en marcha "un proyecto muy interesante, que es el portal de Empleo" y que "ya tiene unas 40 mil personas inscriptas".

El funcionario indicó que los interesados "incorporan allí sus datos, sus antecedentes y la formación que tome a través del portal se añade directamente a su currículum".

"Tenemos unas 4.000 empresas inscriptas", añadió Moroni, y agregó que "a través del portal Empleo se han contratado unos 2.600 jóvenes con el programa Te Sumo de asistencia a micropymes, y unas 1.000 personas que no tienen ninguna asistencia y que el portal ha permitido sus contrataciones. Es un sistema que asiste a la formación profesional".


-T: ¿Qué significa la reducción de la doble indemnización, que salió por decreto el 24 de diciembre?

-CM: Nosotros dijimos siempre que la prohibición de despidos y la doble indemnización eras medidas extraordinarias. Para poner más el acento, la prohibición de despidos fue la primera vez que se hizo en la historia argentina. No tenemos un solo antecedente que se hayan prohibido los despidos con el alcance de lo que hizo este Gobierno.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Como eran medidas extraordinarias para situaciones extraordinarias, en la medida que volviéramos a situaciones normales íbamos a volver a las protecciones normales, que son buenas en la Argentina, comparado con lo que es la regulación internacional en materia de normas de trabajo. Lo que hicimos fue hacer una salida gradual, de modo tal de ir acompañando esta situación, porque si bien estamos por arriba de 2019 seguimos pensando que no ese no fue un gran año. Con lo cual lo que hicimos fue una salida gradual y ordenada. Prudencia nada más.

-T: ¿Y cómo tomó el sector empresario esta reducción paulatina en seis meses?

-CM: No lo tomaron muy bien, porque esperaban que todo finalizara el 31 de diciembre, pero son decisiones del Gobierno.


La entrevista completa


La entrevista completa al ministro de Trabajo, Claudio Moroni

VER VIDEO



También te puede interesar