Política

22-12-2021 13:55 - Anuario 2021

ARA San Juan, la primera causa de espionaje que llegó hasta la cima del poder macrista

Sospechado por su supuesta responsabilidad en el armado de una estructura de inteligencia ilegal con objetivos políticos durante su Gobierno, Macri termina el año procesado por espionaje a los familiares de los submarinistas fallecidos y con la posibilidad de ser sujeto de nuevas imputaciones.

Por Ariel Zak
Por Ariel Zak
22-12-2021 | 13:55
Macri sospechado de establecer una estructura de inteligencia ilegal con objetivos polticos Foto Pepe Mateos
Macri, sospechado de establecer una estructura de inteligencia ilegal con objetivos políticos. (Foto: Pepe Mateos).

La causa por el espionaje ilegal a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan se convirtió en la primera en llegar a exponer las supuestas responsabilidades de Mauricio Macri en lo que parece haber sido -según surge de distintos expedientes judiciales- una estructura de inteligencia prohibida con objetivos políticos que funcionó en la Argentina durante el gobierno de Cambiemos.

Así lo escribió el juez interino de Dolores, Martín Bava, cuando procesó al exmandatario, el 1° de diciembre último: "El entonces Presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri, en conjunto con los jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), posibilitó, generó las condiciones, acumuló información, hizo uso y no dispuso el cese de la realización de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias".

Esa fue la conclusión a la que llegó el magistrado tras analizar la prueba encontrada en la base Mar del Plata de la AFI, donde había fotos de los familiares de los submarinistas del San Juan, informes sobre sus movimientos como colectivo y hasta anticipos de lo que le reclamarían al entonces mandatario en privado, o a través de una carta que le hicieron llegar.

El objetivo de aquel espionaje ilegal habría sido, según los investigadores, evitar que se dañara la imagen política del entonces jefe de Estado.

Mauricio Macri "posibilitó, generó las condiciones, acumuló información, hizo uso y no dispuso el cese de la realización de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias"Martín Bava, juez de Dolores

Quienes siguen este y otros expedientes en los que se investigan maniobras de espionaje ilegal aseguran que la causa del ARA San Juan es la primera pero no la última que llega hasta el exmandatario y que Macri incluso podría ser sujeto de nuevas imputaciones desde el mismo Juzgado que lo procesó, pero ahora en la causa en la que se investiga el desempeño de las bases del Área Metropolitana de Buenos Aires de la AFI.

La causa AMBA, citada en varias oportunidades en la resolución del procesamiento de Macri, es aquella de la cual surgió el expediente del ARA San Juan.

Este posible "efecto contagio" entre expedientes podría explicar el apuro del exmandatario por correr de la causa al juez Bava, lo que le permitiría luego tratar de que se declaren nulas todas las decisiones que lo afectaron, como el procesamiento, el embargo sobre sus bienes y la prohibición de salir del país.

La estrategia defensista de Macri, que se aproxima a pasar la Navidad procesado, es a varias bandas: por un lado, busca llevar a la causa a los tribunales de Comodoro Py a través de planteos de inhibitoria que ya recibieron el guiño del juez Martín Irurzun, de la Cámara Federal porteña; por otro, apuesta a que la Cámara Federal de Casación penal haga lo que no hizo la Cámara Federal de Mar del Plata y aparte del caso a Bava.

El expresidente quiere apartar al juez Bava y llevar la causa a tribunales amigos Foto Fernando Gens
El expresidente quiere apartar al juez Bava y llevar la causa a tribunales "amigos". (Foto: Fernando Gens).

Esa decisión está en manos de los jueces de la sala II del máximo tribunal penal del país, Alejandro Slokar, Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques, quien fuera funcionario del gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal.

Mientras tanto, Macri apeló su procesamiento y, por supuesto, la prohibición de salida del país que le impuso Bava, y que le interrumpió los paseos internacionales con los que había logrado continuar incluso ante la primera restricción que le fijó el juez cuando todavía no lo había procesado.

Macri está procesado en este expediente junto con su amigo y exjefe de la AFI, Gustavo Arribas, y con la exsubdirectora de la central de espías, Silvia Majdalani, entre otros.

Los exjefes de la AFI también están procesados en otras causas por supuesta violación a la ley de inteligencia nacional (ley 25.520), como aquella en la que se investiga el supuesto espionaje al Instituto Patria, búnker político del kirchnerismo, como también al domicilio de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Entre otros hechos por los que fueron procesados Arribas y Majdalani están los casos de espionaje ilegal a personas (en su mayoría exfuncionarios kirchneristas) privadas de su libertad, al igual que a periodistas, representantes de movimientos sociales y dirigentes del entonces oficialismo y de la oposición.

Macri en el juzgado de Dolores Foto Pepe Mateos
Macri en el juzgado de Dolores. (Foto: Pepe Mateos).

Por estas horas, los exjefes de la AFI tienen el foco puesto en lo que haga la Cámara Federal porteña, donde está siendo revisada la causa en la que se investiga el espionaje carcelario y el político, por la cual está procesada también la exresponsable del área de Documentación Presidencial de la gestión de Macri, Susana Martinengo.

El juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, fue quien dictó los 38 procesamientos de esa causa, mientras quienes están estudiando si los confirman o desarman son los magistrados del tribunal de apelaciones porteño, Eduardo Farah, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi.

Estos jueces también deberán decidir si mantienen o revocan la falta de mérito con la que fue beneficiado Darío Nieto, actual legislador porteño y exsecretario privado de Macri.

Con ese telón judicial de fondo, quienes conocen la exSIDE por dentro aseguran que no es posible que todas la maniobras de espionaje investigadas hoy en la Argentina hubieran sido desplegadas por "cuentapropistas", como sugirieron algunos de los imputados en sus declaraciones, ya que la estructura que se utilizó fue grande, de trabajo continuado e integrada en su mayoría por agentes y funcionarios que llegaron a la casa de espías durante el gobierno de Cambiemos.

También te puede interesar